Navigation

Ordenan liberación de Polanski

Roman Polanski se tapa la cara durante su visita a la ciudad alemana de Postdam. RDB/Ex-Press/ddp/Michael Urban

El Tribunal Penal Federal helvético ordenó la liberación de Roman Polanski bajo una fianza de 4,5 millones de francos, anunciaron este miércoles las autoridades suizas de Justicia.

Este contenido fue publicado el 25 noviembre 2009 - 16:45

La Oficina Federal de Justicia analiza el veredicto y decidirá "rápidamente" si libera al realizador de cine franco polaco o recurre a la decisión del Tribunal, indicó a swissinfo.ch el vocero de esa dependencia, Folco Galli.

En un fallo divulgado este miércoles, el Tribunal Penal Federal aceptó el recurso del cineasta contra su mantenimiento en prisión preventiva.

Empero, la Oficina de Justicia, que podría presentar un recurso contra esa medida, aún no ha tomado ninguna decisión.

Roman Polanski podrá salir de prisión contra el pago de una fianza de 4,5 millones de francos (4,4 millones de dólares), según el Tribunal Penal Federal (TPF) cuya sede está en Bellinzona, cantón del Tesino.

"La Corte ha considerado que la fianza ofrecida por Polanski, combinada con otras medidas tales como el depósito de documentos de identidad y asignación a residencia bajo control electrónico deben ser considerados adecuados para evitar el riesgo de fuga", estimó el TPF.

Con lo que Polanski entregará su pasaporte y permanecerá bajo arresto domiciliario en su casa de Gstaad, además de que quizá le sea colocada unas pulsera electrónica.

Polanski sigue en prisión

Por su parte, el vocero de la Oficina Federal de Justicia, Folco Galli, dijo a swissinfo.ch que Roman Polanski permanece en prisión y que esa dependencia analiza el veredicto del TPF.

"La Oficina Federal de Justicia decidirá rápidamente si libera a Polanski o si presenta un recurso contra la decisión del Tribunal Federal", precisó.

De acuerdo con el portavoz, la decisión correspondiente no será tomada este miércoles.

El cineasta Roman Polanski, 76 años, fue detenido el sábado 26 de septiembre por la policía a su llegada en Suiza donde iba a recibir un premio en el marco del Festival de Cine de Zúrich.

En conformidad con la ley

Suiza actuó en conformidad con un acuerdo de extradición firmado con Estados Unidos. Polanski es perseguido desde 1977 por la justicia estadounidense. Se le acusa de haber mantenido relaciones sexuales en ese entonces con una adolescente de 13 años al margen de una sesión de fotografía en la casa del actor Jack Nicholson.

Las autoridades suizas, con base en "fuentes no americanas", informaron el 21 de septiembre pasado a sus homólogos estadounidenses de la llegada a Zúrich de Roman Polanski, como indicó el miércoles 21.10 el portavoz de la OFJ, Folco Galli. Dos días más tarde, Washington confirmó la solicitud de detención en vistas de extradición.

La ministra de Justicia y Policía, Eveline Widmer-Schlumpf, fue informada de la detención un día antes de que se produjera. Según ella, "Suiza no tenía otra elección" que la de proceder al arresto del cineasta. Anteriormente, el Gobierno declaró que la policía había actuado de acuerdo con el derecho en vigor y que no se trataba de un asunto político.

La ministra de Asuntos Exteriores, Micheline Calmy-Rey, consideró, no obstante, que hubo "falta de tacto" en este asunto.

Numerosos artistas expresaron su indignación por el arresto y han circulado diversas peticiones para liberar a Roman Polanski. Los ministros francés y polaco de Asuntos Exteriores enviaron una carta a su homóloga estadounidense, Hillary Clinton, para pedirle poner fin a la detención del cineasta.

Habitual en Suiza

El cineasta es un habitual de las pistas de esquí de la zona de Gstaad, junto con sus amigos Jack Nicholson y Günter Sachs. Se mezclaba con los ciudadanos e incluso adquirió un modesto chalet en la renombrada estación invernal del cantón de Berna.

Franz Wehren todavía conserva los esquíes de madera que le regaló Polanski después de rodar 'Drácula' en los años 70. Y explica que el director es una persona "agradable y con un buen sentido del humor".

"Ha estado viniendo a Gstaad durante más de 40 años, desde que volvió de los Estados Unidos", indica Wehren por teléfono a swissinfo.ch. "La gente de Gstaad le quiere. Sería terrible si no pudiera volver más".

En 1975 Polanski esquió en Gstaad con su amigo Jack Nicholson. Dos años después fue declarado culpable de haber mantenido relaciones sexuales con una menor de 13 años en el domicilio del propio Nicholson, en Hollywood Hills, cuando el actor estaba fuera de su domicilio. Polanski se instaló en Francia en 1978 poco después de haber sido condenado por el mencionado delito.

Solía pasar sus vacaciones en Austria, pero el país centroeuropeo estaba muy lejos de sus casa de París. Así que decidió trasladarse a Gstaad, villa situada a una hora de distancia del Lago Leman. La estación invernal tiene 250 kilómetros de pistas, campos de golf y un mínimo de anonimato.

swissinfo.ch y agencias

ROMAN POLANSKI

Nace en París en 1933, en París, en el seno de una familia de judíos polacos.

Siendo niño se muda a Varsovia en tiempos de la II Guerra Mundial y vive la deportación y el Holocausto. Su madre murió en Auschwitz.

Tras pasar por la Escuela de Cine de Lodz realiza sus dos primeras películas de éxito: 'Dos Hombres y un Armario' y 'El Cuchillo en el Agua', premiada en Venecia.

A comienzo de los años 60 se instala en Occidente. Realiza 'Chinatown', 'El Quimérico Inquilino', 'El Baile de los Vampiros' o 'El bebé de Rosemary'.

En 1968 su esposa, Sharon Tate, es salvajemente asesinada estando embarazada de nueve meses por los miembros del Clan Manson.

Tras un periodo de relativa oscuridad, vuelve a triunfar con 'El Pianista', película que le significó el Oscar de Hollywood y una lluvia de premios y honores internacionales.

Está casado con la actriz francesa Emanuelle Seigner y tiene dos hijos. Se le considera de forma unánime como uno de los más grandes cineastas del mundo en activo.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo