Desarrollan en Suiza detector del coronavirus

La medición de concentraciones de virus en los espacios públicos permitiría evitar el avance de las epidemias. © Keystone / Gaetan Bally

Instituciones suizas desarrollan un sensor para la detección del nuevo coronavirus, el cual podría usarse para medir la concentración del virus en el medio ambiente, anunció este martes el Gobierno suizo.

Este contenido fue publicado el 21 abril 2020 - 18:51
swissinfo.ch/mga

“El sensor no reemplazará necesariamente las pruebas de laboratorio establecidas, pero podría usarse como un método alternativo para el diagnóstico clínico, y más particularmente para medir la concentración de virus en el aire en tiempo real en lugares muy concurridos”, indica el ejecutivo en un comunicado.

Contenido externo

El dispositivo, capaz de detectar rápidamente y de manera fiable el nuevo coronavirus, fue desarrollado por un equipo de investigadores de los Laboratorios Federales de Ciencia y Tecnología de Materiales (Empa) y de la Escuela Politécnica de Zúrich (EPFZ), dirigidos por el profesor Jing Wang.

Actualmente urgen pruebas fiables y expeditas para controlar la pandemia lo más rápido posible y la mayoría de los laboratorios utilizan un método molecular (RT-PCR) para detectar virus en infecciones respiratorias, el cual puede detectar cantidades mínimas de virus, pero también puede llevar mucho tiempo y ser propenso a errores, explica el comunicado.

Jing Wang y su equipo desarrollaron un método de prueba alternativo en forma de biosensor óptico. El sensor combina dos efectos diferentes para detectar el virus de manera segura y confiable: un efecto óptico y un efecto térmico.

Es decir, puede “ver” y “sentir” virus en el aire y envía alertas cuando detecta altas concentraciones de COVID-19.

El biosensor utiliza receptores grabados con la “huella digital” de cadenas específicas de ARN (una sola cadena de material genético en oposición a la doble cadena del ADN), que son exclusivas de cada virus.

El aparato solo marca una coincidencia cuando entra en contacto con el virus que está buscando, y es lo suficientemente preciso como para distinguir la diferencia entre el virus del SARS de 2003 y el nuevo coronavirus.

Para respaldar esta coincidencia “visual”, el sensor también prueba la temperatura del virus cuando entra en contacto con los receptores. Si es el “correcto”, se produce una reacción térmica que también se puede medir para confirmar los hallazgos iniciales del sensor.

El biosensor podría desplegarse en espacios públicos, como hospitales o estaciones de tren, para detectar altas concentraciones de virus específicos en el aire. Esto podría ayudar a las autoridades a limitar las infecciones al mantener a las personas alejadas de esas áreas.

El comunicado advierte que el sensor aún no está listo para su uso en el espacio público. Se requieren aún “varios pasos de desarrollo, por ejemplo, un sistema que aspire el aire, concentre los aerosoles y libere ARN de los virus”.

Todavía se requiere trabajo de desarrollo, puntualiza Jing Wang. Pero una vez que el sensor esté listo, el principio podría aplicarse a otros virus y ayudar a detectar y detener epidemias en una etapa temprana.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo