Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Elecciones legislativas 2019 La tercera gran conmoción electoral en Suiza

 recuento de votos

Recuento de votos tras las elecciones legislativas del 20 de octubre en Suiza.


(Keystone / Peter Klaunzer)

El nuevo Parlamento suizo, con más cambios que nunca, ya está definido. Este fin de semana los cuatro últimos cantones han elegido a sus representantes en el Consejo de los Estados (cámara alta). Es el momento de hacer un análisis concluyente de la situación.

Las elecciones de 2019 han sido diferentes. Para entender esto tenemos que examinar qué es lo que ha ocurrido en Suiza durante las últimas tres décadas. Desde los años noventa del siglo pasado las elecciones han mostrado una creciente polarización en este país. Los partidos de los extremos, UDC, Partido Socialista (PS, izquierda) y Verdes (PES, izquierda), han ido creciendo mientras que los partidos del centro perdían votos.

Claude Longchamp es uno de los politólogos y analistas más renombrados de Suiza. Colabora regularmente con swissinfo.ch con análisis de la actualidad política nacional.

(swissinfo.ch)

De este modo, se han ido desarrollando progresiva y separadamente los márgenes exteriores del arco formado por los partidos.

Pero en esta ocasión han perdido tanto la UDC por la derecha como el PS por la izquierda. Por su parte, el PLR, situado ligeramente a la derecha del centro, también ha registrado pérdidas. Solo el PDC, en el centro político, salió con algunos votos menos.

Esta pérdida de votos se ha traducido en una disminución del número de diputados para todos los partidos gubernamentales. En cambio, dos partidos sin representación en el gobierno, los Verdes y los Verdes Liberales (VL, centro), han aumentado claramente sus escaños.

Los partidos gubernamentales en un callejón sin salida

Precisamente, este modelo es nuevo en Suiza, aunque no es nada extraño si miramos a Europa. Desde la crisis mundial de los mercados financieros, se ha registrado en los países de la Unión Europea (UE) un crecimiento de los partidos de la oposición, que han empujado a posiciones defensivas a los partidos con responsabilidad de gobierno.

Sin embargo, el alcance de este cambio radical es singular en Suiza. Estas han sido las elecciones más volátiles desde la introducción del sistema de representación proporcional en 1919.

Todo esto vale principalmente para el Consejo Nacional, la cámara baja: más del 17% de los escaños han cambiado de partido.

En el Consejo de los Estados la situación se presenta algo más estable, aunque sigue el mismo patrón. 10 de los 46 escaños cambian de partido, lo que supone un récord en Suiza.

Staenderat

Repartición de escaños en el Consejo de los Estados 2019

Los ganadores son los Verdes, que suman 4 escaños más a costa del PS (3 menos), que es el partido que más senadores pierde.

staendarat delta

Quiénes ganan y pierden escaños en el Senado suizo

Temblores globales, terremotos locales

La crisis económica mundial de 1929 repercutió en la primera gran conmoción (1935). Aquella Gran Depresión trajo una disminución de los beneficios económicos, un aumento del desempleo y de la exclusión social. Eso supuso el caldo de cultivo ideal para nuevos partidos, como el partido nacionalsocialista en Alemania.

En Suiza, los cuatro partidos mayoritarios perdieron al alimón las elecciones de 1935. El más afectado fue sobre todo el mayoritario PLR, seguido del Partido de los campesinos, artesanos y burgueses (hoy UDC)), y el Partido Popular Católico (hoy PDC). Pero también los socialdemócratas, que desde 1931 habían sido el partido más fuerte de Suiza, estaban en la lista de perdedores.

Los logros más sobresalientes se los apuntaron el entonces  recién creado Landesring der Unabhängigen (Alianza Nacional de los Independientes), el Freiwirtschaft Bewegung (Movimiento por la economía liberal), de derechas, los Jungbauern (Jóvenes Granjeros) y los frentistas de extrema derecha (Frente Nacional).

