Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Revista de prensa Democracia y palos en Cataluña

police and protestors in barcelona

Policía Nacional y votantes catalanes frente a frente, el domingo en Barcelona. 

(Keystone)

Después de un día dramático en Cataluña, casi todos los periódicos suizos publicaron en su primera plana el accidentado escrutinio de la víspera. La condena de la violencia y la preocupación por la salvaguardia de los valores democráticos fueron los temas dominantes.

“El libreto casi estaba escrito de antemano”, anota ‘Le Temps’. La voluntad de un gran número de catalanes de votar sobre su futuro estatuto, el rechazo del gobierno central a sancionar el voto, la afluencia de fuerzas complementarias de seguridad, solamente podían terminar mal.

Y, de hecho, señala el periódico, las mesas de votación se convirtieron, “una tras otra, en trincheras donde se enfrentaron dos concepciones de la democracia”. Fue “un día triste para la democracia en el país”, un día del que tanto las autoridades centrales como las de Cataluña deben asumir la responsabilidad.

De esa responsabilidad compartida escribe también la ‘Tribune de Genève’, que aduce que la severa reacción del Gobierno de Mariano Rajoy era inevitable; cualquier otra cosa habría provocado reacciones en cadena en todo el país, señala en su editorial.

En última instancia, sin embargo, el 1º de octubre pasará a la historia como un día de fracaso, tanto para el presidente del Gobierno de España como para el dirigente catalán, Carlos Puigdemont. A través de su “intransigencia y su arriesgada política”, precia el rotativo, “ambos tienen una gran responsabilidad en este peligroso fiasco”.

La violencia beneficia a los idependentistas

El ‘Blick’ asume una línea más dura contra la violencia policial. “España apalea la democracia”, anuncia en su portada, junto a la fotografía de policías antidisturbios agrediendo a un manifestante caído.

Otras reacciones 

Christian Levrat, Partido Socialista Suizo: “España merece algo mejor que este gobierno de una idiotez deplorable. Es vergonzoso”.

Natalie Rickli, Unión Democrática de Centro: “Es increíble y sorprendente lo que está sucediendo en España. Aceptar los referendos es fundamental para mantener la paz”.

Christian Wasserfall, Partido Democrático Radical: “En Cataluña, la democracia es pisoteada. ¿Qué dice la Unión Europea? Nada. ¡Es una desgracia!”

Fin del recuadro

“Las vergonzosas escenas tendrán consecuencias imprevisibles”, anota el diario en su editorial. “¡Sellar las urnas golpeando a los ciudadanos que quieren votar - en un país civilizado de Europa!”

En su opinión, toda esa situación se traducirá en un mayor apoyo para la causa independentista. “Las personas que hasta ahora estaban indecisas no tendrán que pensarlo demasiado; incluso muchos opositores a la separación cambiarán de lado”, asenta.

El ‘Tages-Anzeiger’, de Zúrich, y su publicación hermana ‘Der Bund’, en Berna, coincidieron en que la dura reacción de Madrid solamente beneficiará a los partidarios de la independencia. “Ningún asesor político podría haber escrito un mejor texto para la causa catalana”, afirman los periódicos.

El contraste entre las vivas imágenes de la Guardia Civil con cascos y bastones, y aquellas de “la gente feliz cantando ‘vamos a votar’ mientras introducen sus papeletas en las urnas”, aseguran los diarios “no ha ganado ninguna simpatía en el extranjero por la “repuesta totalmente desproporcionada a una expresión de voluntad política”.

La Generalitat de Catalunya convocó un referéndum de independencia para el 1º de octubre que el Tribunal Constitucional había suspendido de forma cautelar, en virtud de que una consulta semejante contravenía los principios establecidos por la Constitución de España.

Para tratar de impedirla, Madrid envió a Cataluña a elementos de la Guardia Civil y de la Policía Nacional que confiscaron urnas, cerraron locales de voto y se enfrentaron a los votantes. Las refriegas arrojaron un saldo de centenares de heridos, incluidos elementos de seguridad.

La votación se llevó a cabo en condiciones que incumplen las exigencias de una consulta ciudadana de esa naturaleza.  

El Gobierno de España declaró que este domingo “no hubo referéndum” y que la votación había sido solamente una “farsa”. Las autoridades catalanas aseguraron, por su parte, que alrededor de 2,26 millones de personas votaron, de las cuales un 90% a favor de la secesión.


swissinfo.ch y agencias

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×