Navigation

Acuerdo político sobre fiscalidad del ahorro

A salvo el secreto bancario suizo. Keystone

Los Quince consiguieron este martes (21.01) ponerse de acuerdo sobre una política de fiscalidad del ahorro. Autoriza a Luxemburgo, Austria y Bélgica la aplicación de un sistema de tributación en la fuente, a iniciativa de Suiza.

Este contenido fue publicado el 22 enero 2003 - 10:19

Una victoria helvética que de este modo salvaguarda su famoso secreto bancario.

Tras muchos años de arduas negociaciones, los Quince lograron finalmente concluir un acuerdo de imposición tributaria a las ganancias que genera el ahorro de ciudadanos no-residentes. El objetivo es frenar a los estafadores al fisco.

Doce países de la Unión Europea instaurarán desde el 1 de enero del 2004 un sistema de intercambio de informaciones automático entre sus administradores fiscales.

Suiza, tal como Luxemburgo, Austria y Bélgica, aplicarán el principio de tributación en la fuente durante un periodo transitorio que podría prolongarse.

Los tres países concernidos no pasarán al intercambio automático de informaciones mientras Suiza no suscriba el acuerdo sobre fiscalidad de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), del 2002.

El impuesto retenido en la fuente será idéntico para Suiza y los otros tres países de la UE. La transición a una tasa de 35% será progresiva. Durante tres años será de 15%; luego, en el 2007, subirá a 20%, y en el 2010 a 35%.

Victoria suiza

Suiza y Luxemburgo salen airosos, porque sustentaron su postura frente a la mayoría de los países comunitarios que pretendían generalizar el intercambio automático de informaciones, sistema que hubiera puesto fin al secreto bancario.

Sin mencionarlo abiertamente, la UE reintroduce así la coexistencia de los dos sistemas, ya prevista en el proyecto inicial.

En cambio, la UE sigue inflexible en su principio de no-discriminación, cuyo espíritu prevé un impuesto al ahorro idéntico para los ciudadanos de todos los países, sean o no sean residentes.

El Consejo de Ministros de Finanzas se niega a diferenciar los ingresos del ahorro en función de los impuestos aplicados en cada uno de los países. La solicitud había sido presentada por Luxemburgo y Austria, además de Suiza.

El precio de la confidencialidad

La confidencialidad tiene un precio, señalan los ministros. El ciudadano que deposite sus haberes en Luxemburgo o en Suiza tendrá la elección de optar por una retención tributaria en la fuente, anónima, o permitir que las autoridades fiscales de su país sean informadas. En tal caso, el impuesto a las ganancias de su ahorro será calculado según el sistema vigente en su país. Podría ser menor al practicado en Luxemburgo o Suiza.

Los ministros europeos esperan que Suiza acepte el acuerdo concluido este martes en Bruselas. Desde ya, el comisario Bolkesntein expresó confianza al recalcar que el gobierno helvético siempre ha manifestado su disposición de ayuda a la UE en la lucha contra el fraude fiscal. La Unión Europea retomará el contacto con Berna en el curso de las próximas semanas para afinar un acuerdo bilateral.

Por otra parte, el Consejo de los ministros de finanzas de la UE afirmó haber obtenido la seguridad de que los territorios dependientes y asociados, sobre todo británicos, apliquen las mismas medidas que los 12.

La adopción definitiva del acuerdo podría tener lugar en marzo próximo, en el Consejo europeo.

swissinfo, Barbara Spezialli, Bruselas

Datos clave

A partir del 1 de enero del 2004:
Suiza aplicará la retención tributaria en la fuente.
Será una tasa de 15% entre 2004 y 2007.
Subirá a 20% hasta el 2010.
Se estabilizará en 35% en el año 2010.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.