Otro golpe al voto electrónico

Los miembros del Consejo Nacional (cámara baja) desconfían de la votación electrónica. Keystone / Anthony Anex

Las pruebas para la votación electrónica deben suspenderse, estima la cámara baja del Parlamento suizo. Sus miembros no tienen confianza en esa herramienta después de las fallas de seguridad reveladas a principios de año.

Este contenido fue publicado el 10 diciembre 2019 - 10:21

El desarrollo del voto electrónico podría congelarse por tiempo indefinido. El Consejo Nacional (cámara baja) aceptó el lunes por 100 votos a favor, 75 en contra y 7 abstenciones una iniciativa del exdiputado de la Unión Democrática del Centro (UDC, derecha conservadora) Claudio Zanetti.

El texto pide la suspensión de todos los trabajos sobre el voto electrónico hasta que el Gobierno emita un informe que demuestre que se han resuelto los problemas de seguridad y que esa herramienta responde realmente a una necesidad. Fue apoyado por el grupo de la UDC, por los Verdes, la mayoría de los Verdes Liberales y algunos socialistas.

La confianza se debilitó tras el descubrimiento de importantes fallas de la seguridad en el sistema desarrollado por La Poste (el Correo suizo). El Gobierno reaccionó y abandonó su plan de introducir el voto electrónico como un canal ordinario  de participación electoral, pero quería mantener las pruebas.

La mayoría del Parlamento estima que estas últimas deben suspenderse para poder empezar de nuevo, más tarde, sobre una buena base. “¿Cuál es el propósito del voto electrónico? ¿Es realmente necesario? ¿Podría aumentar realmente la tasa de participación?”, inquiere el diputado Jean-Luc Addor, de la UDC. “Suspender el trabajo evita que se nos imponga gradualmente este sistema inseguro”.

Sin embargo, la mayoría de la Comisión de Instituciones Políticas del Consejo Nacional pidió que se rechazara la iniciativa parlamentaria. “Las pruebas son esenciales para mejorar la seguridad del sistema”, señaló la diputada socialista Valérie Piller Carrard. Continuar con la realización de pruebas no implica necesariamente la introducción del voto electrónico en Suiza”.

¿Una solución para la Quinta Suiza?

A favor o en contra de la congelación del voto electrónico, los parlamentarios de todos los partidos se mostraron muy preocupados por los suizos residentes en el extranjero, que reciben el material electoral demasiado tarde. “Ellos serían los principales beneficiarios del sistema”, subrayó Valérie Piller Carrard. Debemos ayudarles a poder votar más fácilmente”.

Ya hay una solución, recordó Jean-Luc Addor: en junio, el Consejo Nacional aceptó una moción, también de Claudio Zanetti, para reemplazar el voto electrónico por el envío electrónico. Los suizos residentes en el extranjero reciben su material por correo electrónico, lo imprimen, lo rellenan y lo devuelven por correo. “Nadie se quedará afuera”, enfatizó Jean-Luc Addor.

La iniciativa parlamentaria de suspender los trabajos sobre el voto electrónico y la moción para el envío electrónico deben ser sometidas al Consejo de Estados (cámara alta).

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo