Futurista fábrica relojera en Biel

La fachada del nuevo centro de producción de Omega. Keystone/Peter Klaunzer

La industria relojera suiza vive desde inicios de siglo una evolución que la ha llevado a invertir en infraestructura, como en el caso de Omega, que tras Rolex, es la segunda mayor marca relojera del mundo. En Biel se inauguró su nuevo centro de producción, bajo el sello de Shigeru Ban.

Este contenido fue publicado el 03 noviembre 2017 - 14:18
swissinfo.ch/sj

Las instalaciones mantienen bajo un mismo techo todos los procesos de fabricación, montaje y control de calidad. Un sistema de almacenamiento de los productos, completamente automatizado, forma parte de la nueva construcción. La bodega contiene más de 30 000 cajas con componentes de los relojes. Para evitar el riesgo de incendio, el oxígeno del aire interior de la bodega ha sido reducido.

El arquitecto de la edificación de 70 metros de largo, 30 de ancho y 30 de alto es el japonés Shigeru Ban. Entre las construcciones que ya ha realizado en Suiza se encuentra la nueva sede del Grupo Swatch, al que pertenece Omega.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo