Navigation

¿Cómo llegaron millones opacos de Venezuela a bancos suizos?

En la Paradeplatz de Zúrich tienen sede los principales bancos suizos. Gaetan Bally/Keystone
Este contenido fue publicado el 05 febrero 2021 - 15:28
Andrea Ornelas

Los gobiernos bolivarianos de Hugo Chávez y Nicolás Maduro protegieron a una élite económica y política que desvío fondos públicos por 10 000 millones de dólares hacia 30 bancos suizos, según dos dominicales helvéticos. La Fiscalía de Zúrich investiga un entramado delictuoso que revelaría la falta de rigor de la banca suiza para conocer a sus clientes.

Para entender cómo ha sido posible este desfalco multimillonario a las arcas públicas venezolanas es fundamental echar una mirada retrospectiva a la política y la economía del país sudamericano.

La era de Chávez y Maduro

Hugo Chávez, militar socialista, gobernó Venezuela entre 1999 y 2013. Su gobierno comenzó a ser cuestionado desde los primeros tres años.

En 2002 se produjo un golpe de Estado contra Chávez que no prosperó, pero reflejaba ya el descontento de distintos grupos en el país.

Chávez fue cuestionado reiteradamente por introducir una nueva Constitución que le permitía extender sus mandatos, fortaleciendo al Ejecutivo y acotando el poder de la Asamblea Nacional.

Tras la muerte de Chávez en 2013, su brazo derecho político, Nicolás Maduro, fue nombrado presidente interino. Venezuela celebró elecciones y Maduro ganó, con un estrecho margen, sobre su opositor Enrique Capriles.

Actualmente, Venezuela está enfrentada políticamente a Estados Unidos y varios países consideran ilegítima la gestión de Maduro.

End of insertion

En las dos décadas de Gobiernos bolivarianos, Venezuela se ha pauperizado año tras año. En 2020, la economía retrocedió un 25%, el paro alcanzó un 54% y la inflación superó el 6500%.

Venezuela, entre la pobreza y la corrupción

Venezuela, país ubicado en la costa norte de América del Sur, tiene una población de 29 millones de personas en la actualidad.

En 2020, nueve de cada diez venezolanos vivían en la pobreza, según la Encuesta Nacional de Condiciones de Vida de Venezuela 2019-2020, realizada por Encovi. Se trata de un grupo de universidades venezolanas dedicadas a generar investigación y estadísticas para compensar la falta de cifras oficiales, que el Gobierno venezolano dejó de publicar hace una década.

La economía venezolana es la número 65 por el tamaño de su Producto Interno Bruto, actualmente, y cada año desciende en la escala internacional.

Según el Índice de Percepción de la Corrupción que publica cada año Transparencia Internacional, Venezuela se ubicaba en el lugar 179 de 183 en 2020, lo que lo convierte en el país más corrupto de América Latina.

End of insertion

Y las características de su mercado de divisas son propicias para las transacciones ilegales. El Gobierno determina el tipo de cambio, un mercado al que solo tiene acceso un pequeño grupo de personas. Esto ha generado un gran mercado negro paralelo.

¿Cómo funciona el mercado negro de divisas?

En este mercado ilegal, las divisas extranjeras pueden venderse en hasta 5, 8 o 10 veces el valor que poseen en el mercado oficial. Las personas cercanas al Gobierno pueden obtener dólares fácilmente gracias a negocios que realizan en el extranjero a través de empresas fachada, o a cambio de favores concedidos por las empresas públicas venezolanas en donde tienen influencia. Cuando tienen dólares en su poder, revenden una parte en el mercado negro, obteniendo así ganancias inmensas, y otra parte suelen depositarla en cuentas extranjeras.

¿Cómo comienzan los desvíos hacia Suiza?

En 2016, el Departamento de Justicia de Estados Unidos abrió una investigación por corrupción y lavado de dinero que involucraba a la empresa estatal Petróleos de Venezuela SA (PDVSAEnlace externo). Presentó una solicitud de información a la Oficina Federal de Justicia (OFJ) de Suiza porque se presumía que parte de los fondos obtenidos en dólares eran depositados en la banca helvética.

Se sospechaba que estaban involucrados al menos ocho bancos suizos, así como múltiples exfuncionarios del Gobierno venezolano (incluido el viceministro de Energía, Nervis Villalobos).

En 2018, FINMA, en su calidad de autoridad supervisora del sistema financiero suizo, confirmó que estaba investigando a diversos bancos por presunto lavado de dinero realizado a través de la petrolera estatal venezolana. FINMA declinó entonces dar los nombres de los bancos en cuestión. Las principales personas involucradas también estaban siendo investigadas en Estados Unidos.

¿Quiénes son los boliburgueses?

Los boliburgueses son el poderoso grupo de representantes de las finanzas, la comunicación, la construcción o la clase política que han gozado de la simpatía y confianza de los gobiernos de Hugo Chávez y Nicolás Maduro. Contaban con el apoyo gubernamental para realizar transacciones que permitían desviar miles de millones de dólares de las arcas públicas.

