Navigation

Navidad para los 'sin familia'

Una fiesta para solitarios y desamparados. www.baz.ch

La llamada 'Kundenweihnacht' (Navidad para la clientela) es una fiesta en Basilea para aquellos que no saben a dónde ir el 25 de diciembre.

Este contenido fue publicado el 25 diciembre 2001 - 13:47

La Navidad es la fiesta de los niños y las familias por excelencia. Los parientes se reúnen para celebrar el nacimiento de Jesús, intercambiar regalos bajo el árbol y disfrutar de una cena especial. Los hogares se llenan de los sabores de la temporada y en todo el país se siente una tranquilidad profunda.

Sin embargo, muchos solteros, viudos y desamparados temen esa fecha. Es el momento cuando más sienten su soledad y el peso de su situación social. No es sorprendente que durante estos días el número de suicidios sea más alto que durante el resto del año.

Con la 'Navidad para la clientela', conocida popularmente como la 'Kundi', Basilea ofrece una alternativa al encuentro familiar, abierta a todos los que no saben a dónde ir el 25 de diciembre.

La Kundi existe desde hace 106 años, cuando se originó como una fiesta navideña para los artesanos ambulantes, la clientela inicial. Hoy en día la organiza un grupo de voluntarios del CVJM Kleinbasel (Asociación de Jóvenes Cristianos).

Una asistencia variopinta

Observa Christoph Mangold, columnista de la Basler Zeitung que "anteriormente sólo asistían hombres solteros vestidos de gris. En los últimos años, la fiesta se ha hecho cada vez más variopinta: mujeres, niños, extranjeros, jóvenes y ancianos aprecian la institución de la Kundi."

La fiesta comienza a las 17 horas en la casa comunal de San Mateo. El programa no ha cambiado en muchos decenios: el coro de trombones de Riehen recibe con sus melancólicas melodías a los varios centenares de comensales.

Una vez que todos están sentados en las largas mesas, se sirve una cena simple, pero muy apreciada por los visitantes: ensalada de papas con jamón, dulce y galletas navideñas y mandarinas como postre. De beber, té y cerveza sin alcohol.

Antes de comenzar la parte divertida de la fiesta, que siempre incluye alguna sorpresa, el pastor de la iglesia de San Mateo suele recordar el trasfondo bíblico de la Navidad, haciendo énfasis en la situación especial de los asistentes. Antes de regresar a casa, todos reciben sus regalos: comestibles, camisas, calcetines y ropa interior.

La 'Navidad para la clientela' es posible gracias a una donación anual del Basler Zeitung, el patrocinio de la fundación Christoph Merian y la ayuda de muchos voluntarios.

En entrevista con swissinfo, Andreas Breymeier, responsable de proyectos sociales en la fundación Christoph Merian, explica que "la Kundi es uno de los eventos basilenses más tradicionales. Llegan sobre todo personas que reciben asistencia social o pensión de invalidez. Para ellos, esta fiesta de Navidad significa una acogida familiar de la que muchos carecen."

Una encuesta hecha hace tres años reveló que la 'clientela' quisiera tener contacto también fuera de la época navideña. Con el subsidio de la fundación Christoph Merian, garantizado por cinco años, los organizadores de la Kundi pueden ofrecer cierta asistencia a sus parroquianos a lo largo del año.

Franziska Nyffenegger, Basilea

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.