Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Guillermo Tell: "Soy un pasador de montañas"

Entrevista esclusiva de swissinfo con Guillermo Tell.

(swissinfo.ch)

Con ocasión del primero de agosto, swissinfo obtuvo una entrevista exclusiva con el héroe nacional suizo.

Guillermo Tell evoca los años durante los cuales desapareció de la Historia y aporta su mirada a la Suiza de hoy.

Todavía es temprano por la mañana cuando Guillermo Tell nos acoge en una casa de descanso de lujo. Encontró allí un trabajito y vive con su amiga africana. Por respeto a su vida privada, no revelaremos el lugar preciso donde se encuentra.

Sus ropas están gastadas por el tiempo, su cara marcada por siete siglos de historia, pero su mirada sigue siendo vivaz. A veces refleja desilusión, y otras esperanza.

swissinfo: En 1307, usted vivió tres días agotadores. ¿ Qué recuerdo conserva de este año famoso?

Guillermo Tell: En absoluto vivo obsesionado por aquellos días. Fueron otros los que hicieron toda una historia.

Yo sólo hice mi trabajo. Mis hazañas finalmente no fueron tan heroicas.

swissinfo: Sin embargo, la prueba de la manzana, no fue nada de fácil … A propósito, ¿qué es de su hijo?

¡La escapó linda! En todos los sentidos de la palabra. Algunos años después de los acontecimientos, cuando la primera estatua fue esculpida en mi honor, animé a mi hijo a irse para que descubriera el mundo.

Como yo, era un navegante muy bueno. Se hizo a la mar y viajó. Se convirtió en su pasión.

A veces, volvía a verme … Sin mi hijo, no habría soportado probablemente nunca el hacerme encerrar en una ‘suizitud’ restrictiva. Me permitió soñar, evadírme un poco.

swissinfo: Después de las hazañas que lo hicieron entrar en la leyenda, usted desaparece totalmente de la Historia. ¿ Que hizo durante todos estos años?

Observé mucho a los suizos. Y me fascinó de ver cómo me manipularon, colonizaron, trituraron, chapucearon …

En el fondo, lo que me asombró, son las múltiples máscaras que se me hizo llevar.

swissinfo: Políticamente usted ha sido recuperado, por la izquierda, por la derecha, como objeto de mercadotecnia, como símbolo de calidad … ¿ No es un poco oportunista?

No, los habitantes de este país lo son. Se construyeron al héroe que necesitaban con arreglo a los períodos que atravesaban, en función del desconcierto o de las esperanzas del momento.

No soy oportunista. Soy un hombre simple, un montañés, que trató de hacer su deber. Es todo.

Figúrese que Guillermo Tell con el que usted habla trabajó como portero en una gran empresa, entre otras cosas, luego en un taller de mantenimiento en Swissair, en el aeropuerto de Zúrich.

swissinfo: ¿Después de todas esas experiencias, cómo ve a la Suiza de hoy?

Durante estos años, donde pasaba de un pequeño trabajo a otro, a menudo estaba desconsolado. Vi la incapacidad de este país para volver sobre su memoria, esta dura memoria de la última guerra, sobre la cual se fabricó un heroísmo falso.

Y luego, yo, el ballestero, vi este símbolo de calidad traicionado, vi la incompetencia de los dirigentes de las empresas más grandes. Por último, vi Suiza embarcarse en la carrera a las finanzas.

Hoy, se lo digo: ¡si me hubiera atrevido, habría cedido a la moda, habría ido a ver un psicólogo!

swissinfo: Es una constatación sombría. ¿No tuvo ninguna alegría en el curso de las últimas décadas?

Sí, felicidad por parte de la región de los Tres Lagos, en el 2002. Por la exposición nacional …

swissinfo: ¿la visitó?

Voy hacerle una confesión: estuve casi todos los días, de incógnito por supuesto. Una gran felicidad. Yo que soy un hombre de lago, me reencontré con mi mismo.

Sobre todo, vi por fin Suiza que no chapuceaba sus viejos mitos, usados y cansados como el mío. Suiza adulta, generosa y audaz, que se atrevía a presentar un acontecimiento extraordinario. Evidentemente, la clase política rigurosamente la barrenó, en una especie de incomprensión total.

Después de algunos meses de beatitud, recaí muy rápidamente sobre tierra. Aquel año reapareció la fobia frente a los extranjeros. ¿Pero, dígame, qué pasa en este país? ¿Por qué este miedo enfermizo de los extranjeros? ¿Por qué este encerramiento sobre sí?

swissinfo: un trastorno político debido a la llegada masiva de la derecha dura …

Es sin duda mi tristeza más grande: la llegada al poder de pequeños jefecillos que se identifican conmigo, pero tienen sólo una preocupación: la pasta, la pasta, la pasta.

He aquí Suiza obsesionada por el enriquecimiento y de encerramiento, pronta para romper lo que hacía su federalismo … Yo, Guillermo Tell, no puedo soportar más esto.

Debo decirle que hoy Suiza me desespera un poco.

swissinfo: usted lo sabe, esta entrevista será difundida el primero de agosto … ¿ Esta fecha tiene todavía un sentido para usted?

Con mi amiga africana, decidimos ir a un pequeño pueblo de Suiza francófona.

Nos reiremos un poco. Tomaremos unas copas.

Pero, en el fondo, mi impresión, es que este primero de agosto tiene una gran necesidad de ser vivificado.

swissinfo: Guillermo Tell, una última pregunta: que va a hacer usted estos próximos días, durante los próximos meses. ¿ Tiene proyectos?

Ya que es la última entrevista que concedo, voy a darle una primicia. Me voy a largar de aquí, voy a irme, voy a huir de Suiza.

Pero antes, iré a dar un paseo por Grütli. Con mi amiga africana, recibimos entradas para la obra de teatro montada en mi honor.

Luego, volveré a atravesar los picos montañosos. Porque soy un pasador de montaña, un producto mestizo, vengo de más allá de las fronteras. De aquí a algunas semanas, atravesaré las montañas y me iré a Italia.

Allí, visitaré a los descendientes de la madre de mi hijo - mi amante de otro tiempo. Encontraré a mis tatara nietos, que trabajan en Bruselas para la Unión Europea o en Nueva York para la ONU. Luego, iré a reunirme con Guillermo Tell de hoy, el verdadero héroe de la libertad … Nelson Mandela.

Por último, me perderé en las montañas y me disolveré. Usted sabe, los mitos son destinados a morir para que los hombres se hagan adultos.


Propósitos recogidos por Alexandra Richard
En el rol de Guillermo Tell: el etnólogo y sociólogo Bernard Crettaz
(Traducción: Alberto Dufey)

Contexto

- Bernard Crettaz, que le presta su voz a Guillermo Tell para la ocasión, es originario de las montañas del cantón Valais, dónde nació en 1938.

- Fue conservador en el Museo de etnografía de la ciudad de Ginebra (departamento Europa) del 1975 al 2003.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×