Navigation

Skiplink navigation

Pisadas de dinosaurios en Suiza

El paleontólogo, Chiristian Meyer, muestra una figura diminuta de iguanodón Keystone

El sensacional descubrimiento de huellas de dinosaurios en las orillas del lago de Lucerna modifica el conocimiento convencional que se tenía sobre la apariencia geográfica y geológica de la Suiza Central de hace 110 millones de años.

Este contenido fue publicado el 20 julio 2001 - 10:28

Las 200 pisadas de dinosaurios en una roca de piedra caliza, cerca de Beckenried, en el cantón de Nidwalden, se remontan a la primera parte del período cretácico, época en la que, según se suponía, toda la región se encontraba debajo del agua.

"Es muy raro encontrar huellas en este lugar", declaró el paleontólogo, Christian Meyer, director del Museo de Historia Natural, de Basilea, responsable de las investigaciones en el sitio del hallazgo.

"Hasta ahora, la mayoría de los geólogos creían que este tipo particular de piedra caliza se formaba totalmente en el agua, de manera que a nadie se le ocurrió pensar en huellas de dinosaurios. Ahora constatamos que una parte de este conjunto rocoso llegó a tierra, o al menos a la orilla, donde los dinosaurios pudieron haber dejado sus huellas", precisó Meyer.

Dinosaurios herbívoros

Las huellas dejadas en unos 30 metros pertenecen a dinosaurios herbívoros llamados iguanadones.

Las pisadas muestran que esas criaturas se desplazaban indistintamente sobre cuatro o dos patas. A juzgar por las huellas, Meyer cree que se trata de iguanadones de cinco a siete metros de largo.

Los restos fósiles de otros sitios indican que los iguanadones vivieron en manadas, y de los estudios de los huesos de dinosaurios se desprende que vivían entre 80 y 120 años.

Los iguanadones pertenecieron al grupo de dinosaurios ornitópodos, que vagaron por la tierra hace aproximadamente 230 millones de años, es decir hasta la extinción masiva de esta especie, hace unos 65 millones de años.

Primeras huellas del período cretácico

"Aparte de ser las primeras huellas del período cretácico en Suiza, son, probablemente, las pisadas de iguanadones más recientemente encontradas en el mundo", añadió Meyer para subrayar que "las huellas descubiertas en Inglaterra, norte de Alemania y en Estados Unidos, son un poco más viejas".

Las huellas fueron advertidas por un geólogo de Lucerna que practicaba montañismo en una cantera poco habitual en la zona.

La inclinación del acantilado en el lugar se debe al repliegue sufrido por los Alpes hace unos 50 millones de años, cuando las placas tectónicas colisionaron provocando que las masas de roca chocaran entre sí.

"En un futuro próximo esperamos descubrir más sitios parecidos en la vecindad, y también huellas de dinosaurios carnívoros", predijo Meyer.

"Nos corresponde ahora reflexionar sobre la procedencia de estos iguanaodones, ya que las otras poblaciones conocidas eran de Bélgica, Inglaterra y Francia. Pero hay pocos restos óseos de aquella época", concluye Christian Meyer, paleontólogo del Museo de Historia Natural de Basilea.

Vincent Landon

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo