Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Sectas religiosas nacen como callampas tras la lluvia

En Suiza como en Chile u otra parte del mundo, el ser humano suele buscar apoyo espiritual.

(Keystone)

América Latina sigue siendo hasta hoy eminentemente católica; ello incluye la devoción a la Patrona de cada país y numerosos Santos y sincretismos con creencias prehispánicas que se manifiestan en fiestas religiosas.

No obstante, otras corrientes e incluso sectas se disputan la 'fe' de quienes buscan nuevas tablas de salvación en un mundo de disparidades.

Desde el siglo XIX está presente en Chile también la Iglesia Metodista Pentecostal, cuyos pastores y miembros fueron perseguidos hasta que la Constitución de 1925 garantizó la libertad de culto.

Ellos suelen ser objeto de burla por propagar su fe empleando megáfonos al aire libre y cantando en pequeños grupos por la calle. Todavía se tilda a todos los evangélicos peyorativamente de "canutos", en alusión a uno de sus primeros misioneros, Juan Bautista Canut de Bon.

Inquietudes sin respuesta

A pesar de su "preferencia por los pobres que no pueden esperar" – antes fue la Teología de la liberación -, la Iglesia Católica parece no haber respondido siempre a las inquietudes espirituales de sus feligreses y desafíos en un mundo globalizado y poco seguro.

En Chile ello se refleja en el auge de la Iglesia Pentecostal (hoy un 15% contra 80% de católicos) en zonas rurales-indígenas, urbanas-marginales y en las cárceles y de nuevos movimientos cristianos-fundamentalistas o neopentecostales.

Estos últimos nacen alrededor de líderes carismáticos que se separaron de sus iglesias para autonombrarse pastores. Sus ceremonias parecen mucho más participativas que una misa católica y con gran facilidad logran cautivar a sus 'hermanos', a tal punto incluso de hacerles hablar en lenguas ajenas o caer en trances místicos. Propagan una vida austera, ajena a vicios como el alcohol o las drogas.

Por su proselitismo, a menudo agresivo y de obediencia ciega al pastor, su influencia es menos positiva en zonas indígenas-rurales donde la Iglesia Católica supo respetar e integrar creencias indígenas – so pena de perder a sus feligreses.

¿Religiones o sectas?

Producto de una vida espiritual inconformista con relación a las instituciones religiosas establecidas y a veces también a las del Estado, ganan terreno otras corrientes religiosas: Testigos de Jehová, Mormones, Dianéticos (Cienciología), Hare Krishna o grupos esotéricos igualmente activos en Chile. Estos últimos son autóctonos o criollos.

En Chile deben existir unas 300 sectas o vertientes religiosas, y aunque por falta de registros jurídicos no hay transparencia sobre el uso de los aportes o diezmos de sus integrantes, son pocos los escándalos que han salido a la luz pública.

Entre ellos uno u otro abuso de menores de parte de un pastor autonombrado; una secta tibetana incitando a niñas menores de edad a hacer abandono del hogar y viajar a España; y la Iglesia Universal del Reino de Dios de origen brasilero que abiertamente mezcla lo comercial con lo divino, prometiendo las gratificaciones de Dios en la tierra en vez del más allá, no pocas veces al precio de la entrega de todos los bienes.

Los que sí causan preocupación son las cerca de 80 sectas satánicas que se hacen notorias por profanar tumbas y templos católicos. Causaron conmoción pública cuando en junio de 2004 uno de sus adeptos, creyendo escuchar voces, degolló en la Catedral de Santiago al sacerdote que estaba celebrando misa. Son, de hecho, órdenes secretas que tienen mucho en común con grupos neonazis. No está comprobado si practican sacrificios de animales y hasta de humanos.

El cuadro religioso en Suiza tiene matices

El 90% de los suizos forma parte, por lo menos en el papel, de las dos iglesias nacionales: 47% protestante y 43,3% católico. Estos porcentajes pueden fluctuar según las tendencias y circunstancias.

El 7,4 % se dice ateo y menos del 1% integran iglesias cristianas minoritarias (Freikirchen a cuyos seguidores también se suele llamar "Stündeler"). Si bien las sectas crecen como callampas, no existen estadísticas fidedignas, pero sí se sabe que los Testigos de Jehová están en retroceso y los Dianéticos tienen más éxito entre las estrellas de Hollywood que en Suiza.

Frente a un mundo materialista e individualista y a la vez muy cambiante que ya no ofrece respuestas certeras, resulta demasiado seductor llenar el vacío espiritual o satisfacer la religiosidad inherente a cada ser humano con la tendencia a la moda.

No importa si se trata del culto a los ángeles, creer en platillos voladores, participar de sesiones espiritistas, practicar el vegetarianismo o seguir ciegamente a un gurú espiritual.

Un caso estremecedor de lo último fue la Orden del Templo Solar, una secta 'new age' que se transformó en una orden hermética con subyugación sicológica completa de sus seguidores. Su fundador logró, en octubre del 1994 en Suiza, inducir al suicidio y asesinato colectivos a 52 personas.

Si en algo América Latina y Chile se distinguen de Europa y Suiza es que aquí el auge de las sectas tiene mucho que ver con la desesperanza frente a la pobreza y allá con el materialismo y vacío espiritual que las iglesias tradicionales no supieron suplir.

Si algo los une es que personas con conflictos personales o personalidad inestable están más propensas a caer en las manos de una secta, independientemente de su nivel socio-económico y cultural.

Regula Ochsenbein, Chile.

Contexto

Regula Ochsenbein nació en Lucerna el 15 de marzo de 1949. Cursó sus estudios primario y secundario en Basilea y Berna, donde obtuvo su 'Matura' (bachillerato), en 1968.

En aquel año de efervescencia estudiantil en Europa comenzó la carrera de Sociología y la terminó en 1977 graduándose de licenciada en Historia Moderna y Sociología de los países en desarrollo y derecho público.

Durante sus estudios participó en intercambios estudiantiles (Checoslovaquia); trabajó de voluntaria en un pueblito de Grecia y en un Kibutz de Israel.

Su vida profesional la llevó, tras un curso de preparación, al servicio diplomático, ámbito en el que permaneció desde 1978 hasta 1985. En ese año decidió abandonar la carrera y quedarse en Chile tras haber ocupado funciones en Portugal, Santiago de Chile y Londres.

Actualmente combina en Chile sus actividades de socióloga con las de artesanía en madera.

Fin del recuadro

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes