Un suizo en los mandos de la Eurocopa 2004

Martin Kallen, el suizo de la UEFA en la Eurocopa 2004. RDB

Delegado de la UEFA en Portugal desde 2002, Martin Kallen supervisa la organización del Campeonato Europeo de Fútbol.

Este contenido fue publicado el 03 junio 2004 - 09:59

Desde su oficina en Lisboa, este suizo del ‘Oberland’ actúa como director de operaciones de la competencia para que la Eurocopa 2004 sea un éxito.

16 selecciones, incluida la de Suiza ; 31 encuentros, diez estadios nuevos, millones (en inversiones y beneficios), acreditación de miles de periodistas, entradas para unos 500.000 hinchas y aficionados que irán a Portugal , la seguridad y los riesgos de atentados.

Uno hombre, uno solo, está en la cumbre de esta pirámide tentacular. Es un suizo el encargado de hacer que todo esté listo para el Día D: el 12 de junio de 2004, fecha del encuentro de apertura entre Portugal y Grecia.

En el noveno piso de un rascacielos en Lisboa, 53 Avenida da República, el “Gran Manitú” Martin Kallen - pomposamente denominado director de operaciones de la competencia -, trabaja ininterrumpidamente desde hace dos años.

Pone en marcha lo necesario para que el tercer acontecimiento deportivo y mediático (detrás del Mundial y de los Juegos Olímpicos) pueda desarrollarse sin contratiempos. Entrevista.

swissinfo: Martin Kallen, es probable que -en su función-, usted haya escuchado miles de veces esta pregunta, pero, ¿estará todo listo el 12 de junio ?

Martin Kallen : Nos encontramos ciertamente en la recta final y estamos…casi listos. Francamente, tenemos un poco de retraso, pero en un proyecto de esta envergadura es normal. Tenga la seguridad de que todo está bajo control.

swissinfo: En el plano de la organización, ¿cuáles son los tres problemas principales que ha debido enfrentar usted hasta ahora ?

M.K.: El problema principal es sin duda el tiempo. El proyecto tiene retardo desde el principio y los días son demasiado cortos.

El segundo concierne involucra los aspectos relacionados con la seguridad, porque tenemos la tarea imperativa de controlar todos los parámetros. Colaboramos estrechamente con el gobierno portugués que está a cargo de los asuntos vinculados con el terrorismo o el hooliganismo. Además se ha creado varias comisiones especiales.

En fin, el hecho de que los diez estadios donde se disputarán los 31 partidos de la competencia sean nuevos no ha sido una tarea sencilla.

Cuando llegué a Portugal estaban en plena construcción y debimos supervisar de cerca las obras para que todo concluya a tiempo y conforme a las normas establecidas.

swissinfo: ¿Se dió cuenta de la magnitud de la tarea antes de ser enviado a Portugal , en junio de 2002 ?

M.K.: No, de ninguna manera. Dado que todo fue centralizado en Lisboa, en el cuartel general, pensé que la labor sería más sencilla. Pero ha sido enorme, vertiginosa. Por suerte estoy rodeado de excelentes colaboradores que dan lo máximo de sí y trabajamos con mucho ánimo. Hay que ser duro con uno mismo, resistente, y mantener el criterio positivo, pase lo que pase.

Para mí, esta aventura es extraordinaria y enriquecedora desde todo punto de vista.

swissinfo: Usted trabaja para Portugal, pero es de nacionalidad suiza. ¿Cambia algo ese hecho?

M.K.: Tiene una importancia enorme. Hay que ser digno de la condición de huésped que se nos ofrece. De hecho, eso nos obliga a permanecer un poco al margen. Este torneo de la Eurocopa es de los portugueses.

Debemos asimismo ser amplios y aceptar la inserción en otra mentalidad. Aquí, todo se decide en el último momento. Es imposible planear las cosas con demasiada antelación, tal como se hace en Suiza.

Pero los portugueses dan muestras de una creatividad constante para resolver los problemas que surgen. En dos años he aprendido que todo es posible. Pero también se debe mantener la calma...ser más ‘cool’. Incluso en la carretera, porque los portugueses circulan a gran, gran velocidad.

Además, Portugal es un país a descubrir: su historia, sus paisajes, sus gentes, la alimentación.

swissinfo : ¿Cómo perciben los portugueses esta manifestación deportiva de primer orden ?

M.K.: Hoy es muy alta la fiebre. Los portugueses se sienten orgullosos de organizar la Eurocopa. Se habla de ello por todas partes: en los medios de comunicación, la calle, los cafés. Es verdaderamente el tema de conversación número uno.

Y las voces que se elevaron para oponerse a las inversiones en la organización del evento están reduciéndose a una porción pequeña.

swissinfo: ¿Cómo desea que sea este campeonato de Europa ?

M.K.: Primero : buenos encuentros. Eso es lo más importante. Cada minuto de nuestro trabajo es a favor del fútbol, y deseamos sinceramente que la competencia se desarrolle con un altísimo nivel.

Por otra parte, la UEFA y la Federación portuguesa me han pedido preparar el mejor campeonato jamás organizado hasta ahora. Para que la fiesta sea perfecta será necesario convertirla en una historia portuguesa. El país hace lo máximo con los diez estadios nuevos (una primicia en la historia de la Eurocopa). Sólo falta una victoria final.

Una cosa es cierta. Voy a lanzar un ouf (respiro) de alivio el 5 de julio, después de la final. Luego pondré en orden los últimos detalles -hasta el mes de septiembre-, es decir hasta el momento en el que el último de mis colaboradores deje las oficinas aquí, en Lisboa.

swissinfo: Usted es un gran aficionado al fútbol. ¿Cuáles son sus pronósticos ?

M.K.: Los dieciséis equipos son casi del mismo nivel. Aún cuando Francia sea favortia, la República Checa y Portugal son suceptibles de ir hasta el final de una magnífica aventura.

Suiza podría causar la sorpresa y llegar a los cuartos de final. Presenciaré uno de los encuentros de cada día y voy a seguir especialmente a Suiza y Portugal.

Entrevista swissinfo de Mathias Froidevaux
(Traducción, Juan Espinoza)

Datos clave

Martin Kallen tiene 40 años
Entró a la UEFA en 1994
Es delegado en Lisboa desde junio de 2002 con el cargo de director de operaciones de la Eurocopa 2004.

End of insertion

Contexto

En Portugal, Martin Kallen es el responsable de las operaciones de la sociedad Euro 2004 S.A., estructura nacida de la colaboración entre la UEFA y la Federación portuguesa de fútbol (FPF) para la organización del torneo.

Antes había organizado sobre todo las tres finales de la Liga de Campeones.

Oriundo de Frutigen, Oberlan bernés, Martin Kallen trabajó durante siete años en la línea ferroviaria Berna-Lötschberg-Simplon antes de incorporarse a la UEFA, en 1994.

Kallen se perfila como candidato ideal para presidir el comité organizador de la Eurocopa 2008, que tendrá lugar en Suiza y Austria.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo