Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

"El Papa es quien debería pedir disculpas"

El Papa Benedicto XVI no tiende la alfombra roja al diálogo entre las religiones.

(Keystone)

El Papa Benedicto XVI vuelve a crear malestar suspendiendo la excomunión que pesaba sobre el negador del Holocausto Richard Williamson.

Es indudable que el Pontífice estaba al tanto de que la Fraternidad de San Pío X divulgaba sentimientos antijudíos, señala el teólogo católico suizo Hans Küng. Entrevista.

swissinfo: El Papa Benedicto XVI derogó primero la excomunión de la Fraternidad San Pío X. Ahora exige que el negador del Holocausto Richard Williamson pida disculpas. ¿Qué debemos pensar de ello?

Hans Küng: Todo el asunto es una carrera en zigzag, y en parte una maniobraba de distracción.
Por lo visto el Papa ha cometido un error colosal acogiendo a los cuatro obispos que dieron la espalda al segundo Concilio Vaticano; y no sólo en lo que concierne al Judaísmo, sino a la libertad de religión y de conciencia en general; al entendimiento con las iglesias evangélicas, el acercamiento al Islam y otras religiones del mundo, y las reformas litúrgicas.
El asunto se ha agudizado porque uno de estos obispos tuvo la monstruosidad de negar prácticamente el Holocausto. Ahora ya no es suficiente que este obispo se retracte de su horrenda declaración para arreglar las cosas. Esencialmente, es el Papa quien debe presentar una disculpa personal y anular la decisión de suspender la excomunión.
Esperamos que el Papa no se arrime a esta gente que aún representa a la iglesia de la Edad Media y a la Contrarreforma.

swissinfo: ¿Cree usted que el Papa no sabía que Richard Williamson negó el Holocausto?

H.K.: Puede ser que no haya sido informado sobre la negación del Holocausto, pero es indudable que estaba al tanto de que la Fraternidad San Pío X difundía sentimientos antijudíos. Por lo tanto, esa no es excusa.

swissinfo: ¿Qué opina de que la canciller alemana Angela Merkel interviniera en la política del Vaticano?

H.K.: Esa es una señal de advertencia a la Curia romana y muestra que también ésta cae en dificultades políticas.
La canciller decidió asumir el papel de portavoz de millones de católicos en Alemania, así como de los ciudadanos judíos y de sus organizaciones que protestaban. Por supuesto que ella no desea la aparición de ambigüedades que puedan dar a entender que un Papa alemán no se entiende con los judíos.

swissinfo: ¿En qué medida fue determinante la crítica de Merkel para que el Papa exija a Williamson una disculpa?

H.K.: Es indudable que ha influido. Si un teólogo se opone a esta imposible política de restauración, no tiene gran significado en la Curia romana, pero sí la tiene cuando una política de talla lo hace.

swissinfo: El Papa ha nombrado hace poco al sacerdote ultraconservador Gerhard Maria Wagner como obispo auxiliar de Linz. Éste dijo que fue "un castigo de Dios el azote del huracán Katrina a cuatro clínicas de aborto en Nueva Orleans. ¿Sabía el Papa lo que ocasionaba con este nombramiento?

H.K.: Claro que él no siempre ve todos los efectos concretos, pero la política en sí es aplicada conscientemente desde el Concilio.

Este nombramiento vuelve a ser un caso singular que causó revuelo. Pero todos los obispos –si son nombrados por Roma-, se unen habitualmente a la línea conservadora y hasta reaccionaria.

Actualmente estamos en un curso de restauración. Eso fue logrado, de un lado, por una cantidad de documentos reaccionarios y, por otro, mediante el nombramiento de obispos. Nosotros podemos estar contentos de que en Suiza y en el Obispado de Basilea, el obispo sea aún elegido por representantes de la diócesis y a Roma le toque sólo confirmar.
Aún siendo así, Roma ha intentado influir para imponer a sus candidatos preferidos.

swissinfo: ¿Dónde ve usted otros indicios de que el Vaticano se incline más a la derecha?

