Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Warren Buffet hace escala en Lausana

Warren Buffet, durante una conferencia de prensa en el IMD de Lausana.

(Keystone)

'El oráculo de Omaha' busca negocios en Europa. En Suiza, la mira está puesta en empresas medianas, rentables y con una perspectiva clara de futuro.

También esta semana, la estadística confirma que los suizos se demoran cada vez más en pagar sus facturas, pese a lo cual, se mantienen en la media europea de impago.

Warren Buffet -el hombre más rico del mundo- realizó una gira de trabajo por Europa y decidió hacer escala en Lausana.

La razón oficial de su visita a Suiza: una invitación de la escuela de negocios IMD de Lausana y particularmente de su 'Family Business Center'.

La extraoficial, y que levantó toda clase de suspicacias en el mundo financiero europeo: está en busca de nuevos negocios.

El llamado 'oráculo de Omaha', su tierra natal y sede desde la que opera un emporio que vale más de 65.000 millones de francos suizos, afirmó que lo peor de la crisis financiera estadounidense (de los subprimes) ya pasó.

Y en su opinión, Suiza y Europa tienen a su favor el hecho de contar con monedas sólidas.

Sobre sus planes de negocios en Suiza y los países vecinos, afirmó que hace 10 años debió venir a Europa a buscar negocios. "Pero nunca es tarde", acotó.

Espaldarazo a Nestlé y Roche

Warren Buffet, presidente de Berkshire Hathaway Inc, un conglomerado que maneja decenas de empresas, celebró el desempeño de grupos suizos como Nestlé o Roche, a las que considera rentables, con futuro y con una evolución "comprensible".

Al decir esto, Buffet hacía referencia a negocios, como los del comercio de materias primas, que reiteradamente ha señalado que no le interesan y que "no comprende".

Con más de 30.000 millones de francos suizos listos para firmar cualquier tipo de nuevo negocio, dejó claro que su perspectiva en Europa es clara. Está interesado en empresas medianas, con utilidades de más de 80 millones de francos suizos brutos anuales, pero preferentemente familiares.

En este sentido, cabe destacar que en Suiza, nueve de cada 10 empresas son familiares, según la Oficina Federal de Estadística (OFS).

Además de Suiza, el consorcio Berkshire Hathaway analiza también opciones de inversión en España, Alemania, Dinamarca e Italia.

El UBS se recapitaliza

Y en este contexto de desaceleración económica debida a la crisis de los créditos hipotecarios de alto riesgo (subprime), el UBS hizo un anuncio que busca templar los ánimos y recuperar la confianza de los inversionistas.

Este jueves (22.05) decidió ampliar el capital del grupo en el equivalente a 16.000 millones de francos suizos. Una operación positiva, pero que refleja simultáneamente la abrupta depreciación que han experimentado sus acciones tras el descalabro.

Concretamente, la ampliación de capital se verificó a un valor de 21 francos suizos por título del UBS, monto 73% inferior al valor que dicha acción registraba hace exactamente un año.

A juicio de los mercados financieros, la operación recién realizada permitirá al UBS, que es el banco más afectado por la crisis hipotecaria en toda Europa, recuperar estabilidad, sanear sus cuentas y enfrentar el futuro con mayor solvencia.

La lección fue aprendida, pero hace falta levantarse y volver a andar el camino.

Pagos morosos

Y los altibajos financieros también han hecho mella en la capacidad de pago de los suizos.

También esta semana(21.05), la empresa helvética Instruí Justitia reveló que los pagos no llegan del todo puntuales en Suiza.

Concretamente, durante el último año los créditos pagados con 30 días de retraso pasaron de 64,2 a 60% del total que existe en el país, con lo que se registró una mejoría.

No obstante, aquellos cuya morosidad rebasa los 90 días experimentaron la tendencia contraria, al pasar del 5,5 al 10% de los créditos totales que existen en Suiza.
Dichos retrasos han provocado pérdidas a 44% de las empresas, 33% de las firmas considera que no le ha afectado demasiado y el 33% restante, no respondió.
Pese a los datos referidos, Suiza se mantiene aún en la media de incumplimiento que registra Europa, apenas detrás de los países escandinavos, aseguró la empresa especializada en recuperación de deudas.

Para sus conclusiones, Instrum Justitia realizó una encuesta entre 6.500 empresas, durante los meses de enero y febrero, sobre el perfil de pago e impago de su clientela.

El lujo reditúa...

Y en ese contraste de riqueza y pobreza, el grupo suizo especializado en los artículos de lujo, Richemont, dio a conocer a los mercados financieros la situación de sus finanzas durante el primer trimestre del año.

El pasado jueves (22.05), anunció que sus utilidades sumaron 2.540 millones de francos suizos entre el 31 de marzo del 2007 y el mismo día del 2008, lo que representa un repunte de 18%.

A pesar de que la economía mundial comienza a desacelerarse, Richemont se dice optimista con respecto al futuro.

En abril pasado, las ventas (relojería y joyas) crecieron 16%, augurio de que el resto del año avanzará con datos positivos, prevé la empresa.

Richemont confirmó también que quiere separar sus actividades y que una de sus bases estará en Suiza y la segunda se ubicará en Luxemburgo, para atender de una forma más eficiente a los mercados de los cinco continentes.

swissinfo, Andrea Ornelas

Contexto

El IMD 'Family Business Center' fue fundado en el año 2000 por la escuela de negocios IMD de Lausana para asesorar a empresas familiares en materia de administración y transición generacional.

La mayoría de las empresas familiares en Suiza son pequeñas y medianas. Sin embargo, son generadoras de 70% del empleo total y de las estructuras que mejor se adaptan y sobreviven en tiempos de crisis.

El Berkshire Hathaway Inc es la matriz de un conglomerado de empresas pertenecientes al estadounidense Warren Buffet. El consorcio es copropietario de la reaseguradora Swiss Re.

Fin del recuadro

Datos clave

El UBS es el banco número 1 de Suiza y junto con el Credit Suisse concentra 55% del mercado financiero helvético.

Las pérdidas del UBS –por los subprime- rebasan los 11.000 millones de francos suizos, razón por la que tiene previstos más de 5.500 despidos.

Fin del recuadro


Enlaces

×