1918

Este contenido fue publicado el 01 abril 2006 - 15:34

Cerca de 400.000 trabajadores toman, en noviembre, las calles en una huelga general. Se quejan de la escasez de alimentos, del aumento de los precios, de los bajos salarios y del aprovechamiento para obtener beneficios de una guerra que acaba de concluir. El gobierno recurre a las tropas y exige el retorno al trabajo. La huelga se repliega, pero los trabajadores conquistan la semana laboral de 48 horas. Algunas facciones de los socialdemócratas de Suiza figuraron entre los manifestantes más revolucionarios, incitados por la presencia de Lenin que pasó en Suiza la mayor parte del tiempo de la guerra. (Keystone)

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo