Navigation

WWF: 8% de la madera importada es ilegal

Los aserraderos ilegales matan al bosque tropical, como aquí, en Sumatra. WWF/www.panda.org

La organización ecologista WWF exige controles más severos para impedir la entrada a Suiza de madera talada de forma ilegal.

Este contenido fue publicado el 03 marzo 2005 - 20:51

De acuerdo a esta agrupación, 8% de la madera importada tiene ese origen. Una aseveración que refuta la asociación suiza de la madera.

La WWF se basa en un estudio cuyos resultados demuestran que cerca del 8% de las importaciones suizas de madera proviene de explotaciones salvajes, hechas en detrimento de las leyes que regulan la defensa de la naturaleza y de los habitantes de las regiones concernidas.

La organización ecologista estima que cada año, alrededor de un millón de m³ de madera procedente de esta producción ilegal entra a territorio suizo.

Además, más del 40% de toda la madera importada se introduce al país ya en forma de productos terminados (muebles o papel), lo que para la WWF significa un verdadero "blanqueo de madera".

Petición

La organización ecologista lanza una petición para exigir a las autoridades suizas que sean más rigurosas en las reglas de la importación de productos madereros.

El texto petitorio reclama que se declare el origen de la madera utilizada en los productos terminados.

La WWF también quiere que haya acuerdos con los países productores para combatir la tala ilegal y que se impongan controles más eficaces.

"Suiza se congratula actualmente al observar las medidas –ya tomadas o en curso de ser elaboradas- con la Unión Europea, más avanzada en la lucha contra el comercio de madera ilegal", indica el director del WWF Suiza, Hans-Peter Fricker.

La WWF ha iniciado una tarea de sensibilización con las direcciones de los partidos políticos del país y con diversos parlamentarios para incitarlos a tomar cartas en el asunto.

La organización del oso panda también participa en conversaciones con la Secretaria de Estado de Economía, dependencia gubernamental que evalúa actualmente los resultados del estudio de la WWF.

Problema global

El tráfico de madera ilegal es un "problema global que no sólo pone en peligro a la naturaleza, sino también al ser humano", advierte Claude Martin, director general de WWF internacional.

La tala inmoderada se concentra en los países que poseen los grandes bosques restantes en el globo: las regiones tropicales de África -donde entre el 50% y el 70% de la tala sería ilegal-, Asia y Sudamérica, al igual que Europa del Este.

La WWF cita también un estudio del Banco Mundial en el que se afirma que el comercio de madera ilegal provoca pérdidas anuales de 15 mil millones de dólares en impuestos y aranceles que, de ser cobrados, serían de beneficio para los países menos favorecidos.

De acuerdo al BM, este flagelo provoca una depreciación del precio de la madera de entre el 7 al 16% en el mercado mundial.

Lignum, la organización maderera suiza, refuta el estudio de la WWF, al afirmar que estas cifras no tienen base seria. Para los profesionales suizos del sector, la campaña de la organización ecologista "cuestiona a toda la industria de la madera".

Sin embargo, Lignum reconoce el problema de la tala ilegal, y por ello, esta agrupación dice haber creado el sello "Swiss Quality", una forma también de defender la producción local.

swissinfo y agencias

Datos clave

El comercio ilegal de madera es responsable de vastas deforestaciones, sobre todo en países tropicales y en Europa del Este.

Entre el 50% y el 70% de la tala en África central es realizada de forma ilegal.

Este comercio provoca pérdidas por 156 mil millones de dólares anuales en aranceles, en detrimento de los países menos favorecidos.

End of insertion

Contexto

Según la WWF, 8% de la madera importada en Suiza es talada ilegalmente.

Esta madera transita frecuentemente por terceros países, antes de llegar a Suiza, lo que la organización ecologista llama una operación de "blanqueo de madera".

La WWF lanza una petición para exigir a las autoridades federales la prohibición de importaciones de madera ilegal. Concretamente exige una declaración de origen para todos los productos derivados de la madera.

Lignum, la organización de la economía suiza del bosque y la madera, refuta las cifras de la WWF.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo