Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Buenos Aires se llena de vacas de colores

Una de las 117 vacas que adornan espacios públicos de Buenos Aires.

(swissinfo.ch)

Continuando con la idea nacida en Zúrich en 1998 de la mano del prestigioso escultor suizo Pascal Knapp, más de cien vacas de fibra de vidrio, en tamaño natural y pintadas por artistas argentinos se exponen en el puerto de la capital argentina.

Diversión, arte y caridad se conjugan en la 'Cow Parade Buenos Aires 2006'.

"No hay nada más enternecedor que una vaca. Todos les tenemos cariño y, además, qué sería de Suiza sin las vacas", respondió el artista suizo Pascal Knapp cuando le preguntaron sobre la elección de las vacas como símbolo de 'Cow Parade', el evento público artístico-filantrópico más importante del mundo.

Actualmente, las peculiares obras de arte son exhibidas durante 3 meses, hasta el 16 de junio, en las calles, parques y otros espacios públicos de Puerto Madero, la zona más cotizada de Buenos Aires.

Sobre el final de la exposición a cielo abierto, las llamativas vacas –en total son 117, seleccionadas sobre más de 700 propuestas – serán subastadas a beneficio del 'Instituto Leloir' y 'Esclerosis Múltiple Argentina (EMA)', con la colaboración de la prestigiosa casa de subastas Christie´s.

Nace el 'desfile de vacas'

En diciembre de 1996, el padre de Pascal, Walter Knapp (también artista y creador del concepto 'Cow Parade') pidió a su hijo diseñar una vaca de tamaño natural, tridimensional, para artistas que participarían en la exposición de arte de Zúrich.

Pascal, ya conocido por sus esculturas en granito y acero, aceptó la propuesta y durante cinco semanas trabajó en Suiza infatigablemente hasta que logró moldear el amigable cuadrúpedo que se convirtió en el modelo de las vacas, que ya han pintado miles de artistas y que han recorrido 24 ciudades del mundo.

En el verano 1997, Pascal reanudó el laborioso proceso y creó los modelos de arcilla de las vacas reclinables que pastan y que complementaron la escultura original.

Arte 'único' y filantropía

Las más de 40 mil vacas diseñadas no se parecen entre sí. Cada artista pone su impronta y las convierte en una obra de arte única.

El evento de Buenos Aires -organizado por el 'Instituto Leloir' y 'Ediciones Larivière', con la colaboración de 'Corporación Antiguo Puerto Madero'- demandó muchísimo esfuerzo y comenzó a gestarse en 2003, época crítica todavía para la economía argentina.

swissinfo conversó con Fernando Echagüe, director de desarrollo del 'Instituto Leloir', sobre los alcances y expectativas de la 'Cow Parade' porteña.

"Esta muestra persigue fines benéficos y su objetivo es aportar fondos para ayudar a EMA y al Instituto Leloir, donde tenemos tres laboratorios que realizan investigaciones ligadas, entre otras, a la esclerosis múltiple", explica Echagüe.

La idea surgió cuando buscaban un evento que les permitiera llegar a la gente vinculando arte y ciencia: "Debido a que la ciencia por sí misma es muy difícil de comunicar, buscábamos el arte como vehículo", precisa.

"Lo que encontramos en esta muestra fue mucho más importante, porque logramos un impacto social y un impacto benéfico muy grande. Nos permitió ser conocidos y reconocidos, reunimos a importantes artistas, se movilizó toda una ciudad que festeja el arte y la cultura".

Para el directivo, artistas y científicos comparten varias cosas: "Tienen una importante dosis de pasión y creatividad por lo que hacen, y deben realizar un esfuerzo muy grande y tener gran tesón porque los logros, tanto en el arte como en la ciencia, llevan su tiempo y no son cosas que sucedan de un día para el otro", apunta.

"Pero lo más importante que vincula al arte y a la ciencia es que sus productos tienen impacto en terceras personas a las que ni el científico ni el artista conocen, y que redunda en beneficio de la gente: hoy seguimos disfrutando de 'La Piedad' de Miguel Ángel y seguimos beneficiándonos con la penicilina".

"Para nosotros es un honor"

La misión de EMA, la institución elegida como beneficiaria del evento, es mejorar la calidad de vida de las personas con esclerosis múltiple y su entorno familiar y social, así como promover la difusión de la problemática de la enfermedad y la formación de los profesionales dedicados a su diagnóstico y tratamiento.

Inés Acevedo, directora ejecutiva de EMA, señala a swissinfo que ser beneficiarios de este evento filantrópico "es un honor".

"Nos posiciona como una ONG creíble y confía en que todo el dinero recaudado va a ser utilizado debidamente, y en nuestra institución atendemos y damos asesoramiento y contención desde varias áreas a más de 400 personas por mes", explica.

"La esclerosis múltiple es una enfermedad neurológica, de curso crónico y con una causa no determinada. Se estima que en Argentina pueden sufrirla alrededor de 6.000 personas y su tratamiento es de elevado costo.

"El 'Cow Paradise' nos da visibilidad frente a la sociedad, además de ayudarnos a difundir nuestra labor", sentencia Acevedo.

Mucho esfuerzo para una causa noble

Vacas pintadas por plásticos argentinos de la talla de Celedonio Lohidoy, Marta Minujín, Felipe Noé, Rogelio Polesello, Carlos Alberto Regazzoni y Ricardo Roux, entre otros, se suman al evento de arte público más importante que ha vivido el país.

Echagüe estima que cuando se realice la subasta, al término de la muestra, recaudarán para las instituciones elegidas alrededor de un millón de pesos (más de 400.000 francos suizos).

La inversión fue ardua en tiempo y dinero. Más de 800 mil pesos fueron aportados por 'esponsores', padrinos y auspiciantes, a lo que hay que sumar el trabajo de los artistas y el tiempo de negociación que llevó convencer a la 'Cow Parade Internacional', de Estados Unidos, para que accediera a montar la muestra en Argentina, dada la inestabilidad del país a finales de 2003.

swissinfo, Norma Domínguez, Buenos Aires

Datos clave

Unas 180.000 personas ven cada fin de semana la 'Cow Parade'.
Las visitas a la zona han aumentado un 40% con esta la muestra.
Ya se han recaudado 11 millones de dólares para apoyar proyectos sociales.

Fin del recuadro

Contexto

Las esculturas de la vaca fueron creadas por el artista suizo Pascal Knapp, famoso en Europa por sus esculturas en granito y acero.

El padre del creador de las vacas, el artista suizo Walter Knapp, fue el ideario del concepto 'Cow Parade', una exposición itinerante que ha hecho escala en más de 24 ciudades alrededor del mundo.

Más de 100 millones de personas han observado y recuerdan las vacas en las ciudades que han sido sede del evento.

Las reproducciones en miniaturas de las obras de la Cow Parade son consideradas el cuarto mayor ítem de colección de Estados Unidos.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×