Navigation

Autoridades de Ginebra restringen la mendicidad

En Ginebra hay unos 200 mendigos romas. Keystone

La introducción de nuevas medidas policiales dificultará a los mendigos, sobre todo a quienes llegaron recientemente de Rumania, extender la mano en las calles de Ginebra.

Este contenido fue publicado el 16 noviembre 2007 - 10:12

El número de vagabundos pidiendo dinero en la ciudad occidental suiza creció en los últimos meses porque se derogó la ley cantonal que prohibía la mendicidad. Pero la situación podría cambiar.

"La idea es hacer que Ginebra sea menos atractiva para los mendigos, la mayoría de los cuales provienen de la comunidad rumana de los romas", declaró el consejero edil Pierre Maudet.

Los mendigos ya no podrán permanecer todo el día en el mismo sitio -a menudo junto a los negocios o grandes bancos de la ciudad-, y se llevarán a cabo más controles de identidad.

La ciudad y el cantón de Ginebra planean introducir restricciones en dos etapas. En las próximas semanas, la policía y el personal de seguridad locales realizarán controles para establecer el número aproximado de mendigos en las calles de Ginebra.

Los lugares que ocupan los vagabundos para dormir serán también desalojados, especialmente debajo de los puentes, donde existe el riesgo de acumulación de basura y aparición de ratas.

"En términos humanos, no podemos permitir que en invierno la gente duerma afuera", señaló Maudet.

Reubicación

Las personas que retiren las autoridades irán a refugios durante hasta diez días. Después de ese lapso tendrán que conseguirse otro sitio o dejar Suiza.

Un grupo especial de agentes de policía y de personal de seguridad será formado el próximo mes para establecer un mayor contacto con la comunidad roma.

La ciudad y el cantón consideraron nuevas medidas después de conocer -a principios de este año-, que la policía seguía imponiendo multas en el acto a los mendigos, pese a la suspensión de esa medida por ley.

La policía quiso reembolsar a quienes fueron multados, pero fue difícil encontrar a casi 800 personas multadas que viven en direcciones desconocidas.

Sin embargo, el cantón y la ciudad creen que el no aplicar multas atrajo a más vagabundos. Especialmente los romas rumanos pueden entrar a Suiza con facilidad porque poseen pasaportes de la Unión Europea y pueden permanecer 90 días sin visa.

Problema

Christian Luscher, parlamentario cantonal por el Partido Liberal, de centro-derecha, apoya la moción de prohibir la mendicidad. En declaración a swissinfo señaló que las medidas demuestran que las autoridades se dieron cuenta del problema.

"Pero nadie puede decirnos si mendigar es todavía permitido en Ginebra", añadió.

Muchos residentes en Ginebra se han quejado de la presencia de mendigos en las calles. Entre sus temores figuran la presencia de cierta forma de organización criminal y de explotación infantil.

Se preguntan asimismo si la gente que mendiga considera esta práctica más lucrativa que un trabajo normal. Varios integrantes de la etnia roma en Suiza manifiestan que el trabajo es la opoción preferida.

Las autoridades señalan que el problema no es tan grave como algunos piensan: hay, según calculan, sólo 150 o 200 vagabundos roma en Ginebra, y se quedan únicamente entre dos y tres meses.

Tampoco existen indicios de que bandas estén involucradas -pese a informes de prensa que dicen lo contrario-, ni mendigos que hayan cometido delitos graves.

El ministro de policía de Ginebra, Laurent Moutinot, declaró que las medidas no serán espectaculres, pero agregó que no está buscando soluciones muy simplificadas.

Moutinot advirtió que una represión total sólo condujo a más delincuencia en otros países, y el querer ayudar a la comunidad roma, a la creación de guetos.

No obstante, Luscher considera que hacen falta medidas más duras. "Si todo va bien, mi propuesta será aprobada a fines de este mes y el gobierno (de Ginebra)tendrá que aplicar esta legislación", declaró a swissinfo.

swissinfo with agencies

Mendicidad

En Suiza no hay una legislación nacional sobre la mendicidad. Los cantones y los municipios se encargan de tratar este problema.

Las prácticas en esta materia varían según el lugar.

En Lausana, es sancionado sólo quien obliga a un menor a mendigar. En Berna, la policía actúa si se trata de mendigos agresivos.

Basilea cierra los ojos ante la mendicidad y la policía advierte o retira a las personas que considera indeseables.

En Zúrich, mendigar es ilegal desde principios de este año y se imponen multas.

End of insertion

Romas

Los roma constituyen uno de los grupos étnicos en Rumania. Con 2.5% de la población total, son la segunda etnia minoritaria más numerosa, después de la de los húngaros.

Ellos son también la minoría más desfavorecida social y económicamente; con altos índices de crimen y analfabetismo.

Las autoridades italianas citan las actividades criminales de los roma rumanos -incluyendo un asesinato reciente-, para justificar la expulsión de los roma de Italia, pese a que Rumania es miembro de la UE.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo