Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Berna y Caracas firman nuevo convenio de cooperación

Alejandro Fleming, viceministro venezolano de Exteriores para Europa.

Las exportaciones helvéticas a Venezuela crecieron más del 30% anual entre 2004 y 2007. Este año perdieron ritmo, pero el potencial es aún interesante.

El Convenio Marco de Cooperación en Materia Económica que ambos países firman este martes en Berna tiene como objetivo fortalecer los negocios y promover nuevos lazos comerciales.

La relación económica entre la República Bolivariana de Venezuela y Suiza tiene ya un largo camino recorrido.

Inició en el siglo XIX con la participación de tecnología helvética en las primeras hidroeléctricas venezolanas y hoy alcanza nichos de actividad que van de la maquinaria y los productos químicos, a los metales y las piedras preciosas.

Riesgo y oportunidad

La venezolana es una de las economías más atractivas de América Latina. Actualmente, su Producto Interno Bruto (PIB) crece a una tasa entre tres y cuatro veces más dinámica que el suizo.

No obstante, en el ámbito político, Venezuela es uno de los países más controvertidos de Latinoamérica y del mundo entero, como producto de la gestión del presidente Hugo Chávez.

La Aseguradora Suiza contra los riesgos para las Exportaciones (SERV, por sus siglas en alemán) asigna a Venezuela un factor de riesgo '6'.

En la clasificación de esta entidad suiza especializada en el otorgamiento de asesoría y seguros para las empresas exportadoras helvéticas, '1' significa riesgo mínimo para las exportaciones y '7', riesgo máximo.

En 2008, un universo de más de 250 empresas helvéticas opera en territorio venezolano y mejorar perspectiva es el reto principal.

La idea del Convenio Marco de Cooperación se gestó desde septiembre de 2007, cuando Philippe Nell, ministro para América Latina en la Secretaría de Estado de Economía (Seco) realizó una gira de trabajo por este país.

Una cita que los inversionistas extranjeros aprovecharon para expresar la inquietud que experimentan en temas como propiedad intelectual, registros sanitarios y, en general, la seguridad jurídica que ofrece Venezuela.

Relaciones bilaterales

"Venezuela es hoy el quinto socio comercial más importante que tiene Suiza en Latinoamérica", explica a swissinfo Philippe Nell.

Y agrega que el documento que se firma hoy en Berna "reforzará la relación que existe en diversos dominios y sentará las bases para el establecimiento de la comisión mixta que promoverá el desarrollo bilateral".

Venezuela ya ha firmado acuerdos semejantes con Italia (2001), Francia (2002) y Austria (2007), cita Nell, y detalla que la cooperación estará ligada a temas como el comercio, la industria, el sector energético y el medioambiente.

En cuanto a la entrada en vigor, el experto helvético indica que no hay fecha preestablecida, ya que se requiere que el convenio sea aprobado por el Poder Legislativo venezolano antes de que comience a operar.

Los primeros sectores y empresas beneficiadas serán "aquellas dedicadas a la industria; concretamente en ramas como la transformación de aluminio o la maquinaria especializada en fabricación de textiles", asegura.

Un gran potencial

Philippe Nell hace recuento de la relación comercial: "En 2007, las exportaciones helvéticas a Venezuela sumaron 298 millones de francos suizos; y las importaciones ascendieron a 106 millones de francos".

Suiza vende a Venezuela sobre todo productos farmacéuticos, maquinaria, relojes y producto químicos.
En cuanto a las importaciones, la ficha técnica de la relación bilateral Suiza-Venezuela, actualizada a 21 de octubre, destaca el aluminio y las piedras preciosas, como los bienes que más compran los suizos a los venezolanos.

A la pregunta de si el marco de negocios y el respeto a la iniciativa privada extranjera que ofrece hoy Venezuela convienen a Suiza, responde:

"Venezuela ha conseguido crecer a tasas cercanas al 10% anual entre 2004 y 2007, lo que ha entrañado un fuerte crecimiento de las exportaciones suizas a este país sudamericano. Concretamente, las exportaciones helvéticas crecieron un 30% en 2004; un 36% en 2005; un 41% en 2006; y un 28% en 2007".

El 2008 ha sido un año de repliegue, los datos enero-octubre arrojan una disminución de las exportaciones del orden del 16%. De ahí el interés por reforzar lazos y dar mayor certidumbre a la relación bilateral.

Los empresarios suizos que operan en Venezuela suelen enfrentarse –como sucede en el resto de Latinoamérica– a trámites administrativos, y algunos riesgos de seguridad jurídica, física y protección a la propiedad intelectual.

Y es verdad que, en el caso de Venezuela, a los capitales helvéticos les preocupan temas como las nacionalizaciones o el régimen de administración de divisas, ya que implican demoras en el pago de licencias, asistencia técnica y en la repatriación de dividendos.

Por ello merece la pena trabajar en reducir obstáculos y potenciar las oportunidades, concluye Philippe Nell.

swissinfo, Andrea Ornelas

Contexto

Un convenio marco establece los términos en los que se regirá una relación económica entre dos países.

Suiza tiene actualmente grupos bilaterales de trabajo para incentivar la actividad económica con México y Brasil, además del que creará con Venezuela.

La delegación venezolana que firma este martes en Berna el Convenio Marco de Cooperación Económica está encabezada por Alejandro Fleming, viceministro para Europa del Ministerio de Asuntos Exteriores del gobierno de Hugo Chávez.

Fin del recuadro

Datos clave

Suiza tiene dos acuerdos económicos vigentes con Venezuela: Promoción y Protección de las Inversiones (1993) y convención para evitar la doble tributación (1996).

El tercer acuerdo será el Convenio Marco para la Cooperación (2008).

Venezuela controla desde 2003 -vía la Comisión de Administración de Divisas (Cadivi)- el abasto del mercado cambiario de Venezuela.

Fin del recuadro

NACIONALIZACIÓN DE HOLCIM

Tras una notificación extraoficial en abril y la publicación de un decreto en junio, el pasado 19 de agosto inició el proceso legal de nacionalización de la cementera suiza en Venezuela.

El gobierno del presidente Hugo Chávez anunció su intención de adquirir el 85% de las acciones del grupo. El 15% restante son acciones que conservará la empresa.

Se acordó que no habría despidos y que las líneas y objetivos de producción se respetarían, pero la decisión del gobierno actual se deriva, en palabras del presidente Chávez, de la necesidad de garantizar el abasto de materiales de construcción a su país y de evitar que los precios sean aumentados 'artificialmente' por las compañías productoras.

Fin del recuadro


Enlaces

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

×