Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Fondue "como nunca antes la han comido"

Nicolaus Salzgeber, guía de Pany y creador de la oferta de la fondue a la leña en pleno bosque del Prättigau. (wandrvogl.ch)

Trozos de tronco aflorados con el hacha sirven de estufa para el caquelon con el queso que los comenzales disfrutan en pleno bosque del valle del Prättigau.

Una de las muchas ofertas para el turista en Pany, un pueblito de peculiar encanto cerca de Klosters, en el cantón de los Grisones.

A menos de dos horas de Zúrich se llega en tren o en auto al valle del Prättigau, en pleno corazón del paisaje alpino helvético.

Es el mismo camino que conduce desde Landquart a las famosas estaciones invernales de Davos y Klosters, unos cuantos kilómetros más retiradas que Pany, el pueblito que tanto en verano como en invierno recibe a cientos de familias.

La calle principal de Pany no es tan larga ni está llena de comercios lujosos, tampoco tiene el prestigio de su vecina Klosters, a tan sólo 16 kilómetros de distancia.

Allí domina la parahotelería, con una oferta de 600 camas, destinadas sobre todo a familias que buscan un oasis de tranquilidad en la montaña a precios razonables.

Sus casi 600 habitantes, principalmente dedicados a la agricultura, han comenzado a acostumbrarse al turismo, luego de que entre 1958 y 1988 más de 130 casas de vacaciones fueran construidas allí.

Esquí, trineo, caminatas...

Entre las múltiples actividades que se pueden realizar en invierno se encuentra, por supuesto, la práctica de esquí o las clases para aprender este deporte, el descenso con trineo, las caminatas por la nieve, el romántico recorrido por el valle en un rústico carruaje tirado de caballos que se abren camino entre la nieve...

O la más novedosa y sencilla de las ofertas: comer fondue de queso en pleno bosque nevado, acompañado de té elaborado con agua alpina que fluye de los arroyos que descienden por Pany, situado a aproximadamente 1250 metros de altura.

Todo comienza con una caminata de unos 30 minutos de duración, cuando el sol aún ilumina el valle.

Nicolaus Salzgeber, de 53 años, autodenominado como 'Wandervogel' (excursionista) es el guía de esta "expedición alpina".

"Somos 'valser"

Mientras los rayos solares se van poniendo, Salzgeber se detiene y comienza a nombrar los picos alpinos que vemos al horizonte, que conoce como la palma de su mano.

Guardia forestal de profesión, cazador, pescador y experto en la colecta de hongos por afición, Chlasi, como se hace llamar por sus amigos, describe cómo él y la mayoría de los habitantes de Pany llegaron a poblar el lugar.

"Somos 'valser', del cantón del Valais. En el siglo XV y siglos posteriores había tanta gente allá y tan poco alimento que muchos decidieron emigrar. Algunos llegaron al cantón de los Grisones, otros a Italia y otros se dirigieron hacia Austria.

"Mi familia regresó de Austria al cantón de los Grisones", puntualiza.

"Nos gusta la libertad"

Mientras da unos pasos hacia un arroyo para llenar su cazuela de agua, Salzgeber explica que los valser –acostumbrados a vivir en tierras altas-, llegaron de las montañas tierra abajo.

"Nos gusta la libertad, no nos gusta que se nos imponga nada, nos gusta dirigir nuestras vidas y en los Grisones fuimos bienvenidos por los señores feudales, quienes al parecer se dieron cuenta de nuestro carácter, por lo que decidieron darnos tierra de forma gratuita y el derecho a nuestra autodeterminación."

Al llegar al 'Kleiner Wald' (el bosque chico), el guía inicia los preparativos para cocer el queso, encendiendo el corazón de los troncos de pino, "un concepto que yo inventé", dice orgulloso mientras un perfume a madera se desprende con el humo.

"Para mí, Pany es el lugar más soleado del centro europeo. Estoy muy feliz de haber nacido aquí y poder mostrar al turista nuestra bella región; pero no fue fácil lograr el nivel que ahora tenemos. La infraestructura, el agua, el desagüe, todo eso costó mucho, pero ahora todo está bajo control."

Mayor percepción de las nuevas generaciones

En verano, Salzgeber ofrece caminatas por los 80 kilómetros de senderos señalados con los que cuenta la región.

Ante la pregunta de qué espera para el valle y las generaciones futuras, responde:

"El turismo es un factor económico importante y mucha gente no lo ve así. Creo que es la única posibilidad de sobrevivir a largo plazo. El turismo tiene un gran potencial y por eso espero que las nuevas generaciones sean más perceptivas para estar más abiertos a nuevas ideas."

Cuando la luz de la Luna ilumina los rostros, el frío ha penetrado en los pies al contacto con la nieve y el apetito se abre, llega el llamado esperado, "ahora les ofreceré una fondue a la leña como nunca antes la han comido".

swissinfo, Patricia Islas Züttel

Contexto

El cantón de los Grisones es el mayor de Suiza, situado en la parte noreste de Suiza.

El turismo es una de sus principales fuentes de ingreso.

La región del valle del Prättigau se encuentra entre las cúspides alpinas grisonas y abarca varios pueblitos de montaña, entre ellos, Pany, Buchen, Lunden, Puta, Luzein, Gadenstätt y Dalvazza, situados entre los 850 y los 1.300 metros de altitud.

Pany ofrece alrededor de 600 camas en la oferta de departamentos de vacaciones que se ocupan al máximo tanto en verano como en invierno.

Los alrededor de 600 habitantes del pueblo se ven beneficiados directa o indirectamente del turismo que les visita.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×