Navigation

Skiplink navigation

Abierta la muestra con obras de la colección Gurlitt

Obras del pintor alemán Ernst Ludwig Kirchner, en la exposición del Museo de Arte de Berna que por primera vez presenta obras de la Colección Gurlitt. Keystone/Peter Klaunzer

La exposición inaugurada este jueves en el Museo de Arte de Berna muestra parte de la famosa y controvertida colección Gurlitt con el título ‘El arte ‘degenerdo’ – confiscado y vendido’.

Este contenido fue publicado el 02 noviembre 2017 - 19:03
Otto Dix, Leonie, 1923 litografía en papel. (Kunstmuseum Bern, Legado de Cornelius Gurlitt 2014. Se clarifica su procedencia, aunque no hay indicios de ser parte de arte expoliado © 2017, ProLitteris, Zúrich. Kunstmuseum Bern

Cuando en 2010 Cornelius Gurlitt - hijo de Hildebrand Gurlitt, uno de los cuatro comerciantes de arte de Hitler- fue descubierto transportando 9.000 euros (CHF10.473) en efectivo por los funcionarios de aduanas alemanes en un tren que iba de Zúrich a Múnich, nadie podía haberse imaginado los giros que esta historia tomaría.

La cantidad estaba por debajo del límite permitido, pero levantó suficientes sospechas para que la policía germana allanara la casa de Cornelius Gurlitt en 2012. En su domicilio descubrieron miles de obras de arte de incalculable valor.

El 7 de mayo de 2014, el día después de la muerte de Cornelius, el caso sacudió a Suiza: En su testamento, Cornelius Gurlitt legó al Museo de Arte de Berna (Kunstmuseum) la colección. Aunque una prima de Cornelius contesta la validez del testamento, la justicia de Múnich resolvió en diciembre de 2016 en favor del museo.

No obstante, un acuerdo concluido con Alemania determinó que solo las obras “irreprochables” debían ser entregadas a la institución bernesa. Las otras debían permanecer en suelo germano. La razón: parte de las piezas de la Colección Gurlitt fueron expoliadas por los nazis por ser considerarlas ejemplares de “arte degenerado", término utilizado entonces para describir el arte moderno "no-alemán", de origen judío o comunista.

Determinar la procedencia

El Museo de Arte de Berna expone por primera vez alrededor de 150 obras de la Colección Gurlitt. Cada una de las piezas muestra información básica sobre su procedencia.

Nikola Doll, directora del departamento encargado en investigar la procedencia de las obras del Museo de Arte de Berna indicó que antes de mayo pasado esta institución no tenía equipo propio dedicado a esta tarea. Ahora, definir la procedencia de las obras de la colección Gurlitt es el objetivo central de su departamento. “Queremos saber al menos dónde fueron confiscadas las obras", antes de llegar a manos de la familia Gurlitt.

Doll explicó cómo los investigadores usan luces y microscopios para tratar de identificar indicios de marcas casi invisibles en las obras de arte para determinar su origen.

Una disputa sobre un cuadro de Cézanne

‘La Montagne Sainte-Victoire’ de Paul Cézanne, se encuentra actualmente en el centro de una disputa. Los descendientes del artista han reclamado la propiedad, aunque los investigadores ya han declarado que no se trata de arte expoliado.

Marcel Brülhart, vicepresidente de la Fundación del Museo de Arte de Berna, indicó que la institución aceptó la herencia de Gurlitt porque "quería asumir su responsabilidad con relación a esta colección". Más tarde, refiriéndose específicamente a la pintura de Cézanne, antes mencionada, indicó: "No sabemos cómo esta pintura llegó a manos de Gurlitt. Es una cuestión de procedencia, pero no de arte expoliado. Por eso estamos en conversaciones con la familia Cézanne ".

A finales de año se espera el informe de la Fundación Alemana de Arte Perdido que pretende determinar la procedencia de las obras de la colección Gurlitt. En Alemania permanecen las obras cuya procedencia no ha sido clarificada. Parte de esas obras se expondrán a partir de mañana en la Bundeskunsthalle, en Bonn, muestra paralela a la bernesa.

La muestra “Gurlitt: arte 'degenerado' - confiscado y vendido', está abierta al público a partir de este 2 de noviembre hasta el 4 de marzo de 2018 en el Museo de Arte de Berna.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo