Un nuevo talento argentino para el Grasshoppers

José Manuel Chatruc, es la nueva estrella argentina del Grasshoppers. Norma Dominguez

Se llama José Manuel Chatruc, tiene 26 años, y viene de salir campeón junto a Racing y a San Lorenzo.

Este contenido fue publicado el 07 julio 2003 - 16:04

Es uno de los jugadores más queridos en el ambiente y su talento le ha abierto las puertas para sumarse en Suiza a otros talentos latinos.

José Manuel Chatruc, el joven volante proveniente de San Lorenzo, llegó a Suiza este lunes (07.07) para incorporarse al Grasshoppers de Zúrich, el reciente campeón de la liga helvética de fútbol.

Uno de los más apreciados talentos en el ambiente futbolístico, llega el país alpino con muchas expectativas y con un gran desafío por delante: seducir con su profesionalismo al fútbol europeo.

Las puertas de Europa

Con sus 26 años y un humor apreciado por todos sus compañeros, el inquieto Chatruc conversó con swissinfo en Buenos Aires horas antes de su partida. Habló de su experiencia, sus hobbies, sus afectos y sus expectativas:

“Hace tiempo que venía pensando en ir a jugar afuera, y es una alegría que los suizos se hayan fijado en mi. Esta es una posibilidad que me abre las puertas de toda Europa”, dice sonriente.

El chico que ya ostenta dos campeonatos, primero con el Racing y luego con San Lorenzo, comenzó a jugar a los 17 años en las ligas inferiores y a los 19 debutó en el fútbol profesional.

Apenas terminó el colegio inició la carrera de Psicología y hace unos años, cuando decidió vivir solo, hizo un curso de chef con el afamado “Gato” Dumas y otro de “susshi” porque le gusta “comer bien y es un hobbie”, según sus palabras.

¿Expectativas? Las mejores

El volante argentino no oculta que se va a Suiza “con las mejores expectativas”. Sabe que el Grasshoppers es uno de los mejores clubes y que viene de ser campeón, y sabe también que varios latinos lo estarán acompañando, entre ellos, su coterráneo Fernando Gamboa.

“La semana pasada estuve allá conversando con Gamboa, quien me recibió muy bien y me contó un poco del club. Igualmente quiero ver cómo es el fútbol suizo porque no conozco casi nada porque acá no llegan las transmisiones”, explicó Chatruc.

Aunque sabe que el estilo helvético es bastante diferente al argentino, reconoce que tiene ganas de “jugar, palparlo y sentirlo” cuando esté allí y conviva con sus compañeros: “El fútbol no es sólo cómo se juega, sino también cómo se entrena, cómo lo vive la gente”, reflexiona.

“Chatruc” por Chatruc

swissinfo le pidió a Chatruc que les explique a sus futuros compañeros con quién se iban a encontrar, y él se autodefinió así:

“En cuanto a lo futbolístico, con un profesional aguerrido que no se da nunca por vencido. En lo personal, con un tipo que está siempre de buen humor, que es muy divertido y que trata de disfrutar la vida cada día.”

Convencido de que el fútbol latino puede aportarle cosas al helvético, Chatruc considera importante la tarea que hicieron los compañeros que ya pasaron por Suiza:

“Tanto Gamboa, como Rossi, Giménez y todos los jugadores latinoamericanos que están allá hicieron las cosas bien, han abierto las puertas para que sigan contratando jugadores.”

“También para mí es un desafío hacer las cosas bien y permitir la llegada de otros colegas argentinos,” concluye.

“Chatruc” por sus compañeros

Alegría y nostalgia. Estas dos palabras pueden resumir lo que transmitieron a swissinfo Alberto “Beto” Acosta, el eterno goleador que desde hace un año comparte la camiseta azul y roja con José Manuel, y su entrenador Rubén Darío Insúa.

Para Acosta, Chatruc no sólo viene de hacer una campaña excelente como profesional y es un “trabajador del fútbol”, sino que como persona es “diez puntos”.

“Él hace divertir a todo el grupo, todo el tiempo, y se merece lo que está viviendo. Está confiado de que va a triunfar y eso es lo importante,” asegura Acosta y agrega:

“Lo vamos a extrañar todos porque nos dio mucho como jugador y sobre todo porque es una excelente persona”.

Rubén Insúa, por su parte, define al nuevo “salta montes” como un mediocampista bastante completo, “con buena capacidad de marca, llegada de gol y temperamento”.

“Chatruc está acostumbrado a jugar en equipos grandes y por eso creo que los suizos se van a encontrar con un jugador de categoría”, estima el entrenador mientras asegura que lo que más va a extrañar es la participación activa que ha tenido.

Quizás un tango de Gardel

“Le deseamos mucha suerte porque se la merece como persona y como jugador”, concluye Insúa, coincidiendo con Acosta.

Un nuevo mundo está esperando a José Manuel. Abrazando cada vez más de cerca el éxito, el “chef”, como le dicen sus compañeros, parte esperanzado a vivir esta experiencia que, aunque lejos de sus afectos, sabe que es un paso más en su carrera y que está acompañado.

Tal vez en la valija, como dijo un respetable colega, porte un mate, un dulce de leche, las fotos de los suyos y quizás, sólo quizás, algún tango de Gardel.

swissinfo, Norma Domínguez, Buenos Aires

Datos clave

Después de Brasil, Argentina es el segundo país exportador de jugadores profesionales al fútbol suizo.
Basilea y el Grasshoppers reúnen a los máximos talentos.
Los clubes suizos constituyen la antesala del fútbol europeo.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo