Navigation

COVID 19: Suiza planea restricciones nacionales

El ministro del Interior, Alain Berset (izq) y la presidenta suiza, Simonetta Sommaruga, en conferencia de prensa el 8 de diciembre. Keystone / Peter Klaunzer

El Gobierno suizo anunció el martes nuevos planes para prohibir la mayoría de los eventos públicos e imponer horarios de cierre anticipados en restaurantes y tiendas en todo el país a partir de este fin de semana.

Este contenido fue publicado el 08 diciembre 2020 - 19:35
swissinfo.ch/dos

El órgano ejecutivo indicó que las consultas sobre un plan de tres pilares comenzarán el miércoles con los 26 cantones, y que las primeras medidas entrarán en vigor a partir del sábado 12 de diciembre y se mantendrán vigentes hasta el 20 de enero del próximo año.

Las medidas contempladas incluyen limitar las reuniones privadas a cinco personas de un máximo de dos hogares, el número de personas se duplicaría a 10 para el período festivo entre el 24 y el 26 de diciembre y el 31 de diciembre.

Los restaurantes, las instalaciones deportivas y de ocio y las tiendas cerrarían a las 19:00 horas y no abrirían los domingos. Las estaciones de esquí, que fueron objeto de un gran debate la semana pasada, están exentas de las medidas como "actividades al aire libre".

El plan también prevé que continúen los servicios religiosos, así como las reuniones parlamentarias, como excepciones a la prohibición de las reuniones públicas.

Después de recibir comentarios de los cantones, el Gobierno suizo planea reunirse nuevamente el viernes, antes de una decisión final sobre estas nuevas medidas.

Situación delicada

El anuncio se produjo después de que las nuevas infecciones llegaran a 4 262 el martes, con un total de 354 568 desde el comienzo de la pandemia: cifras que el ministro del Interior, Alain Berset, calificó de "peligrosas" y que la presidenta Simonetta Sommaruga dijo que estaban aumentando "demasiado rápido y demasiado fuerte".

La segunda ola de COVID-19 en Suiza se produce en medio de una autonomía cantonal y un mosaico de diferentes reglas en todo el país, una situación que no ha logrado controlar el número de casos, entre los más altos de Europa.

Y aunque el gobierno no está considerando asumir el control completo de la situación, como lo hizo en la primavera, las medidas anunciadas el martes representan un esfuerzo para devolver una cierta coherencia a la situación a nivel nacional, dijo Berset.

El número de muertos por coronavirus en Suiza asciende a 5 527.

Más restricciones si es necesario

El Gobierno también dijo que el plan tenía dos pilares más. El segundo prevé que, en caso de que la situación no mejore en las próximas semanas, se adopten medidas adicionales más fuertes; por lo tanto, no está descartado un parón de actividades, incluidos cierres generales de tiendas y restaurantes.

Esta segunda serie de medidas, que el Gobierno analizará el 18 de diciembre, podría, no obstante, ser más "focalizada" que la actual serie de normas nacionales, dijo Berset. Esto podría permitir a los cantones que logren avances significativos evitar nuevas restricciones.

El tercer pilar del plan esbozado el martes es un nuevo paquete de medidas financieras para ayudar a las empresas afectadas por las medidas. Los ministerios de Finanzas, Economía, Interior y Justicia presentarán al Gobierno una propuesta a tal efecto el 18 de diciembre.

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.