Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Alerta: dejemos de hacer oídos sordos

¿Y si escucháramos a nuestro oído? (imagepoint).

En el marco del Día de la Audición, 'forom écoute' advierte: entre 10% y 12% de la población suiza tiene deficiencias en el oído.

"Se trata de un problema de salud pública que avanza rápido pero con disimulo, y que afecta a un creciente número de jóvenes": Hervé Hoffmann, director de esa fundación.

"Es una cuestión de salud pública y el problema es que las autoridades no lo consideran todavía como tal", subraya Hervé Hoffmann, director de la fundación 'forom écoute'. Empero, añade, "el fenómeno avanza, y avanza más rápido que nosotros, porque nosotros no hacemos nada".

De ahí la urgencia de realizar un trabajo de prevención e información, en particular entre los jóvenes, y de ahí también la celebración de este Día de la Audición. "Para nosotros es de suma importancia organizar jornadas como ésta que van a sensibilizar a la población para que cuide mejor su oído".

En entrevista con swissinfo, el especialista explica que las deficiencias auditivas constituyen un "handicap invisible", carente de "espectacularidad" y que, por ende, no generan tanto impacto.

"Si tuviéramos a 12% de invidentes o parapléjicos en la calle, yo le garantizo que las autoridades harían algo, y algo concreto".

Causas sociales

Inquirido acerca de las causas del incremento en las deficiencias auditivas, Hervé Hoffmann destaca en primer lugar el factor del ruido. "Vivimos en una sociedad en la que el oído está sobresolicitado. Hay ruido por todas partes". Recuerda que la sonora es la primer forma de contaminación de las sociedades occidentales y sintetiza: "Los oídos no descansan nunca".

Peor aún, el empleo casi permanente de aparatos de sonido, cuyos pequeños audífonos impiden la circulación del aire, amén de que -en particular entre los jóvenes-, hay una fuerte tendencia a escuchar la música a "voz en cuello".

"Llega el momento en que el abuso de ese tipo de escuchas, además del abuso del volumen, acaban por tener una influencia", precisa nuestro interlocutor.

"El nuevo heroísmo consiste en presentarse como el más vigoroso, el más resistente... el que puede escuchar las cosas más fuerte, en el límite de lo soportable... Es una tontería, pero así es".

Daños permanentes

La exposición del oído a ruidos extremos puede provocar lesiones irreversibles. El efecto es diferente en cada individuo. Algunos registran perjuicios de manera inmediata, otros a más largo plazo. Aunque raros, hay casos en los que la persona va a la cama con la audición intacta y se levanta sorda.

En general, indica nuestro entrevistado, "la pérdida se produce de manera progresiva, pero progresiva no quiere decir necesariamente lenta. Eso significa que la pérdida del oído no siempre va a esperar la edad de la jubilación..."

Aunque las autoridades han fijado niveles máximos de ruido (de hasta 93 decibeles), en las discotecas o salas de concierto se superan los ordenamientos (En más sobre el tema: En el límite de la honestidad).

Un llamado de alerta

El mensaje que el 'forom écoute' pretende hacer llegar al público en este Día de la Audición es: modere el nivel sonoro. "Yo diría, escuchemos sí, pero menos fuerte. Lo importante no es jugar al héroe en corto tiempo, sino mantener en buen estado la salud el mayor tiempo posible".

A las autoridades la fundación lanza un exhorto para que "comiencen a interesarse muy, muy seriamente en lo que va a pasar en 20 años. Y 20 años es pasado mañana, cuando tendremos más o menos un tercio de la población que estará afectada en sus facultades auditivas".

Hervé Hoffmann hace hincapié en el hecho de que, aunado al daño físico, la deficiencia auditiva puede generar conflictos psicológicos. Muchas personas rechazan su disminución y pretenden esconderla con el apoyo de la parte válida de sus órganos o bien tienden a aislarse.

Cuidar el oído como la vista

Y como si no fuera suficiente: "Pueden tener problemas también de orden económico. No escuchan bien, toman notas en forma incorrecta, comienzan a acumular errores, no pueden telefonear... las empresas no están preparadas y los patrones optan por despedirlas..."

De orden sanitario, social, económico, el problema de la pérdida auditiva avanza. Por ello, insiste el 'forom écoute', es insoslayable hacer algo. Una primera medida consiste en "controlar el oído de la misma manera que se controla la vista".

Y hoy es cuando, entre las múltiples actividades de la agenda de este Día de la Audición, la aplicación de test para el público que lo desee, en forma gratuita.

swissinfo, Marcela Águila Rubín

Datos clave

Estimaciones sobre lo problemas auditivos en Suiza.

Hace 20 años, 75% de las personas con poblemas de oído estaban jubiladas. Actualmente, 40% de entre ellas tiene menos de 55 años.
De esa franja, 10% son menores de 18 años.
Uno de cada mil niños nace con una audición deficiente.
Dos de cada mil se quedan sordos antes de 14 años.
Uno de cada 700 presenta una sordera severa antes de llegar a la edad adulta.
En 1986, 5% de la población occidental padecía de sordera o tenía problemas auditivos. La cifra pasó a 12% en el 2004.

Fin del recuadro

Contexto

La fundación 'forom écoute' tiene sede en Lausana y colabora directamente con diversas asociaciones regionales de personas con problemas auditivos o sordas en la Suiza de expresión francesa.

La celebración del Día de la Audición comenzó hace nueve años a iniciativa de Francia y tiene como objetivo sensibilizar a la población sobre la salud auditiva.

La correcta escucha es un componente esencial de la salud, particularmente físico, pero también psicológico, e inclusive de seguridad de las personas.

Las cifras sobre la pérdida auditiva son estimativas, toda vez que que las personas que padecen ese problema tienden a 'esconderse'.

No consultan, o no lo hacen de manera sistemática, a los especialistas. Aparentan escuchar completamente con apoyo de la parte válida de su oído.

La tecnología en la materia ha logrado avances importantes. Empero, los aparatos auditivos son costosos y apenas 10% de la población que los requiere cuenta con ellos.

Fin del recuadro


Enlaces

×