Navigation

Coloridas fiestas medievales en St-Ursanne

Escenas como ésta se repetirán el fin de semana en St-Ursanne Keystone

La población de St-Ursanne, en el cantón del Jura, efectuará un regreso al pasado de varios siglos con ocasión de la tercera edición de sus fiestas Medievales. Del viernes al domingo, damas y cortesanos, artesanos y trovadores invadirán esta ciudad del noroeste de Suiza, a orillas del río Doubs.

Este contenido fue publicado el 12 julio 2001 - 09:55

Más de 250 voluntarios, vestidos con trajes de la época, y 600 artistas participarán en una manifestación que atrajo a 30.000 visitantes en su primera edición, en 1999.

Torneos y desfiles

La fiesta comienza el viernes por la noche con justas de caballería. La manifestación prosigue el sábado con diversas animaciones: artesanos, músicos, malabaristas, juglares y trovadores inundarán las antiguas calles de St-Ursanne mostrando sus habilidades.

Para el domingo, se ha previsto un servicio religioso en la Colegiata, con cantos gregorianos incluidos. Por la tarde, 600 personas vestidas según la época medieval desfilarán por las viejas calles de St-Ursanne, reviviendo así el ambiente que reinaba en los siglos XI y XII.

Y es que St-Ursanne, fundada a finales del siglo VI, ofrece un decorado sin igual para estas fiestas "medievales", después de una agitada historia.

Todo comenzó cuando un monje irlandés, canonizado después como San Ursanne, llegó en esa época y se estableció en las orillas del Doubs, para predicar la palabra del Evangelio por la región.

A su muerte, hacia 620, su cuerpo fue colocado en una tumba de la primera iglesia construida en el lugar y consagrada a san Pedro. Poco después, entre 623 y 635, san Wandrille fundó, en la aldea que ya llevaba el nombre de St-Ursanne, una comunidad monástica que abrazó después la regla benedictina.

Los obispos compran y venden

La comunidad fue comprada por la diócesis de francesa de Besançon, al menos hasta el año 1100. Entre 1095 y 1119, fue transformada en un cabildo de canónigos. El obispo de Basilea compró entonces el burgo de St-Ursanne en 1139 y luego el monasterio en 1210.

St-Ursanne fue hipotecada en varias ocasiones por los príncipes-obispos de Basilea, entre finales del siglo XIV y el primer cuarto del siglo XV. La ciudad fue asediada y conquistada por los condes de Thierstein en 1425.

El cabildo de los canónigos fue suprimido en 1793. En 1815, St.-Ursanne fue anexada a la bailía de Porrentruy, cantón del Jura.

Pero todo eso pertenece a la historia. Volviendo al presente, durante tres días, del viernes al domingo, St.Ursanne va a revivir su ambiente medieval para gozo y diversión de la población y de los visitantes.

Juan Carlos Moreno

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.