Perspectivas suizas en 10 idiomas

Rusia-Cuba, un partido con mucha política y poco fútbol

Moscú, 20 nov (EFE).- La selección rusa juega este lunes un amistoso sin precedentes ante Cuba, partido que demuestra lo profunda que es la marginación en el que se encuentra sumida el fútbol del país eslavo desde el inicio de la guerra en Ucrania.

“La selección debe mostrar a su pueblo que no hay ningún aislamiento y que tiene aliados. Ahí están, en el campo”, señala un artículo del diario “Sport-Express”, el más leído en este país.

Cuba es el último equipo de una larga lista de “cenicientas” -Kenia, Irak, Irán, Camerún, Tayikistán, Catar o Uzbekistán- con las que se ha enfrentado el equipo dirigido por Valeri Karpin desde su exclusión de las competiciones internacionales en febrero de 2022.

Rusia nunca ha jugado contra la selección caribeña. El único precedente es la Unión Soviética, que derrotó 8-0 a los cubanos en los Juegos Olímpicos de Moscú 1980, boicoteados por casi 70 países.

Pero es que casi nadie quiere jugar con Rusia, un país denostado por la FIFA y la UEFA que se plantea competir en la Confederación Asiática de Fútbol.

Un amistoso sin historia, cargado de geopolítica

Cuba, que apenas cuenta en su plantel con jugadores que militan en ligas profesionales, disputó una única Copa Mundial a lo largo de su historia, el de 1938 en Francia y gracias al boicot de los equipos latinoamericanos.

“Políticos son aquellos partidos cuyo resultado y calidad no tienen ninguna importancia. Se puede no marcar contra Tayikistán, no ganarle a Kenia e incluso correr de espaldas ante Cuba, pero el principal objetivo ya se logró. Y el nombre de ese objetivo es simple: un partido internacional”, señala el articulista.

De hecho, la FIFA contabilizará este partido, según informó la federación rusa, aunque el rival se encuentre en el puesto 169 de la clasificación del máximo organismo del fútbol mundial.

Además, el amistoso se disputará en la ciudad de Volgogrado, la antigua Stalingrado, escenario de una de las batallas más sangrientas de la historia y uno de los símbolos de la victoria del Ejército Rojo sobre la Alemania nazi.

“La selección debe demostrar a la FIFA que existimos, que sabemos organizar partidos internacionales, llenamos estadios en diferentes ciudades y, en caso de necesidad, estamos dispuestos incluso hoy mismo a volver a la gran familia del fútbol internacional”, añade.

Sin botas para el partido

Los cubanos pasaron mucho frío el fin de semana al visitar el memorial de Stalingrado, donde posaron en chándal ante la estatua de Madre Patria y recordaron la visita del fallecido Fidel Castro, aunque ese era el menor de sus problemas.

“Surgió el problema de las botas. Nosotros tenemos campos artificiales (…). Cuando llegamos a Rusia, entendimos que necesitábamos otro calzado para jugar el partido”, comentó Miguel Ángel Díaz, jefe técnico de las selecciones nacionales de la comisión cubana de fútbol.

Por ello, los cubanos tuvieron que comprar en Volgogrado botas con tacos para césped natural, situación que despertó toda clase de comentarios en la prensa local, que no daba crédito.

Los cubanos se lo tomaron con buen humor y tampoco se enfadaron cuando Karpin los puso al mismo nivel que los futbolistas kenianos y afirmó que en sus filas no hay que buscar un Messi, Ronaldo o Modric.

Sin estrellas y con nuevo técnico

Y es que Cuba es una selección sin estrellas. El jugador más destacado es Onel Hernández, que milita actualmente en el Norwich City, aunque no ha sido convocado para este partido.

Criado en Alemania, jugó en varios equipos alemanes antes de convertirse en 2019 en el primer cubano en disputar la liga inglesa, donde también ha jugado cedido en el Middlesbrough y el Birmingham.

Sí debería saltar al campo ante los rusos el delantero Luis Javier Paradela, que juega en el Saprissa costarricense, mientras uno de los puntales del equipo, el defensa Carlos Vázquez, que integró la cantera del Atlético de Madrid, viajó a Rusia, pero no jugará por lesión.

Desde agosto, Cuba tiene un nuevo técnico, Yunielys Castillo, después de que su antecesor, Pablo Sánchez, fuera destituido tras el incidente ocurrido durante la última Copa Oro de la CONCACAF.

Entonces, cuatro futbolistas -Roberney Caballero, Denilson Milanés, Neisser Sandó y Jassael Herrera- abandonaron la concentración de la selección cubana.

“Es un gran honor jugar contra tamaño rival. El resultado no es tan importante”, manifestó Castillo en víspera del partido ante Rusia, que no pierde la esperanza de disputar la fase de clasificación para el Mundial de Alemania.EFE

mos/nam

© EFE 2023. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de los servicios de Efe, sin previo y expreso consentimiento de la Agencia EFE S.A.

Los preferidos del público

Los más discutidos

SWI swissinfo.ch - unidad empresarial de la sociedad suiza de radio y televisión SRG SSR

SWI swissinfo.ch - unidad empresarial de la sociedad suiza de radio y televisión SRG SSR