Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Sólo 50 autos vendidos en Cuba en seis meses de mercado liberado

Un hombre mira un taller de autos usados a la venta en La Habana, el 2 de enero de 2014. El mercado automotor se liberó en la isla hace seis meses.

(afp_tickers)

Los cubanos han comprado sólo 50 automóviles en agencias estatales desde enero, cuando el mercado automotor se abrió en la isla después de medio siglo aunque con precios astronómicos, informó este lunes un medio local.

"Desde que se eliminaron las restricciones y autorizaciones administrativas para la adquisición de vehículos de motor en las agencias de venta de la Corporación Cimex, se han vendido 50 carros y 4 motos", dijo Radio Rebelde en su sitio web (www.radiorebelde.cu).

Cimex, que tiene 11 agencias de venta de vehículos usados en la isla, recaudó 1.283.000 dólares por el conjunto de los 50 autos y cuatro motos, indicó Radio Rebelde, un promedio de 23.759 dólares por cada uno, un lujo en un país donde el salario promedio es de apenas 20 dólares al mes.

Como parte de las reformas del presidente Raúl Castro, Cuba liberó la venta de vehículos el 3 de enero, pero para sorpresa y desazón de la gente los precios fijados fueron astronómicos.

Un vehículo familiar Peugeot 4008 nuevo salió a la venta en 239.250 dólares en la comercializadora estatal SASA de La Habana, mientras que el fabricante francés lo ofrece en sus catálogos en Europa desde 34.150 euros (unos 46.000 dólares), comprobaron periodistas de la AFP.

Los autos usados también fueron puestos a la venta a precios exorbitantes en Cimex: un Hyundai Sonata de 2010 en 60.000 dólares y un Volkswagen Passat de 2010 en 67.500 dólares, varias veces más que en otros países latinoamericanos.

La liberación acabó con una prohibición de medio siglo, en busca de aumentar y rejuvenecer el parque automotor de la isla, dominado por los vetustos "almendrones" estadounidenses de los años 50 y los antiguos Lada de la era soviética. En Cuba no hay fábricas de vehículos.

La venta libre comenzó el 3 de enero, primer día hábil de 2014, en una medida que acabó con las "cartas de autorización" para adquirir un auto, que el Ministerio de Transporte entregaba a algunos cubanos, sobre todo músicos, médicos y otros profesionales que cumplían misiones en el exterior.

En 2011 fue liberada la compraventa de autos entre particulares cubanos. Hasta ese año, en la isla sólo se podían comprar y vender los "almendrones", muchos de los cuales sirven ahora como taxis colectivos en La Habana.

El parque automotor cubano es reducido en comparación con el resto de América Latina, lo que permite que La Habana sea una capital donde prácticamente no existen embotellamientos de tránsito.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes