Venezuela promete garantías a inversiones suizas

Christoph Etter (izquierda) y Rafael Simón Jiménez. swissinfo.ch

El vicepresidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Rafael Simón Jiménez, explicó ante empresarios suizos las medidas para garantizar la inversión extranjera en su país.

Este contenido fue publicado el 26 septiembre 2002 - 19:27

El diputado presentó su perspectiva sobre la economía venezolana.

Invitado por la Cámara de Comercio Latinoamericana en Suiza, que preside el Doctor Christoph Etter, el diputado Rafael Simón Jiménez del Movimiento al Socialismo (MAS) se reunió en Zúrich con los representantes de los principales bancos y empresas suizas que poseen intereses en Venezuela.

A la cita concurrieron representantes de los bancos Julius Baer, Credit Suisse, UBS, Vontobel, Banco Mercantil, Banco Von Ernst & Cie, Clariden Bank, BBVA Privanza Suisa (Portugal), entre otros, así como de las empresas Nestlé, Alstom AG, Panalpina, Fischer Chemicals y Floriep Rengli & Partner.

El objetivo de la reunión fue responder en forma personalizada a las inquietudes manifestadas por los inversionistas suizos sobre el futuro de la economía venezolana y sobre los principales aspectos de la actual reforma económica y monetaria realizada por el gobierno del presidente Hugo Chávez.

Simón Jiménez precisó que actualmente existe una campaña de desinformación sobre la situación política y económica del país, fomentada por los enemigos políticos del actual régimen y, en consecuencia, su visita a Suiza consistió en aportar elementos más de acuerdo a la realidad venezolana.

No ocurrirá lo mismo que en Argentina

Ante las inquietudes de algunos inversionistas suizos, el parlamentario aseguró que en Venezuela no sucederá lo mismo que en Argentina, pues el Estado posee y administra grandes recursos, incluso muchos de ellos aún no explotados, como las reservas de oro y de diamantes. Esto, dijo, permite pagar puntualmente los intereses de la deuda externa.

Asimismo aseguró que el Estado está en condiciones de garantizar las inversiones extranjeras gracias a las reservas generadas por el petróleo, lo que permitió crear un Fondo de regulación, y proteger a los inversionistas sobre las fluctuaciones monetarias. Sin embargo, Simón Jiménez admitió que la devaluación del bolívar ha sido en la realidad de casi un 100%.

Repunte económico pese a la inflación

El bolívar seguirá flotando y no se volverá a un sistema de paridad fija, pero su devaluación no tendrá una incidencia en la inflación, afirmó Simón Jiménez.

En cuanto al pronto repunte de la economía, señaló que ello dependía de la estabilidad política interna, lo que debería estar aclarado a mediados del mes de agosto del 2003, fecha en que el actual gobierno deberá confrontarse al "referendo revocativo". Es decir, "el pueblo deberá pronunciarse si el Presidente y su equipo continúa o se va".

Ante preguntas sobre la salud económica de la principal empresa estatal de petróleo, el presidente de la Asamblea Nacional aseguró que Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA) cuenta con reservas internacionales suficientes, lo que le ha permitido recuperarse de su endeudamiento y responder puntualmente a los acreedores internacionales.

Por último, Simón Jiménez destacó que el repunte de la economía venezolana se vería beneficiado con la futura alza del precio del petróleo que se vislumbra ante la guerra que Estados Unidos y sus aliados lanzarían en contra de Irak.

Alberto Dufey

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo