Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Descodificación de mensajes secretos La empresa suiza Crypto investigada por espionaje

Un bâtiment industriel

La sede de la empresa Crypto AG en Zug. Una parte de las actividades de la compañía y su nombre fueron adquiridas en 2018 por un grupo sueco, Crypto International. La empresa sueca precisa en su sitio web que es una entidad completamente diferente de Crypto AG y que nunca ha tenido conexiones con la CIA ni el BND.

(Keystone / Urs Flueeler)

El Gobierno suizo ha abierto una investigación por espionaje. La CIA y los servicios de inteligencia alemanes (BND) interceptaron durante décadas miles de documentos de más de cien países a través de la empresa Crypto.

El Gobierno ordenó la investigación el pasado 15 de enero, según ha declarado este martes el Ministerio de Defensa, al confirmar la información de Rundschau, un programa informativo de la televisión pública suiza en lengua alemana SRF.

La investigación ha sido encargada al exjuez federal Niklaus Oberholzer, que deberá presentar un informe al Ministerio de Defensa de aquí a finales de junio.


Escuchas que marcaron la política mundial

Un dosier secreto de 280 páginas de la CIA y de los servicios de inteligencia alemanes BND demuestra que durante décadas estos servicios secretos espiaron a varios países usando para ello dispositivos de encriptado manipulados de Crypto AG. La empresa de Zug, que hacía negocios desde la neutral Suiza, era en realidad propiedad de la CIA y la BND.

Gracias a los mensajes supuestamente cifrados de diferentes países e interceptados por los servicios secretos las dos potencias influyeron en la política mundial. Así lo ilustran los siguientes ejemplos de cuatro acontecimientos históricos.

Países clientes de Crypto

Mapa mundial con países clientes de Crypto

Camp David: septiembre de 1978

Diez años después de la Guerra de los Seis Días, en la que Egipto, Siria y Jordania sufrieron una grave derrota frente a Israel y perdieron territorios, el entonces presidente de Estados Unidos Jimmy Carter lanza una iniciativa para Oriente Medio. Su intención es sellar por fin la paz entre Israel y Egipto. Los dos países protagonizan escaramuzas y reina una gran desconfianza.

Carter invita al presidente egipcio Anwar al Sadat y al primer ministro israelí Menachem Begin a reunirse en Camp David – la residencia de descanso del presidente en el estado de Maryland. Allí negocian inicialmente en secreto. De hecho, después de doce días de negociaciones presentan un plan para normalizar las relaciones entre Israel y Egipto y restablecer la tranquilidad en Oriente Medio.

Sadat, Carter, Begin firmaron el acuerdo de paz de Camp David

De izquierda a derecha: Sadat, Carter, Begin firman el acuerdo de paz de Camp David entre Egipto e Israel en marzo de 1979.

(Keystone / Str)

Gracias a los documentos de la CIA a los que han tenido acceso varios medios de comunicación internacionales se sabe que durante las negociaciones se realizaron escuchas a los egipcios – con ayuda de dispositivos de encriptado manipulados de la empresa Crypto AG. “Esto quiere decir que mientras Jimmy Carter jugaba al póker podía ver todas las cartas”, señala el experto en servicios secretos Richard Aldrich.

En efecto, el presidente Carter consigue que la tan ansiada paz en Oriente Medio esté más cerca que nunca y se erige como un héroe. “¿Cuán valioso fue poder leer la correspondencia diplomática de Egipto durante las negociaciones de Camp David en 1979?”. La pregunta consta en los documentos de la CIA. “La respuesta correcta es: un precio impagable”.

Irán: principios de 1979

A mediados de enero y tras meses de protestas masivas que dejan paralizada la economía iraní, el sah de Persia Reza Pahlevi, que cuenta con el respaldo de Washington, abandona el país con destino a Estados Unidos. El 4 de noviembre de 1979, un grupo de estudiantes enfurecidos que se manifiestan contra la decisión de Estados Unidos de conceder asilo al sah, ocupan la embajada estadounidense en Teherán y toman como rehenes a 52 ciudadanos estadounidenses.

Jóvenes asaltan la embajada de EEUU en Irán

El 4 de noviembre de 1979, estudiantes asaltan la embajada de Estados Unidos en Teherán y toman como rehenes a 52 personas. El cautiverio dura 444 días.

(Keystone / Irna)

El 4 de noviembre de 1979, estudiantes asaltan la embajada de Estados Unidos en Teherán y toman como rehenes a 52 personas. El cautiverio dura 444 días.

Como el presidente Carter y el líder de la Revolución iraní y de la nueva República islámica Ruholla Jomeiní no logran ponerse de acuerdo, Argelia interviene como mediador neutral en las negociaciones para conseguir la liberación de los estadounidenses. El 20 de enero de 1981, los 52 rehenes son liberados, después de permanecer retenidos durante 444 días en la embajada estadounidense. Según los documentos de la CIA, ahora resulta que Washington estaba claramente en ventaja durante las negociaciones porque pudo escuchar comunicaciones que supuestamente estaban cifradas.

