Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Zimbabue debe encontrar salida a la crisis

Círculos opositores afirman que el gobierno paga para intimidarles.

(Keystone)

La situación es aún tensa en ese país que celebra este viernes la segunda vuelta de unas elecciones presidenciales en las que hay un solo candidato, el presidente, Robert Mugabe, quien ha desafiado las condenas internacionales y los llamamientos a posponer los comicios.

El embajador suizo en Harare, Marcel Stutz, considera que para que sean eficaces las presiones del exterior, es necesario que estos llamamientos provengan de la misma región del sur africano.

Las elecciones han sido largamente condenadas y un comité de seguridad de la Comunidad para el Desarrollo del Sur de África (SADC) hizo un llamamiento a que fuesen pospuestas, diciendo que la reelección de Mugabe como único candidato carecería de legitimidad.

Mugabe, de 84 años, planeando extender su mandato de 28 años, se mantuvo desafiante y se burló de los líderes africanos.

El líder de la oposición, Morgan Tsvangirai, quien se retiró de la elección el pasado domingo (22.06) por la violencia estatal y las amenazas, pidió a sus partidarios que no voten a menos que sus vidas estén en peligro.

"Si es posible, les pido que no vayan a votar. Pero si deben votar al señor Mugabe debido a amenazas de muerte, háganlo", escribió en un comunicado.

Tsvangirai agregó que los resultados de las elecciones carecerán de sentido porque no reflejarán la voluntad del pueblo de Zimbabue.

La ONU estudiará sanciones

Mugabe ha prohibido la presencia de observadores de países occidentales críticos con su gobierno y negó la entrada a cientos de periodistas extranjeros que querían cubrir las elecciones.

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas va a estudiar nuevas sanciones contra el país la semana que viene, mientras que el grupo de los ocho países más desarrollados del mundo (G8) dijo el viernes que deplora las acciones de las autoridades de Zimbabue.

Ya el lunes (23.06), el Consejo condenó la violencia política en ese país y explicó que en esas condiciones era imposible realizar elecciones libres.

Miedo de la población

"Se requiere hacer presión para convencer al gobierno de Zimbabwe para que organice elecciones libres y justas", sostiene el embajador suizo en ese país, Marcel Stutz.

En su opinión, toda posición emitida fuera de África tiene menos impacto. "Si la Unión Europea o Suiza hacen una declaración, tiene cierta importancia, pero no constituirá una prioridad para el gobierno de Zimbabue".

Según Marcel Stutz, el país aún funciona, pero la situación se ha deteriorado bastante en los últimos días. "La gente tiene miedo, no sabe lo que pasará después".

En Ginebra, Prosper Munatsi, secretario general del Movimiento de Estudiantes Cristianos de Zimbabue, recientemente advirtió de las exacciones cometidas contra partidarios de la oposición.

"La atmósfera política es muy tensa. La violencia ha explotado en todo el país", comentó a swissinfo. "Las personas son golpeadas con gran dureza, tanto en las zonas urbanas como en el campo. Por todas partes la gente es lastimada por jóvenes que forman parte de las milicias pagadas por Estado".

Muntasi fue detenido el 12 de junio, junto con otras nueve personas, en las oficinas de su organización. Fue liberado dos días después.

En Suiza participó también en el Centro de Estudios Africanos de la Universidad de Basilea el martes pasado (24.06), donde explicó que "toda persona que trabaja con organizaciones civiles, de protección social y la iglesia es considerada por el gobierno como simpatizante de la oposición".

swissinfo, Clare O'Dea y agencias
(Adaptación y traducción: Patricia Islas Züttel)

Zimbabue

La situación económica es desastrosa en Zimbabue. La tasa inflacionaria aumenta de 10 a 20% al día, según calcula el embajador suizo en Harare, Marcel Stutz.

El Programa Mundial de Alimentos de Naciones Unidas (PAM) ha respaldado a un tercio de la población, pero este año el gobierno ordenó a las organizaciones humanitarias suspender su trabajo en el país.

El 80% de la población nacional está desempleada.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon, considera que la situación en Zimbabue representa actualmente "el mayor desafío para la estabilidad de África austral".

Fin del recuadro


Enlaces

×