Los dominicales Le Matin DimancheEnlace externo y SonntagsZeitungEnlace externo revelaron que uno de ellos era Alejandro Andrade, antiguo guardaespaldas de Chávez que se convirtió después en titular de la Tesorería General de la Nación -órgano desconcentrado del Ministerio de Economía y las Finanzas. Andrade tenía un rancho en Florida dedicado a la cría de caballos. De acuerdo con Gotham City,  poseía 17 cuentas en Suiza en nueve bancos. Andrade confesó que había cobrado sobornos. Sus cuentas fueron bloqueadas y sus haberes transfirieron se a la justicia de EE. UU., que le condenó a 10 años de prisión a partir de 2018.

Otro nombre relevante es Raúl Gorrín, propietario de la cadena de TV venezolana Globovisión. Se le relaciona con un banco en Ginebra. Fue inculpado por la justicia estadounidense, en 2018, por recibir millones de dólares en sus cuentas en Ginebra, Zúrich y Lugano a través de negocios diversos.

Estrechamente vinculada está Claudia Díaz Guillén. La enfermera de confianza de Hugo Chávez relevó a Alejandro Andrade al frente de la Tesorería General de la Nación en 2011. Durante su gestión, que duró dos años, permitía a Raúl Gorrín adquirir bonos preferenciales en dólares (a un precio muy bajo) que luego revendía a un precio mucho mayor en otros mercados. Gorrín premiaba a Díaz Guillén con cuantiosas transferencias. Cuando Chávez falleció, Díaz compró 250 lingotes de oro a través de una empresa fantasma establecida en la isla de San Vicente y las Granadinas, considerada como un paraíso fiscal. Tiempo después, un representante suyo vendió una cantidad casi idéntica de lingotes de oro y los fondos fueron depositados en un banco suizo.

Estos tres casos son solo un fragmento de una larga lista de personas que gozaron de estos beneficios y su modus operandi era parecido.

¿Qué está haciendo Suiza para aclarar la situación?

En 2018, Estados Unidos solicitó asistencia judicial a Suiza. En este momento ya se presumía que el desvío habría llegado a 4 500 millones de dólares depositados en cuentas bancarias suizas.

Para memoria, también fue en 2018 cuando Suiza abolió el secreto bancario para los clientes extranjeros e inició el intercambio automático de información fiscal con otros gobiernos, tal y como lo solicitaba la OCDE, lo que obligaba a su sistema financiero a una mayor transparencia.

En el otoño de 2019, la Fiscalía de Zúrich se dio a la tarea de investigar qué estaba pasando con los bancos suizos y su relación con Venezuela. De acuerdo con el Matin Dimanche y el SonntagsZeitung, durante el 2020, la fiscalía y la policía cantonal de Zúrich identificaron fondos por unos 9 000 millones de francos suizos (10 100 millones de dólares) en bancos suizos, producto de actos de corrupción relacionados con Venezuela.

Un portavoz de la policía confirmó al Sonntagszeitung que estos recursos se hallaban depositados en cuentas en aproximadamente 30 bancos suizos. El dato llama la atención porque significa que no es un caso aislado: al menos uno de cada ocho bancos suizos habría aceptado fondos venezolanos de dudosa procedencia.

También en 2020, según una investigaciónEnlace externo publicada por los diarios El Miami Herald y el Nuevo Herald, el Tribunal Federal suizo ordenó la entrega de documentos confidenciales de bancos suizos que estaban relacionados con un desfalco a PDVSA que sumaría 4 500 millones de dólares, una cifra que coincide con las sospechas expresadas por la justicia estadounidense. En esta ocasión, según los dos diarios estadounidenses, los nombres de los responsables que se dieron a conocer fueron Luis Oberto e Ignacio Oberto, así como Alejandro Betancourt, parte de la boliburguesía venezolana.

¿Se han congelado fondos?

Según los dominicales suizos, hay varios cientos de millones de francos suizos que están bloqueados. El monto exacto no es de conocimiento público hasta la fecha. Y se presume que existiría otra significativa parte de los recursos que, en efecto, llegaron a la banca suiza, pero salieron poco después para financiar la adquisición y el mantenimiento de mansiones, coches y relojes de lujo, yates y jets privados.

El fiscal del cantón de Zúrich tiene abiertas al menos cinco investigaciones por presunto lavado de dinero, según las dos publicaciones suizas, y coopera con fiscales extranjeros, especialmente de Estados Unidos, en la aclaración de los movimientos y destino de los fondos.

¿Qué pasará con los bancos suizos involucrados? 

Sin importar que una parte de los fondos desviados ya no estén en Suiza, si los fiscales a cargo de la investigación comprueban que los bancos suizos ayudaron a lavar dinero o aceptaron recursos de origen dudoso, pudiendo evitarlo, serán enjuiciados.

El desafío de los investigadores es, no obstante, enorme pues deben probar fehacientemente el origen ilícito de los fondos. Este proceso no es simple, pues cuando existe lavado de dinero siempre hay múltiples transacciones e intermediarios entre la comisión original del delito y el destino final de los fondos, justamente para complicar su rastreo.

Este artículo ha sido actualizado el 5 de febrero de 2021. Hemos suprimido todos los nombres de los bancos que aparecían citados en la primera versión.

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.