Navigation

Una Cumbre Mundial, ¿y después qué?

La ONU debe redoblar esfuerzos contra la pobreza extrema. Archivo de la ONU

Este 14 y 15 de septiembre se lleva a cabo la Cumbre Mundial de la ONU en Nueva York. El embajador de Suiza ante esa organización, Peter Maurer, se pregunta sobre los progresos reales que pueden abordarse allí.

Este contenido fue publicado el 14 septiembre 2005 - 12:14

Maurer participó en las negociaciones en torno al documento final. Entrevista swissinfo.

Más de 170 jefes de Estado y de gobierno se incluyen en la lista de participantes en la Cumbre Mundial 2005 de Naciones Unidas, que comienza este miércoles.

Desde hace dos semanas, los embajadores de unos 30 países - incluido Suiza-, se hicieron a la tarea de elaborar el documento final del encuentro.

Lucha contra la pobreza, derechos humanos, terrorismo, armas nucleares, intervenciones en caso de genocidio y reforma de Naciones Unidas: tantos temas en los que los países miembros de la ONU tienen opiniones dispares.

swissinfo: EE UU trabajó sinuosamente para diluir todo esfuerzo a favor de la ayuda al desarrollo y la lucha contra el recalentamiento climático. ¿Cómo se pueden esperar progresos efectivos si los más poderosos rechazan participar en ello?

Peter Maurer: Creo que es legítimo que cada país exponga claramente sus posiciones. Y en ese sentido, es útil conocer dónde se encuentran las prioridades estadounidenses en esas negociaciones.

Esto quiere decir que numerosas delegaciones, incluida la nuestra, encontraron molesto que esas posiciones hayan sido expuestas tan tarde. Esto condujo a agregar al texto una serie de enmiendas difíciles de digerir en tan tardío momento. Y, ciertamente, eso no facilitó la tarea de alcanzar el consenso para el documento final.

swissinfo: Suiza jugó un papel importante en la elaboración de la reforma que debería concluir con el reemplazo de la Comisión de los Derechos Humanos por un Consejo. ¿Qué progresos obtuvo en ese tema?

P.M.: Hemos trabajado muy duro para que ese Consejo sea respaldado por un mandato largo y preciso. Pero nos damos cuenta de que hay ciertas oposiciones y no estamos seguros de alcanzar el consenso.

El mandato, la talla y la misión del futuro Consejo de los Derechos Humanos deben ser decididos durante la sexagésima Asamblea General, que se realiza de forma paralela durante la Cumbre. Podremos ver durante su transcurso hacia dónde van las negociaciones futuras.

swissinfo: Suiza formó parte de esa red de más de 30 países que se ocuparon del documento final de la Cumbre. ¿Qué pudo aportar a estas negociaciones, en su calidad de uno de los miembros más jóvenes de la ONU?

P.M.: Esencialmente dos cosas. Primeramente, y junto con otras delegaciones, supimos presionar en algunos puntos para alcanzar un compromiso. Este fue el caso para la acción humanitaria y para ciertos elementos relacionados con los cambios climáticos, el desarrollo sostenido y las personas desplazadas en el interior de un país.

Por otra parte, fuimos lo suficientemente eficaces para defender algunos pilares centrales de la reforma de Naciones Unidas. Pienso en el Consejo de los Derechos Humanos, pero también en el compromiso claro para una mejor vigilancia y un mejor desempeño de la secretaría general.

swissinfo: ¿Tiene confianza en los resultados de la cumbre? ¿Cree que de aquí al viernes se obtendrá algo realmente significativo?

P.M.: Sabe, yo siempre permanezco confiado. De nuevo cabe decir que la cuestión será ver si habrá resultados concretos que salgan de la Cumbre y cuántas interrogantes permanecerán en suspenso hasta la sexagésima Asamblea General.

Entrevista: Adam Beaumont en Nueva York
(Traducción. Patricia Islas)

Contexto

La ONU debe redoblar esfuerzos contra la pobreza extrema. (Imagen: Archivo de la ONU)

La Cumbre Mundial 2005 de Naciones Unidas se realiza en Nueva York este 14 y 15 de septiembre.

Reúne a 170 jefes de Estado y de gobierno.

En la agenda: desarrollo, seguridad, derechos humanos y reforma de la ONU.

Se esperan avances en los esfuerzos en busca de cumplir los objetivos del milenio, entre los que se plantea la reducción de la pobreza extrema en el mundo hasta el 2012.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo