Navigation

Cuarenta años de Cooperación Suiza en el Perú

Operación manos limpias con los niños en el Perú. Rosa Amelia Fierro

Antes era la transferencia tecnológica el aspecto prioritario, hoy es la dimensión política de un proceso de desarrollo. El enfoque de la cooperación suiza ha cambiado.

Este contenido fue publicado el 14 septiembre 2004 - 16:48

Con el pragmatismo helvético se ha adaptado a las circunstancias de un país marcado por la inestabilidad, pero con grandes recursos naturales y humanos.

Los proyectos en el Perú de la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación, COSUDE, se concentraron en la fase pionera en los Andes y en áreas específicas como la agricultura. El principal instrumento de la cooperación era entonces la transferencia de tecnología.

En los 80, la cooperación se reorientó y cobró mayor presencia en las ciudades costeñas, donde los estragos de la guerra interna que vivió el país en esa "década perdida" eran menos graves. Allí apoyó a pequeños y medianos empresarios, capacitó a los nuevos inmigrantes, sobre todo jóvenes que huían de la violencia, para articularlos al mercado laboral.

La tercera fase empezó hace cinco años con nuevos programas, nuevos enfoques y nuevas zonas de trabajo. "Tenemos proyectos en educación y salud, geográficamente estamos presentes en la costa y la sierra. La complementariedad es importante", señala Ursula Läubli, encargada de programas de la división América Latina de la COSUDE.

Fomentan la buena gobernabilidad

Ahora se busca promover la buena gobernabilidad y el crecimiento económico sostenible. "Buena gobernabilidad es un programa que coincide con las prioridades del gobierno peruano, que ha iniciado un proceso de descentralización", agrega Läubli. "Buscamos fortalecer la institucionalidad en las zonas rurales y para ello trabajamos con el Consejo Nacional de Descentralización, con gobiernos y líderes locales. Ellos, con el apoyo de nuestro programa, contribuyeron en la Ley de Descentralización".

A través de la capacitación y del apoyo financiero - sostiene Läubli - esperamos influir en el nivel micro, en la población, en las instituciones locales. Como facilitadores esperamos lograr experiencias innovativas, fomentar la creación de instituciones dinámicas que tengan propuestas propias e influyan en el discurso político y en la modificación de leyes.

Descentralización contra la pobreza

La transferencia de tecnología no es suficiente. De ello también está convencida Beatrice Meyer, directora residente de la COSUDE en Lima. "Hace 40 años, cuando el Perú era un país eminentemente agrícola, se ponía énfasis en la tecnología. Pero ésta influye, en general, en un reducido ámbito geográfico".

Hoy la cooperación busca integrarse y apoyar procesos de desarrollo, por tanto tiene en cuenta las dimensiones políticas de tales procesos ."Queremos incidir en la definición de normas, leyes y políticas, creemos que así logramos un impacto de mayor alcance, agrega la etnóloga zuriquesa. "El Perú está embarcado en un proceso de reforma al que apoyamos, especialmente la descentralización, una pista con mucho potencial en la lucha contra la pobreza".

Experiencias suizas

Aunque la descentralización es tema conocido en Suiza, Meyer remarca que el proceso peruano es distinto. "No obstante, tenemos experiencia en gestión pública descentralizada a nivel municipal, en el desarrollo de procesos participativos y económicos que pueden servir, por ejemplo, en la recaudación tributaria".

Meyer espera que en el Perú se desarrollen experiencias modelo que sean replicables en otros países, y viceversa. "Por ejemplo, trabajamos con un red de alcaldes rurales del Perú que han observado experiencias similares de participación ciudadana en Bolivia".

Debido a la creciente migración interna y por las dimensiones que alcanza la pobreza en las ciudades, la COSUDE también está presente allí. "No podemos soslayar la creciente pobreza urbana y por eso realizamos actividades de desarrollo sostenible, como el apoyo a pequeñas y medianas empresas y la capacitación laboral", señala Meyer.

La inestabilidad política ha sido denominador común en estos 40 años. "Falta continuidad en la contraparte. Cada vez que hay un cambio de gabinete, lo que ocurre a menudo, baja el nivel de compromiso", observa Meyer. Pese al devenir político, el gran reto es reducir la pobreza, traducir el alentador crecimiento macroeconómico del país en generación de empleo y mejorar los ingresos de los pobres a largo plazo, de manera sostenible.

swissinfo, Rosa Amelia Fierro, Lima

Datos clave

COSUDE define la pobreza como una combinación de carencias: la falta de influencia política y económica, la falta de oportunidades y el acceso deficiente a servicios básicos.

End of insertion

Contexto

Esta agencia aplica principios estratégicos como empoderamiento, fortalecimiento institucional y desarrollo de capacidades, concertación y coordinación entre diferentes sectores, orientación a la demanda y aprovechamiento de sinergías.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.