Navigation

Efigie inmolada predice un hermoso verano suizo

La tradicional quema del Böögg tuvo lugar este año en un escenario diferente y bajo condiciones excepcionales. © Keystone / Ennio Leanza

Celebrada el lunes de manera excepcional en el cantón de Uri, la quema del Böögg augura un cálido verano en Suiza: Los explosivos colocados en la cabeza del muñeco de nieve tardaron 12 minutos y 57 segundos en decapitar a la efigie.

Este contenido fue publicado el 20 abril 2021 - 11:22
swissinfo.ch/mga

Según la leyenda, cuyas raíces datan de 1890, cuanto antes explote la cabeza del Böögg, mejor será el clima. En los últimos años, la cabeza se ha mantenido intacta durante al menos 16 minutos.

Cada año, a las 18:00 horas de un lunes de abril, arde y explota un muñeco de nieve en la plaza Sechseläuten de Zúrich. No es un mono cualquiera, es el Böögg.

Pero este año el Böögg fue transportado a un desfiladero en el cantón central de Uri para disuadir a las multitudes de acudir a la ceremonia. Las reuniones están estrictamente limitadas por seguridad sanitaria en vista de la pandemia del coronavirus.

La Sechseläuten Enlace externo tiene varios orígenes. Por un lado, se basa en la costumbre de encender fogatas para celebrar el equinoccio de primavera, los niños acostumbraban quemar figuras de paja hechas por ellos mismos.

Por otra parte, los miembros de los gremios solían regular las horas de trabajo con el tañido de las campanas. En invierno, los artesanos y comerciantes trabajaban hasta las 17.00 horas y en verano hasta las 18.00 horas.

En 1892 ambas tradiciones se fusionaron. La quema de un muñeco de nieve relleno de fuegos artificiales se convirtió en parte integrante de la tradición.

A las 18:00 horas, colocan el Böögg, en lo alto de una pira de diez metros y lo encienden. Enfundados en sus trajes tradicionales, desfilan unos 3 500 miembros de gremios y unos jinetes cabalgan en torno a la hoguera hasta la explosión final.

Sin embargo, coronavirus obliga, este año la inmolación tuvo lugar en otro escenario y en condiciones diferentes. Los espectadores debieron contentarse con seguir la ceremonia por televisión. El año pasado fue cancelada.

Artículos citados

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.