H.K.: Eso se nota porque todas las exigencias de reforma son sencillamente bloqueadas.

El sistema es, lamentablemente, cada vez más centralista. Es imperioso cambiar el proceso de elección de los obispos y del Papa.

Como las cosas están ahora, será siempre un hombre del sistema el elegido. Joseph Ratzinger era el exponente de esta línea conservadora, y gracias a los cardenales conservadores ha sido elegido Papa, contra todas las expectativas.

swissinfo: El Papa no sólo ha alterado de diversas maneras a la comunidad judía. En su alocución de Regensburger desató un gran malestar en el mundo musulmán. La era del diálogo entre religiones parece haber pasado.

H.K.: El Papa vive desde hace décadas en un aislado mundo clerical. Conoce el mundo sólo desde la perspectiva del Vaticano y no se puede imaginar el efecto que tienen sus declaraciones.

swissinfo: ¿Quiere usted decir que el Papa ha perdido el nexo con la realidad?

H.K.: El Papa actúa como si los turistas que llegan en cantidades a la Plaza de San Pedro representaran a la Iglesia. No ve que el gran Encuentro de la Juventud en Alemania o en Australia no es representativo de los jóvenes de estos países.

Y el Papa no ve que miles de parroquias carecen de sacerdote porque no está dispuesto a admitir sacerdotes casados ni la ordenación sacerdotal de mujeres. Esas son, pues, actitudes imposibles. Todo depende de un solo hombre.

swissinfo: ¿Cuál es la consecuencia de esa política del Vaticano en el mundo actual?

H.K.: El Papa ha sufrido una enorme pérdida de credibilidad. Eso es notable hoy en Alemania, donde antes fue recibido con entusiasmo. El lema de entonces "Somos el Papa" ha sido reemplazado hace mucho por el de "Somos la aflicción del Papa".

En Alemania hay actualmente miedo a que toda una nación caiga en la penumbra si, precisamente, un Papa alemán se entiende tan poco con judíos y musulmanes.

Entrevista swissinfo: Corinne Buchser
(Traducción: Juan Espinoza)

Hans Küng

Hans Küng nació en 1928, en Sursee, cantón Lucerna.

Estudió Filosofía y Teología en Roma. En 1955 se ordenó sacerdote católico.

Desde 1960 fue catedrático en la Universidad de Tübingen.

1962/65: Fue asesor oficial del II Concilio Vaticano, junto con Joseph Ratzinger, actual Papa Benedicto XVI.

Las críticas de Küng a la infalibilidad de la Iglesia le costaron en 1979 la pérdida de su cátedra.

Tübingen hizo posible entonces que siguiera enseñando, gracias a un ingenioso truco: su instituto fue separado de la Facultad.

1995: Es presidente de la fundación Weltethos (Ética del Mundo).

2008: Küng recibe en Berlín la medalla de oro de la paz 'Otto-Hahn Friedensmedaille'.

Fin del recuadro

VASELLA NO IRÁ AL VATICANO

El director general y presidente del consejo de administración de Novartis, Daniel Vasella, no estará finalmente entre los comentaristas de radio.

Estaba previsto que durante el mes de febrero Vasella comentara un hecho de actualidad en Radio Vaticano, según señaló la emisora el miércoles pasado.

Vasella debía hacerlo desde "una perspectiva ética". El jefe de Novartis y antiguo alumno de un colegio católico ganó el año pasado alrededor de 40 millones de francos.

El primer comentario de Vasella debió titularse "Mala administración y decisiones personales erróneas". Pero debido al "debate actual" sobre el Vaticano y la Fraternidad San Pío X, Radio Vaticano decidió redactar internamente el comentario correspondiente.

Además, la emisora comunica en su página internet que, "por lo visto, Novartis fabrica preservativos, hecho del que recién nos enteramos por la prensa. Naturalmente que esto también influye en nuestra decisión".

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes









swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×