Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

La música alpina resuena en un rincón del Uruguay

Los integrantes del conjunto folclórico Alpenveilchen, de Nueva Helvecia.

Alpenveilchen y Los Alegres Alpinos son dos grupos folclóricos de Nueva Helvecia, que alegran con danzas y música los festejos de la colonia suiza.

Ambos conjuntos recrean sus tradiciones entre acordeones y trajes típicos.

Un siglo y medio después de su fundación, la colonia suiza Nueva Helvecia sigue conservando cierto aire europeo, alimentado por sus tradiciones culturales.

Aunque sus fundadores fueron principalmente suizos, también los hubo de Alemania, Austria, Italia y Francia, motivo por el cual la música y las danzas tradicionales de los Alpes siguen resonando en cada fiesta. Nacieron para evocar cánticos y bailes de los Alpes que vieron nacer a sus antepasados.

El grupo 'Violeta de los Alpes'

Alpenveilchen o Violeta de los Alpes fue creado hace 16 años en el marco de las actividades que cumple el Club de los Abuelos de Colonia Suiza, en adhesión a los festejos de los 125 años de la ciudad.

Su primera presentación oficial fue el 16 de Marzo de 1987, en los salones del Centro Helvético, pero no fue hasta unos meses después que lucieron su vestuario oficial, iniciando así una larga carrera, que los llevó por todo el Uruguay, Paraguay, Brasil y Argentina.

Actualmente, el conjunto cuenta con ocho parejas estables cuyas edades reflejan la juventud y la gracia de distintas generaciones, complementada por el abundante colorido de sus trajes típicos de fantasía, que muestran el pasado tan añorado por los descendientes de la colonia.

Su orquesta marca el vivaz ritmo de cada danza realzando su algarabía, junto a otros instrumentos típicos de Suiza, como son un par de cucharas de madera fabricadas artesanalmente por lugareños de aquel país, que al golpear imitan el repique de los tamboriles, ritmo éste llamado ‘horstefer’.

También se les puede escuchar un canto típico del Tirol denominado ‘jodel’ (grito armónico que suele emitirse en las montañas de Suiza para escuchar su eco).

Descendientes sin nacionalidad suiza

swissinfo conversó con algunos de los integrantes del grupo, que hicieron alusión a sus raíces. Aunque la mayoría son descendientes de suizos, muy pocos tienen la ciudadanía, porque siendo cuarta generación helvética, fueron perdiendo por falta de contacto el estatus de ciudadanos.

Germán Reisch Schölderle contó que la mayor actividad la tienen en Argentina porque es donde hay más comunidades: “Recorremos lugares y cada año viajamos a la Argentina, Paraguay y Brasil, además de Uruguay, para asistir a las fiestas del folclore suizo y a las fiestas cerveceras.”

Oscar Martens es el presentador del grupo y también tiene raíces suizas. Es el encargado de explicar en cada salida las danzas y la música. “Mi tatarabuelo, Enrique Martens, fue uno de los pioneros que llegó del cantón de Berna, alrededor de 1862.”

Alberto Célio, descendiente de tesineses es, junto con Germán, de los bailarines más antiguos del grupo: “En total somos 24 personas, de entre 15 y 69 años: 8 parejas de baile y una orquesta integrada por tres mujeres y tres varones.”

Los tres aseguran que en el seno de sus familias se siguen manteniendo las tradiciones suizas, aunque se ha perdido el dialecto de sus antepasados.

Nacen 'Los Alegres Alpinos'

Es en 1973 cuando nacen 'Los Alegres Alpinos'. Basados en la herencia de grupos que transmitieron las danzas y la música oralmente, silbando, tarareando e interpretándolas de memoria, con el tiempo fueron incorporando nuevos ritmos obteniendo, en algunos casos, material de las embajadas de Suiza, Alemania y Austria.

En otros casos, a través de escuchar discos, cassettes, poniendo imaginación y creación, el grupo fue dando forma a la interpretación de las danzas, marcando su estilo propio, sin perder la esencia, ya que siempre fue muy difícil hacerse de material instructivo.

Las danzas reflejan en su mayoría la labor en los Alpes, la picardía, la alegría y la satisfacción del trabajo cumplido. El vals del molino, la polca del yunque, el martillo, el baile de las cachetadas o el baile de los leñadores, no suelen faltar en sus presentaciones.

Fantasías campestres

Con vestimenta de fantasía campestre, recrean con fidelidad los trajes regionales: el varón luce pantalón corto de cuero (llamado Lederhose), camisa blanca, tiradores, corbata y sombrero típico alpino, con su pluma.

La mujer, porta su tradicional traje 'dirndl', que puede ser pollera con blusa abullonada, corsette, delantal y otras vestimentas, según la ocasión.

Lo que más se destaca en el conjunto en las danzas es el 'plattler', que es el zapateo con palmas interpretado por el varón.

Los bailes suizos, alemanes y austriacos son el fiel reflejo de aquella colonia agrícola que llegó a finales del siglo XIX a instalarse en un rincón del Uruguay.

Norma Domínguez, Nueva Helvecia

Datos clave

Los conjuntos recrean tradiciones suizas entre acordeones y trajes típicos.

Sus integrantes son, en su mayoría, descendientes de suizos pero no poseen la nacionalidad.

Fin del recuadro


Enlaces

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

×