Como resultado de esas elecciones se produjo un intenso debate sobre la necesidad de un nuevo sistema de gobierno. La nueva relación de fuerzas tenía que quedar reflejada también en el Consejo Federal (gobierno). Ese fue el primer paso hacia la denominada “fórmula mágica” suiza, que consiste en la formación de gobierno entre cuatro partidos nacionales sólidos que se distribuyen los siete escaños del Ejecutivo federal.

La segunda gran conmoción

La segunda sacudida comparable ocurrió en 2012. En este caso el desencadenante fue el accidente ocurrido en la planta nuclear de Fukushima, Japón. Esa catástrofe puso de nuevo sobre la mesa el tema de la supervivencia de la energía nuclear. En Suiza se alzaron voces exigiendo el abandono de esa tecnología. El Consejo Federal asumió la iniciativa y puso en marcha la política correspondiente. Las mujeres del Consejo Federal, por primera vez mayoría en el Ejecutivo con cuatro escaños, decidieron el cierre progresivo de las centrales nucleares.

No obstante, todos los partidos representados en el Consejo Federal perdieron en las elecciones federales de 2011. La mayor pérdida la registró de nuevo el PLR, en esta ocasión por no tomar partido en la cuestión más importante.

Los auténticos ganadores fueron de nuevo los recién llegados: el Partido Burgués Democrático (PBD, centro), que en 2011 se presentaba por primera vez a unas elecciones nacionales, y los Verdes Liberales (VL, centro), para los que eran sus segundos comicios. Ambos consiguieron más del 5% de los votos y en el caso de los VL especialmente de los jóvenes.

La política descuidó el cambio climático

La tercera gran alteración se ha producido en el actual año electoral. Las protestas en la calle por el fracaso de la política al no abordar el cambio climático alcanzó un primer punto álgido en la primavera pasada con las huelgas y manifestaciones de estudiantes. Esa situación dio como resultado en las urnas un avance récord de los Verdes, seguidos de los Verdes Liberales.

¿Qué nos enseña esto?

1. En el origen de todas las grandes conmociones ocurridas en el arco parlamentario suizo se encuentran crisis globales de la economía, la tecnología o el medio ambiente.

Este tipo de crisis repercuten en las elecciones nacionales porque nuestro país, que tiene una marcada orientación a los mercados mundiales, no es un contenedor que pueda cerrarse herméticamente.

2. Llama la atención que los intervalos entre dos conmociones se acorten. Una gran sacudida ha dejado de ser un momento crucial. Más bien, ahora son casi la regla.

3. Esto afecta a la estabilidad del sistema político. El arco parlamentario está sufriendo un cambio radical. Y no estará exento de consecuencias en el sistema de gobierno. Porque la fórmula mágica para el Consejo Federal está planteada sobre la base de la continuidad. Requiere un panorama político estable con partidos consolidados y representantes de los intereses sociales ampliamente aceptados.

Mantener un panorama político estable. Ese es el desafío fundamental, también para Suiza.

Regula Rytz

La presidenta de los Verdes, Regula Rytz. Su partido ha sido uno de los grandes ganadores de las elecciones legislativas del 20 de octubre de 2019.

(Keystone / Peter Klaunzer)

Los resultados definitivos

En la cámara alta no se han registrado cambios significativos en el tamaño de los bloques. El Partido Demócrata Cristiano (PDC, centro) y el Partido Liberal Radical (PLR, derecha liberal) conjuntamente seguirán teniendo mayoría en el nuevo Consejo de los Estados. Y si socialistas y verdes llegaran a algún acuerdo podrían también formar mayoría en la cámara alta junto con el PDC o con el PLR.  La Unión Democrática del Centro (UDC, derecha conservadora) sigue aislada porque no alcanza a formar mayoría con ningún socio.

Fin del recuadro


Traducción el alemán: José M. Wolff, swissinfo.ch

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes