Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Analfabetismo: un mal lancinante

Elisabeth Derisiotis pide a los políticos atacar este problema.

El Día Mundial del Analfabetismo, el 8 de septiembre, nos recuerda que millones de personas en el mundo no saben leer o escribir correctamente.

En Suiza, unas 500.000 personas estarían en tal condición. swissinfo aborda el tema con Elisabeth Derisiotis, presidenta de la Asociación "Leer y escribir", en la Suiza germanófona.

En el planeta son 860 millones de personas - o sea, una quinta parte de la población mundial-, las que no saben leer o escribir correctamente.

En Suiza también existe este fenómeno, porque casi medio millón de mujeres y hombres apenas saben leer y escribir. Se les denomina analfabetos funcionales o iletrados.

Con ocasión del Día Mundial de la Alfabetización se distribuirá en el país unos 100.000 folletos en tres de las cuatro lenguas nacionales. El objetivo es sensibilizar a la opinión pública acerca de este problema.

A juicio de Elisabeth Derisiotis, presidenta de la asociación "Leer y escribir" en la Suiza de habla alemana, se servirá asimismo un poco de "sopa de letras" para simbolizar la intención del tema.

swissinfo: ¿Puede describir brevemente el tipo de problemas que enfrenta un analfabeto funcional?

Elisabeth Derisiotis: Son personas confrontadas a innumerables problemas en la vida cotidiana. Llenar un simple formulario, utilizar algún distribuidor automático, leer las etiquetas en los supermercados constituye para ellos un problema. A esto se suman obstáculos suplementarios tales como la incapacidad de ayudar a los niños en los deberes escolares, etc.

swissinfo: Según estudios recientes, en Suiza, una de cada seis personas sufriría de bajo nivel de lectura y escritura; aun cuando oficialmente no esté inscrita como analfabeta. ¿Es así?

E.D.: No se puede ser tan afirmativo. Los flujos migratorios han traido a Suiza verdaderos analfabetos. Nuestra asociación no se ocupa verdaderamente de esos casos, porque hay programas específicos para esas personas.

swissinfo: Ante el analfabetismo ¿dónde buscar a los responsables?

E.D.: Se trata de un problema de la sociedad que problablemente no ha sido identificado oportunamente y que no cesa de ganar terreno. El periodo de morosidad económica que atravesamos es un factor agravante.

Las personas afectadas tienen historias impactantes. A menudo fueron enviadas de una escuela a otra. Una mayoría de ellos son personas que en la escuela pasaron con tropiezos o que progresivamente olvidaron todo lo aprendido en las aulas.

Yo pedí que nuestras constataciones sean sean más integradas en la formación de los educadores, para que éstos conozcan mejor el problema del analfabetismo. Pero esta demanda no fue escuchada.

swissinfo: ¿Acaso el mundo político tomó poca consciencia de este fenómeno?

E.D.: El analfabetismo es una realidad reconocida, pero nadie se preocupa verdaderamente de ella. Se ha hecho pocas cosas. No es posible combatir este fenómeno sin dotar de verdaderos medios. Ocurre lo mismo para la prevención o la sensibilización. Sería oportuno que el mundo político nos dé los medios para intervenir.

La lucha contra el analfabetismo es un combate ingrato de cada instante, un trabajo que no es muy reconocido y que, por tanto, no es valorado como merece. He ahí por qué no hay avances.

swissinfo: ¿Cómo llega a su clientela la asociación "Leer y escribir"?

E.D.: Ese es nuestro gran problema. Ante el gran número de clientes potenciales, apenas llegamos a una ínfima parte con modestas campañas de sensibilización, información, y difusión por la radio o la televisión de testimonios de personas concernidas.

En la Suiza alemánica, la asociación reúne un millar de personas frente a unos 800 en la Suiza Romande (francófona) y a un número menor en el Tesino.

A menudo esas personas no vienen por sí mismas, sino porque nos las envían su entorno. Tendríamos que estar más presentes en el campo de la información y la sensibilización.

swissinfo: ¿Se recluta a las personas iletradas sobre todo en las capas menos favorecidas de la sociedad?

E.D.: Ellas vienen sobre todo de los medios poco educados, pero no únicamente. Hay también personas que, en el curso de sus vidas, perdieron la capacidad de lectura o escritura.

Aunque las mujeres son más afectadas que los hombres, no quiere decir que por ello estén más representadas en nuestros cursos. Tenemos una buena propoción entre mujeres y hombres...lo que quiere decir que de momento no llegamos tan bien a las mujeres como a los hombres.

swissinfo: Desde hace veinte años hay cursos para enseñar a los adultos a leer y a escribir. ¿Qué ha cambiado desde entonces?

E.D.: Deberíamos hablar de estancamiento, porque las cifras siguen siendo más o menos las mismas. Tal vez estamos un poco más conscientes del problema. Los adultos tienen la tendencia a eludir el asunto y a relegarlo en alguna parte de sus mentes.

El estudio PISA ha generado un dinamismo a la inversa. Revelando las carencias lingüísticas de los niños y los jóvenes ha provocado una toma de consciencia y ha movilizado a la opinión en torno a este problema. Podríamos aprovechar este impulso.

swissinfo: ¿La multiplicación de estudios sobre el tema es, a jucio suyo, un factor positivo?

E.D.: Si nos conformamos con hacer estudios y esperar años para la publicación de resultados que vienen a confirmar lo dicho por estudios anteriores, sólo puedo reaccionar con una creciente impaciencia.

Ahora se debe actuar: el mundo político y la economía deben ser situados ante sus responsabilidades. Ya disponemos de suficientes estudios y yo desearía que el dinero sea utilizado en otras cosas.

swissinfo: Las personas concernidas son víctimas de un sentimiento de vergüenza y tienden a dismular el problema. ¿Cómo se puede romper ese tabú psicológico?

E.D.: Abordando el problema de manera directa. Cuando las personas afectadas se manifiestan, no se debe andar con rodeos, sino encarar el problema de modo práctico y fijarse objetivos.

Entrevista swissinfo: Gaby Ochsenbein
Traducción: Juan Espinoza

Datos clave

El Día Mundial de la Alfabetización, el 8 de septiembre, pretende sensibilizar a la opinión pública sobre la realidad del analfabetismo que afecta a 860 millones de personas; es decir, a una quinta parte de la población adulta en el mundo.

En Suiza se censa unos 500.000 adultos que no saben leer ni escribir correctamente. Se les denomina iletrados o analfabetos funcionales.

A diferencia de los analfabetos -que jamás fueron escolarizados-, un analfabeto funcional ha cursado, en general, la escuela obligatoria.

Fin del recuadro

Contexto

- Durante el Día Mundial de la Alfabetización, el 8 de septiembre, el Festival de la formación 05 (del 1 al 11 de septiembre) aborda el tema "Alfabetización".

- La asociación "Leer y escribir" organiza a su vez, junto con la Federación suiza para la formación contínua, una jornada de sensibilización de la opinión pública a nivel suizo.

- Toda la campaña está respaldada por la Comisión suiza para la UNESCO de la Oficina Federal de Cultura y el Foro Educación Permanente.

- La asociación "Leer y escribir" para adultos en la Suiza alemana fue fundada el 07.05.1985.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×