Navigation

Ginebra honra a Borges

Un homenaje de la Ciudad de Calvino al gloriado escritor argentino. Keystone

La ciudad de Ginebra denomina una de sus calles con el nombre del gran escritor argentino.

Este contenido fue publicado el 09 mayo 2003 - 19:42

La calle de Jorge Luis Borges se ubica en el popular barrio de San Juan.

A escasos metros de la iglesia de Jeanne de Chantal, respondía al nombre de 'Rue de Miléant'.

Desde el mes pasado, la calle se llama formalmente "Rue Jorge Luis Borges" en un homenaje que la ciudad de Ginebra quiso efectuar, post-morten, a un de los escritores más universales que ha dado la literatura latinoamericana.

La ceremonia fue encabezada por el consejero administrativo de la ciudad de Ginebra, Christian Ferrazino en presencia de la viuda del escritor, María Kodama.

Entre Borges y Ginebra había una relación especial.

Su llegada

En 1914, el entonces joven talento y su familia se refugiaron en esta ciudad para escapar a los horrores de la Primera Guerra Mundial. En el colegio Calvino, el gloriado escritor realizó sus estudios preuniversitarios y tejió una influyente red de amigos.

Al regresar a Buenos Aires, en 1921, Borges mantuvo sus lazos con Ginebra y con sus amigos ginebrinos, mientras incrementaba su producción literaria.

Desde Argentina escribió uno de los más bellos poemas que se han escrito sobre la también llamada 'Ciudad de Calvino':

"De todas las ciudades del mundo, de todas las patrias íntimas que un hombre busca merecer en el transcurso de sus viajes, Ginebra me parece la más propicia a la felicidad".

Un escurridizo Premio Nóbel

La ciudad helvética ocupó un lugar importante en la inspiración de la obra del escritor infatigable, curioso y fuera de serie, candidato desafortunado al Premio Nóbel de Literatura.

Con el paso de los años y ante la inminencia de su muerte, Borges decidió regresar a Ginebra. Esa última estancia fue de apenas algunos meses. El 14 de junio de 1986 su corazón dejó de latir.

Como un acto de deferencia, las autoridades municipales decidieron sepultarlo en el Cementerio de los Reyes, suerte de Panteón para los Hombres Ilustres, en el que Ginebra guarda eternamente los restos mortales de sus personajes más queridos.

"Ese fue un primer homenaje", relata Nils de Dardel a swissinfo.

Una vieja idea

Cuenta el actual responsable de los Trabajos públicos de la ciudad de Ginebra que, en 1998, cuatro concejales propusieron dar el nombre de Borges a una calle ginebrina. Estaban en sus mentes las calles del 'Vieux Collège' y la 'Avenue de la Colovrenière'.

Querían igualmente crear un premio en su memoria.

El Consejo Municipal de Ginebra se decidió finalmente por la "Rue de Miléant", ubicada en el popular barrio de San Juan.

"Resulta que había dos calles paralelas, con el mismo nombre. Fue entonces que resurgió el proyecto borgiano", añade Nils de Dardel.

Orgullo ginebrino

El cambio administrativo tuvo lugar el 1 de junio del 2001, pero las autoridades municipales prefirieron esperar un tiempo antes de efectuar la inauguración oficial, pretendían que la población del barrio se familiarizara con el apellido.

"Los ginebrinos nos sentimos orgullosos de todo esto. De la estancia de Borges en Ginebra, de su inmensa y fantástica producción literaria, de su amor por esta ciudad y de su decisión de venir a morir aquí".

De manera que, para Ginebra, Jorge Luis Borges sigue diciendo "presente" en su vida cotidiana.

swissinfo, Luis Vázquez, Ginebra

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.