Un alto representante de la CIA declaró al periodista de The Washington Post Greg Miller –que realizó una investigación en torno a los documentos de la CIA– que el presidente Carter tuvo acceso a información útil, con ayuda de los dispositivos de encriptación manipulados de la empresa Cryto AG. “Me contó que durante la crisis iraní recibía prácticamente a diario llamadas del presidente estadounidense. Carter le preguntó: ¿Qué está pasando? ¿Qué sabemos?”. Gracias a los dispositivos manipulados, el alto cargo de la CIA pudo informar a Carter de lo que hacían los iraníes y de las decisiones que tomaban.

Así lo confirman los documentos de la CIA: “Una de las ventajas más transcendentales fue poder leer los mensajes de Argelia durante las negociaciones, que desembocaron en la liberación en enero de 1981 de los rehenes retenidos en la embajada de Teherán”, según consta en los documentos.

En la conferencia de prensa posterior a la liberación, el propio Carter se dirigió al mediador argelino. “Quiero expresar mi gratitud especialmente a los argelinos que han hecho un gran trabajo y han conseguido una mediación justa entre nosotros y las autoridades iraníes”, declaró públicamente.

Con los conocimientos que tenemos ahora de que Carter estaba al tanto de las intenciones de los iraníes, estas declaraciones cobran otro sentido.

máquina de encriptado de la empresa Crypto AG

La CIA y la BND realizaron escuchas: una máquina de encriptado de la empresa Crypto AG, con sede en Zug.

(wikimedia/GFDL)

Argentina: dictadura militar

También la junta militar que gobernó Argentina entre 1976 y 1983 es cliente de Crypto AG. Con la ayuda de los dispositivos de encriptado, los servicios secretos alemanes (BND) y la CIA saben de primera mano cómo procede la junta militar con los opositores al régimen – cómo secuestra, tortura y asesina a un sinfín de personas.

“Los documentos de la CIA probablemente van más allá de todo lo que conocemos – cuando se trata de saber cuántos gobierno occidentales estaban al tanto de estas atrocidades”, afirma Richard Aldrich. Sorprende, dice, que no hubiera más oposición por parte de los europeos y estadounidenses contra lo que ocurría en Argentina.

Durante la dictadura, cada semana los presos eran subidos a aviones desde donde se los arrojaba vivos al mar. El régimen  militar se cobró más de 30 000 víctimas durante los casi ocho años que estuvo en el poder.

Panamá: octubre de 1989 

En las calles del país centroamericano reina el caos. Los militares protagonizan una intentona golpista contra Manuel Noriega, conocido por cooperar en el blanqueo de dinero y con el narcotráfico. Noriega consigue abortar el golpe de Estado, pero Estados Unidos invade Panamá: fue la mayor operación aérea desde la Segunda Guerra Mundial.

Soldados y muertos en las calles de Panamá

A finales de diciembre de 1989 las tropas estadounidenses invaden Panamá. Manuel Noriega fue detenido luego en la embajada del Vaticano.

(Ap1989)

Unos 20 000 soldados estadounidenses participan en la invasión, y al cabo de cuatro días, terminan prácticamente con todos los enfrentamientos. Noruega se refugia en la nunciatura de Panamá. Diez días después se entrega a las tropas estadounidenses y es trasladado a Miami, donde es condenado por narcotráfico a 40 años de prisión. Una pena conmutada luego por 30 años de prisión.

En los documentos de la CIA consta lo siguiente: “Cuando Estados Unidos invadió Panamá en 1989 para detener a Manuel Noriega, tuvo el primer indicio de que este se encontraba en la embajada del Vaticano gracias a la comunicación compatible con “Minerva” del Vaticano”. En otras palabras: El Vaticano se comunicaba con su embajada en Panamá con un aparato de codificación – y la CIA estaba escuchando.

La trama de espionaje de la CIA y el BND

Según una investigación periodística, en la que han participado las televisiones públicas suiza SRF y alemana ZDF, así como The Washington Post, Crypto AG colaboró con la CIA hasta 2018.

Siempre se sospechó que detrás de la empresa de Zug estaban los servicios secretos. Ahora los documentos de la CIA y de la agencia de inteligencia alemana que han salido a la luz confirman que la CIA y el BND escucharon mensajes cifrados con dispositivos de la empresa Crypto AG que habían sido alterados con ese fin.

La CIA y el BND espiaron a más de cien países e interceptaron cientos de miles de mensajes entre gobiernos, autoridades, embajadas y mandos militares.

Dispositivos alterados, pero vendidos como seguros

En 1970 el BND y la CIA adquirieron a partes iguales la empresa Crypto AG – a través de una empresa de Liechtenstein como tapadera. Ya antes de la transacción existía una cooperación, pero con la adquisición de la empresa la CIA y el BND se hicieron con el control absoluto.

Crypto AG era líder en dispositivos de encriptado, máquinas que encriptan mensajes secretos para que no puedan ser leídos.

Durante décadas la empresa instaló dos tipos de encriptado en los aparatos: uno era seguro, el otro no. Solo pocos países recibieron la versión segura, entre ellos Suiza.

El dosier de 280 páginas de los servicios secretos se refiere a la denominada “Operación Rubicón” como “una de las operaciones de inteligencia más exitosas de la posguerra”.

Fin del recuadro


Traducción del alemán: Belén Couceiro

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Contenido externo

Vivir y trabajar en la montaña gracias a Internet

Vivir y trabajar en la montaña gracias a Internet

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes