Navigation

Skiplink navigation

¿Podría Suiza conceder asilo a Puigdemont?

El lunes pasado, Carles Puigdemont dio una rueda de prensa en Bruselas, donde se ha refugiado. AP/Olivier Matthys

Es lo que está intentando el diputado helvético Andreas Glarner. En declaraciones al digital watson.ch, el político de la derecha conservadora asegura que el destituido presidente catalán es víctima de una persecución política.

Este contenido fue publicado el 02 noviembre 2017 - 12:04

Este jueves, la jueza de la Audiencia Nacional en Madrid ha citado a declarar a los miembros del gobierno de Puigdemont sobre los que pesa una acusación de sedición y rebelión por la convocatoria del referéndum ilegal del 1-O y la declaración unilateral de independencia. Dos delitos que pueden conllevar penas de prisión de hasta 30 años.

El destituido presidente catalán, Carles Puigdemont no comparecerá ante la justicia. Su abogado, Paul Bekaert, ha solicitado que pueda declarar desde Bruselas. Pero el escenario más probable, según la prensa, es que la justicia española emita una orden internacional de detención.

¿Asilo en Suiza?

“Si Bélgica se solidariza con España, Suiza podría ser una opción para Puigdemont’, según un artículo que publica hoy watson.ch. El diario digital cita al diputado Andreas Glarner, miembro de la Unión Democrática de Centro (derecha conservadora), que está moviendo hilos para que el destituido presidente catalán obtenga asilo en Suiza: “Puigdemont es un refugiado en toda regla. Es víctima de una persecución política y, por tanto, merece que se le conceda asilo”, declara Glarner a watson.ch.

El diputado de la UDC, un partido conocido por su política restrictiva en materia de asilo e inmigración, no solo se solidariza con las reivindicaciones de Puigdemont –“considero que la independencia es un deseo legítimo”–, sino que expresa su escasa confianza en la “seriedad de la justicia española”.

El miércoles, el informativo de las 19.30 de RTS (televisión pública suiza de lengua francesa) entrevistó a la embajadora de España en Suiza, Aurora Díaz-Rato.

En una conexión dúplex desde Madrid, la diplomática aseguró que Puigdemont “será juzgado como cualquier ciudadano” y dijo que “cuesta entender” que un presidente destituido del gobierno catalán haya intentado reclamar un trato especial. 

Asimismo, la embajadora se refirió al “relato independentista catalán” como “un ejemplo de ‘fake news’ [noticias falseadas]”.

El primero en solicitar asilo para Puigdemont fue Jean Pierre Gallati. Según el representante de la UDC en el Parlamento cantonal de Argovia, es una responsabilidad que debe asumir Ignazio Cassis, el jefe de la diplomacia suiza desde el 1 de noviembre.

“Si Madrid termina enviado a Puigdemont a prisión, se convertiría en un preso político” y en ese caso “yo estaría a favor de que Suiza le concediera asilo”, coincide Yannik Buttet, diputado nacional del Partido Demócrata Cristiano (PDC, centro) y miembro del ‘Grupo de Amistad Parlamentaria Helvético-Catalana’.

Pero quien decide en la materia es la Secretaría de Estado de Migración (SEM), encargada de analizar cada solicitud de asilo. Como Puigdemont no ha solicitado asilo en Bélgica tiene abierta la opción de hacerlo en Suiza, según watson.ch

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo