Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

Participación ciudadana en Madrid


“Si los suizos pueden, nosotros también”



Por Rodrigo Carrizo Couto, Ginebra




 Otros idiomas: 5  Idiomas: 5
Manuela Carmena se estrenó en junio pasado como alcaldesa de Madrid, un ayuntamiento que estuvo 24 años en manos del Partido Popular. (AFP)

Manuela Carmena se estrenó en junio pasado como alcaldesa de Madrid, un ayuntamiento que estuvo 24 años en manos del Partido Popular.

(AFP)

Manuela Carmena es la alcaldesa de Madrid desde junio de 2015. Esta jueza emérita y jurista, polémica, popular y carismática aplica políticas inspiradas en la democracia directa y abre nuevas vías de participación ciudadana.

En septiembre, su Ayuntamiento puso en marcha una plataforma de participación ciudadana y consultas vinculantes que convierten a Madrid en la mayor experiencia de democracia directa llevada a cabo hasta hoy en España.

swissinfo.ch: ¿Cómo implementa la participación ciudadana desde el Ayuntamiento de Madrid?

Manuela Carmena: Hemos generado una página web en la que los ciudadanos pueden presentar todo tipo de propuestas, siempre que estas sean legales y respeten los derechos humanos. Las propuestas tienen que ir ganando adeptos hasta llegar al 2% del padrón, lo que representa unas 55 000 personas. Una vez alcanzado este punto, se plantea la posibilidad de realizar un referéndum e implementar las decisiones que se deriven. Muy sintetizado, consiste en esto.

swissinfo.ch: ¿La democracia directa suiza le ha servido de modelo? ¿O su inspiración viene más del 15M?

Manuela Carmena: Vamos a ver, por edad yo ya no pertenezco a la generación del 15M que, dicho sea de paso, me pilló fuera de España. Pero creo que el 15M representa una manera nueva de hacer política, que han liderado algunas personas muy jóvenes y que trabajan hoy en mi equipo del Ayuntamiento. En Madrid se juntaron el hambre y las ganas de comer (risas), como quien dice. Fue así que encontré a estos jóvenes, quienes me pidieron que colaborara con ellos y presentara mi candidatura [a la alcaldía por Ahora Madrid].

Por otra parte, hace tiempo que tomé consciencia de que la democracia representativa está llegando a sus límites. No funciona. De hecho, siempre me ha interesado mucho la obra de Simone Veil [política y exministra francesa], y cuando descubrí sus pensamientos críticos sobre los partidos políticos tradicionales, me sentí confirmada en lo que pienso.

swissinfo.ch: ¿Y Suiza en todo esto?

Manuela Carmena: Estuve viniendo a Ginebra con frecuencia desde 2003, cuando era relatora especial de la ONU para detenciones arbitrarias. Cada vez que veía anunciado un referéndum en los muros de las calles pensaba: “Pues si los suizos pueden hacerlo, lo tenemos que poder hacer nosotros también, ¿no?”.

swissinfo.ch: Su colaborador Pablo Soto hablaba en una entrevista de "Suiza, el país de las minorías satisfechas". ¿Algo similar es lo que espera conseguir usted en Madrid?

Manuela Carmena: Pablo es el concejal responsable de participación ciudadana. Y me consta que esta es su opinión sobre Suiza, al igual que la mía. Como ya le dije, me fascinaba ver los afiches anunciando los futuros referéndums. Pero quisiera recordar algo muy importante que ha dicho el secretario general de la ONU, Ban Ki Moon: “La democracia no puede ser solo representativa”. Por tanto, es necesario que nos planteemos encontrar otras estructuras democráticas.

Creo que la democracia que permite las propuestas y decisiones directas de los ciudadanos es muy interesante. Hay que seguir pensando en qué otras formas de democracia representativa pueda haber y que no tengan que ver con los partidos políticos, sino que sean mucho más agiles, más flexibles y sobre todo más relacionadas con decisiones concretas en el terreno. Lo malo de los partidos políticos es que están definidos en una cierta globalidad. Están obligados a pronunciarse sobre todo y a decidirlo todo. Creo que sería bueno que intentemos superar estos esquemas que se nos han quedado un poco chicos.

swissinfo.ch: ¿Y qué ocurre cuando el pueblo vota ‘mal’, como cuando los suizos respaldaron en las urnas la polémica prohibición de construir minaretes en las mezquitas de este país?

Manuela Carmena: Pues supongo que es algo que hay que aceptar. Considero que tenemos que contar con que la sociedad pueda equivocarse. Pero atención, como dije al principio de la charla, tenemos que tener siempre claro que ninguna decisión popular puede ir en contra del necesario respeto de los derechos humanos.

En este caso en particular de los minaretes, a mí no me ha gustado esa resolución de los suizos, pero siempre que no se vulneren los derechos fundamentales, hay que respetar las decisiones populares. La sociedad puede decidir sobre cualquier tema, mientras no se vulneren los derechos humanos y se respeten los marcos institucionales y jurídicos.

swissinfo.ch: ¿Se puede ‘exportar’ la democracia directa suiza?

Manuela Carmena: Creo que exportar algo completo, como un paquete, no es una buena idea. Lo positivo es aceptar influencias. No soy partidaria de que se puedan trasplantar experiencias en bloque de una sociedad a otra. Pienso que los seres humanos somos muy parecidos, pero dicho esto añado que la sociedad española tiene muy poco que ver con la sociedad suiza (risas), aunque ellos tienen instrumentos políticos muy interesantes y estamos abiertos a un intercambio.

swissinfo.ch: Europa está virando políticamente a la derecha. Hace unos días Suiza dio una victoria histórica a la derecha nacionalista, y antes lo hizo Austria. En Francia crece el Frente Nacional. ¿Qué análisis hace de este fenómeno?

Manuela Carmena: Es cierto, pero en Madrid no tenemos fenómenos de este tipo, más vinculado a una cierta forma de defensa del nacionalismo que nos es ajeno. Es posible que en esto haya influido mucho que la gran emigración a Madrid haya sido fundamentalmente latinoamericana, lo que hace que el español los sienta muy cercanos. Somos pueblos hermanos. En Madrid no hay movimientos racistas significativos, y pienso que ningún partido de esas características podría prosperar en nuestra ciudad.

swissinfo.ch: ¿Apoyaría usted la idea de que España introduzca en la Constitución la posibilidad de mayor control democrático y participación ciudadana mediante referéndums, como en Suiza?

Manuela Carmena: No me parece mal. Podríamos precisar el tema un poco y darle algunas vueltas para adaptarlo a nuestra realidad. Pienso que sería positivo también abrir la iniciativa legislativa, que en España está enormemente limitada. Es muy difícil de implementar que una propuesta de ley llegue por iniciativa legislativa a las Cortes. Por lo tanto, apoyaría esta idea.

swissinfo.ch: ¿Qué herencia le gustaría dejar en Madrid?

Manuela Carmena: Pues un Madrid mucho más libre, muchísimo más creativo, más brillante y sobre todo mucho más justo. Con un mayor nivel de igualdad y una gran mejora en lo social.

Conferencia sobre migración

Manuela Carmena participó esta semana en la Conferencia sobre Migrantes y Ciudades de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) celebrada en Ginebra.

Durante su ponencia defendió un Madrid abierto a los migrantes y recordó que “Madrid es una ciudad de acogida en la que viven más de 600 000 personas que no han nacido en España”. Igualmente abogó por el cierre de los CIES (Centros de Internamiento de Extranjeros) con el argumento de que “una persona no puede estar detenida por el simple delito de haber infringido las normas de ingreso en un país”.

La alcaldesa de Madrid declaró a swissinfo.ch que Madrid “hace todo por acoger a los refugiados sirios y darles alojamiento”, pero también destacó que “los sirios tienen la intención de irse lo antes posible. No quieren quedarse en España”. 

swissinfo.ch

×