Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

La crisis, primera en los pendientes de Obama

En el primer día de gestión, el nuevo inquilino de la Casa Blanca debe cerrar Guantánamo, afirma un profesor suizo.

(Keystone)

Fin al unilateralismo, mayor negociación. El fondo de la política exterior en la Casa Blanca no asoma grandes cambios, pero parece más realista. América Latina no será tema prioritario. EE UU afinará puntería en sus guerras y debe contribuir a resolver la cada vez más delicada situación en Afganistán.

Europa espera señales: Guantánamo es una de ellas, mientras que la crisis económica ocupa en primera línea al presidente electo Barack Obama.

Suiza, este pequeño país en el corazón del Viejo Continente, una isla en la Europa Unida, está atenta a las mudanzas y reacomodos en las oficinas de la administración en Washington. Más de 3.000 puestos se deciden ahora.

"Barack Obama no la tendrá fácil", comentaba a las ondas de la radio suiza en alemán (DRS) Catherine Kelleher, experta estadounidense en política de seguridad internacional.

Una afirmación en boca de muchos.

"El nuevo presidente de Estados Unidos recauda una difícil herencia. La economía de ese país ya se encuentra en una recesión y el peligro radica en que se amplíe. El nuevo presidente tiene que actuar relativamente rápido para aplicar medidas efectivas en el ámbito financiero, donde vemos que aún hay problemas. En el sector inmobiliario, esperamos se encuentre la estabilidad deseada", indica el profesor Rudolph Minsch, economista de la asociación empresarial economiesuisse.

"La economía estadounidense es aún el primer jugador mundial. Aún representa un cuarto de toda la producción mundial", por lo que sus repercusiones, recuerda Minsch, son claras a escala global.

La crisis económica surgida en Estados Unidos sigue golpeando al sector automotriz. El constructor estadounidense General Motors anunció este viernes (07.11) una pérdida de 2.500 millones de dólares en el tercer trimestre de este año, con una reducción de 45% en sus ventas de vehículos en Estados Unidos en octubre. Para Ford Motor, el porcentaje es de 30% y para Chrysler, de 34%.

El especialista helvético advierte de las repercusiones de esta crisis en el segundo mercado en importancia para Suiza:

"Los pedidos de autopartes producidas en Suiza se han visto drásticamente reducidas y en el sector textil, la fuerza del franco suizo, dificulta la exportación", detalla el representante del sector empresarial suizo.

Expectativas en política exterior de EE UU

En lo que se refiere a la política exterior estadounidense, la elección de Barack Obama despertó en Europa las esperanzas de un nuevo comienzo en las relaciones con ese país. ¿Estas expectativas no son muy elevadas?

"Seguro que lo son. Pero creo que lo son porque se sitúan bajo un cambio de filosofía de la política exterior estadounidense y porque significan el reemplazo de la filosofía de confrontación de Bush con la filosofía de cooperación de Obama", responde el experto suizo en Historia de Estados Unidos y fundador del Centro de Investigación sobre Política de Seguridad y Análisis de Conflictos de la Escuela Politécnica de Zúrich, Kurt R. Spillmann.

Latinoamérica no está en las prioridades

"Creo que Obama procurará mantener buenas relaciones con Latinoamérica, incluso con Colombia buscará mejorar sus relaciones, pues allí también prefiere inclinarse hacia la tradición de la política de buenos vecinos de Franklin Roosevelt, en lugar de seguir los pasos de Henry Kissinger -quien se inmiscuyó en Chile-, o el estilo de confrontación de Bush y Cheney".

El Acuerdo de Libre Comercio de América del Norte no será una prioridad y en el asunto de la migración tendrá mano indulgente, dice Spillmann.

¿Y aligerará el boicot contra Cuba? "Lo considero posible, pero no enseguida. Si Fidel Castro muriera, sería posible que Obama marcara esa señal; aunque si quisiera, pudiera cambiar esa relación ahora. Se trata de una situación nada natural debido a la ideología que la sostiene. Estoy convencido que fuera de la comunidad cubana en exilio -muy conservadora, republicana y que dio su voto por McCian-, en realidad, la generación joven en Estados Unidos estaría abierta a normalizar las relaciones con Cuba".

Y sobre la promesa del nuevo hombre fuerte de Washington de poner fin a la prisión de Guantánamo "espero que Obama en su primer día de gestión la cierre para dar una señal", menciona el catedrático emérito suizo.

El futuro presidente afroestadounidense sabe que la estrategia de su antecesor contra el terrorismo -que "viola las libertades civiles" con maltratos en la base militar de Guantánamo y abusos en la prisión iraquí de Abu-Ghraib-, ha originado "más enemigos a Estados Unidos en el exterior", pero también Obama ha asegurado que no dudará en usar la fuerza militar para deshacerse de los terroristas.

Sin esperazas, la población civil en Afganistán

¿Con Obama sigue el concepto de la lucha en nombre de la paz contra el terrorismo? "No se puede dirigir una guerra en contra de un procedimiento operativo, contra un método de conflicto, y eso es el terrorismo. La guerra sólo se puede establecer en contra de una nación, en contra de un grupo, y no contra un método de lucha, y por ello considero que disminuirá el uso del concepto de la guerra contra el terrorismo y se intentará estabilizar a esos países para que ellos mismos terminen con sus elementos radicales y terroristas en su propio territorio. Ese debe ser el objetivo en Afganistán, puesto que tal y como hasta hoy se ha operado, la guerra se perderá allá", responde el estudioso helvético.

Entre tanto, la población civil afgana sufre de hambre y ha perdido la esperanza. El profesor asociado al Instituto de Estudios Internacionales de Ginebra, Mohammad-Reza Djalili, considera que "las esperanzas que existían hace 4 o 5 años, se han reducido fuertemente en la opinión pública afgana".

"La gente está muy inquieta por el futuro del país y critica a las fuerzas extranjeras por no garantizar la seguridad en Afganistán, pero al mismo tiempo, está descontenta de que en el ámbito de la reconstrucción esencial del país las promesas no se han cumplido. Y por eso, tal vez esperan con la llegada de un demócrata a la Casa Blanca que habrá ese aspecto de desarrollo, evidentemente vital para el futuro de Afganistán".

¿Esta vez, con Obama, Estados Unidos apuntaría realmente a los grupos que amenazan su seguridad?

"Si se piensa en Al Qaida y otras asociaciones con ramificaciones de los talibán, es evidente que el terrorismo a escala internacional tiene más origen en Afganistán que en Irak. De hecho, antes de la intervención estadounidense en Irak, ese país no generaba movimientos terroristas. El régimen era dictatorial, pero controlaba el territorio. El terrorismo que allí ahora ha surgido tiene implicaciones locales, pero el terrorismo relacionado con Afganistán, y sobre todo con el norte de Pakistán, tiene ambiciones internacionales, por lo que pienso que el análisis de Obama es mas realista que la política seguida por Bush hasta ahora", concluye Djalili.

swissinfo, Patricia Islas Züttel

Temas de la primera conferencia de Obama

El presidente electo de Estados Unidos, Barack Obama, se comprometió a afrontar la crisis económica en cuanto asuma su cargo en enero.

En su primera conferencia de prensa como presidente electo (del 07.11 en Chicago), Obama señaló que los últimos datos económicos mostraban una pérdida significativa de empleos.

Obama pretende que el Congreso, dominado por los demócratas, apruebe un segundo paquete de estímulo económico tan pronto como sea posible para estabilizar la economía.

Ante los miles de millones de dólares en pérdidas de la industria automotriz, Obama instó al Gobierno de George W. Bush a acelerar los toques finales al plan de asistencia de 25.000 millones de dólares, aprobado por el Congreso estadounidense.

Los fabricantes de autos hacen gestiones para recaudar hasta 50.000 millones de dólares a fin de evitar un colapso que podría costar hasta dos millones de puestos de trabajo.

En su primera declaración sobre política exterior, Obama dijo que se necesitaba un esfuerzo internacional para impedir que Irán desarrolle un arma nuclear.

Obama, quien ha dicho que no descarta sostener conversaciones directas con los líderes iraníes, también instó a Irán a poner fin a lo que describió como el respaldo de ese país a organizaciones terroristas.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×