Más restricciones y más apoyo económico

El ministro de Economía, Guy Parmelin (centro), flanqueado por los titulares del Interior, Alain Berset (der) y de Finanzas, Ueli Maurer, anuncia nuevas medidas económicas para hacer frente a la crisis por la pandemia del coronavirus. Keystone

El Gobierno suizo anunció este viernes la prohibición de reuniones de más de cinco personas en espacios públicos so pena de multas de 100 francos, y una inyección de 32 000 millones de francos adicionales para apoyar a la economía.

Este contenido fue publicado el 20 marzo 2020 - 18:32
swissinfo.ch

“El comportamiento de cada uno hará la diferencia”, subrayó el ministro del Interior y responsable del sector Salud, Alain Berset, en conferencia de prensa. Manifestó su confianza en que la población acate las disposiciones adoptadas para evitar más contagios del COVID-19.

Contenido externo

“El momento es grave. Los próximos días serán difíciles, solamente hay una forma de frenar la propagación del virus: la solidaridad y el cumplimiento de las recomendaciones de las autoridades”, subrayó.

“Todo el mundo tiene un papel que desempeñar. Todo el mundo está involucrado”, insistió.

En particular, pidió a las personas mayores de 65 años que se protejan permaneciendo en casa. Y los jóvenes, que a veces no sienten preocupación, dijo, deben respetar absolutamente las medidas.

No a un confinamiento general

El Consejo Federal rechaza someter a la población a un confinamiento general, como en algunos países vecinos. “Lo que estamos haciendo actualmente está muy cerca”, subrayó Berset.  

Pero “no estamos haciendo política de espectáculo. Lo que cuenta no son los quince segundos del anuncio, sino el apoyo de la población en las próximas semanas”.

Pero como no todos cumplen la regla de oro del distanciamiento social, el Gobierno ordenó la prohibición de reuniones de más de 5 personas en el espacio público. Los infractores serán sancionados con multas de 100 francos.

Alain Berset también pidió a todos los médicos que se registraran en su cantón.

Inyección adicional de 32 000 millones de francos

El Gobierno anunció también este viernes una inyección de 32 000 millones de francos adicionales en apoyo del mercado laboral, incluidos los sectores del turismo, la cultura y los deportes.

Este paquete se suma a los 10 000 millones de francos anunciados hace una semana para amortiguar la desaceleración esperada de la economía como consecuencia de la interrupción de actividades derivada del coronavirus.

Estas medidas están destinadas a salvaguardar empleos, garantizar salarios y apoyar a los trabajadores independientes, dijo el ministro de Economía, Guy Parmelin.

La mayor parte del efectivo se destinará a garantías para préstamos bancarios (20 000 millones) para empresas con problemas de liquidez y a tasas de interés “muy modestas”, según el ministro de Finanzas, Ueli Maurer.

El funcionario no excluyó más paquetes de ayuda en una etapa posterior para evitar un colapso de la economía.

El derecho a compensación en caso de una reducción laboral se extenderá a los trabajadores temporales y a las personas que realizan aprendizajes, para que las empresas no tengan que prescindir de ellas.

Los padres que tienen que interrumpir su trabajo para cuidar a sus hijos después del cierre de las escuelas pueden reclamar una compensación. Lo mismo se aplica en caso de una interrupción del trabajo debido a una cuarentena ordenada por un médico.

El paquete está sujeto a la aprobación de un comité parlamentario y entrará en vigor el próximo jueves.

La economía suiza funciona actualmente en aproximadamente el 80%, según Parmelin, y la pérdida en el PIB se estima actualmente en unos 30 000 millones de francos.


Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo