De sol en el UBS y de sombra en Credit Suisse

El responsable de Credit Suisse, Tidjane Thiam, debe implementar la mayor reforma del banco en casi una década. Keystone
Este contenido fue publicado el 04 febrero 2016 - 12:25
swissinfo.ch avec les agences

Los accionistas y empleados de Credit Suisse se despertaron este jueves con malas noticias. El segundo banco suizo reportó una pérdida neta de 2,94 millones de francos en 2015. La institución anunció que aceleraría la puesta en marcha de un programa de ahorro por 3,5 millones de francos hasta finales de 2018 con la supresión de 4 000 puestos de trabajo.

Los analistas y los medios de comunicación habían anticipado el impacto, el cual contrasta notablemente con los positivos resultados del primer banco helvético, el UBS.

El 2 de febrero, el UBS anunció un beneficio neto de 6,2 millones de francos, 79% más que un año antes. Solamente durante el cuarto trimestre de 2015, el beneficio neto del banco se situó en 949 millones de francos.

Contenido externo

Parte de las importantes pérdidas en el Credit Suisse es atribuible a la adquisición de un banco de inversión de Estados Unidos en el año 2000, por 3,8 millones de francos. El banco suizo tuvo que reconocer que fue un mal negocio.

El rendimiento también se vio afectado por los gastos de reestructuración que ascendieron a 355 millones de francos. La medida involucró a todas las divisiones y se inscribió en la aplicación de la nueva estrategia de la institución.

A lo anterior se agregaron unos 821 millones de francos destinados a numerosos conflictos legales.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo