Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Los suizos favorables al impuesto a la basura

El impuesto a la basura bien aceptado.

El 80% de las personas obligadas al pago de un gravamen por la eliminación de los desperdicios están satisfechas de la tasa.

Pero no todas las comunas ni cantones aplican ese canon, según el responsable de la Oficina Federal del Medio Ambiente.

La ley conocida como el que "contamina paga" está inscrita en la Constitución helvética desde hace 7 años. Se trata de un impuesto directo que se paga por cada bolsa de desechos domésticos que recogen los recolectores públicos de basura.

Un símbolo de la sociedad de consumo

El impuesto fue promovido por organizaciones ecologistas para combatir la enorme cantidad de desperdicios que produce la sociedad de consumo. Esa medida obligó a los hogares a apartar de la basura los elementos recuperables, como botellas, aluminio, papeles, pilas, y objetos biodegradables.

Las comunas instalaron recolectores públicos donde se depositan los desperdicios ya seleccionados, mientras que por los desechos considerados como "basura", los ciudadanos pagan un impuesto según el tamaño de cada bolsa. El promedio de la tasa es de 2 francos. El gravamen puede ir incluido en cada saco que se compra, o mediante el pago de una etiqueta especial.

Los primeros en aplicar la medida fueron los cantones de expresión alemana, que generalizaron la práctica, mientras que en las regiones francófonas, cada comuna introdujo sus propias ideas, en función de que las decisiones tomadas en las urnas, o adoptando medidas alternativas.

Es el caso de los cantones de Ginebra y del Jura. En el primero no existe el impuesto y las autoridades promueven la toma de conciencia a través de campañas destinadas a fomentar el reciclaje de los desperdicios. El Jura simplemente no lo aplica.

En el cantón del Valais, las comunas de habla alemana lo aplican a la letra, mientras que en las francófonas la eliminación de los desechos está incluida ya en los impuestos generales, al igual que en Neuchâtel. Sólo en el cantón de Friburgo, el impuesto es aplicado como en las regiones de expresión alemana.

Votación en el cantón de Vaud



En el caso del cantón de Vaud, los ciudadanos deberán pronunciarse en referéndum popular este domingo (24.11) sobre si aceptan o no la introducción del impuesto a la basura. La medida pasó a votación, pues un grupo de vecinos estimó que en los tiempos que corren, un gravamen adicional es demasiado. Los defensores del medio ambiente estiman que la medida es necesaria para crear conciencia sobre la necesidad de reciclar los desechos de los hogares.

Hans Peter Fharni, responsable de la Oficina de del Medio Ambiente (OFEFP), dio a conocer parte de los resultados de una encuesta que revela que el 80% de los suizos que pagan ese impuesto, son favorables a que se mantenga esa tasa. Se trata del primer balance acerca de los efectos de la ley "el que contamina paga".

swissinfo


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×