Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Un alegato a favor de la evasión fiscal

(swissinfo.ch)

Un estudio del instituto 'Créa', de Lausana, defiende el sistema particular de Suiza, que no penaliza ese delito.

"¿Qué mejor medio para impedir que los estados incurran en prácticas fiscales expoliadoras sino la perspectiva de una fuga de capitales al exterior?" Es la pregunta que formula, sin rodeos, el instituto de investigación coyuntural de la Universidad de Lausana.

En un estudio "realizado en toda independencia" por encargo de la Fundación Ginebra Plaza Financiera y la Asociación de Bancos del cantón de Vaud, el 'Créa' defiende a capa y espada la excepción suiza en materia de evasión fiscal.

Patrimonios privados en Suiza

Si la economía suiza goza hoy de una situación excepcional, con tipos de interés que figuran entre los más bajos del mundo, lo debe al secreto bancario y, sobre todo, a "una cierta actitud de reserva en la cooperación internacional en el ámbito de información fiscal", subraya el estudio.

En otras palabras, la prosperidad del país y de su sistema financiero reposa en el hecho de que Suiza tolera la evasión fiscal. Cabe recordar que, contrariamente a la Unión Europea, la ley helvética distingue entre fraude fiscal y evasión fiscal.

En el primero, el contribuyente utiliza, por ejemplo, documentos falsos para engañar a las autoridades fiscales. En ese caso se trata de un crimen, que puede ser penalizado con prisión, y el banco estará obligado a levantar el secreto bancario si se abre una investigación penal.

La evasión fiscal, o sustracción de impuestos, se produce si una persona omite declarar ciertos ingresos. Este delito puede ser penalizado con una multa, pero el secreto bancario sigue en vigor y el fisco no tiene derecho a solicitar información alguna al banco.

Una distinción que constituye la baza de las entidades bancarias helvéticas, ya que muchos ricos aprovechan esta situación para evadir fondos y depositar su fortuna en los cofres suizos.

"El planeta necesita este tipo de santuarios fiscales para evitar que vayamos hacia un mundo al estilo de Orwell. La posibilidad de la evasión fiscal cumple una función importante a escala internacional", sostiene el instituto 'Créa'.

Presiones extranjeras

Pero no todos coinciden con esta visión. El fiscal ginebrino Bernard Bertossa estima, a título personal, que habría que combatir la evasión fiscal por una razón muy simple: Las ramificaciones utilizadas para evadir los impuestos son las que emplean los criminales para blanquear dinero de origen ilícito.

Queda por saber si a la larga Suiza podrá defender esta particularidad de su sistema jurídico. En los últimos meses se ha acentuado la presión internacional contra el secreto fiscal. El fisco de los otros países y plazas financieras rivales quisiera recuperar los capitales depositados en el país alpino.

El estudio del 'Créa' revela el peso del centro financiero helvético y subraya su importancia para la economía nacional. "Es un elemento clave de nuestra prosperidad, sobre todo en Ginebra, donde es un pilar central (de la economía)." "Si la plaza financiera ginebrina desapareciera o se debilitara, las consecuencias serían catastróficas."

La plaza financiera suiza contribuye en un 14% al valor añadido del país. "Esta proporción es probablemente la más elevada del mundo, puesto que asegura el 5% del total de puestos de trabajo", destaca el instituto 'Créa'.

Luigino Canal


Enlaces

×