Aumentan los padres de más 50 años

A los niños generalmente no les importa la edad de su padre, siempre y cuando tenga un poco de energía, según un experto. Keystone

El número de hombres mayores de 50 años que se convierten en padres se triplicó en Suiza en las últimas dos décadas. Los expertos observan ventajas y desventajas en esa tendencia.

Este contenido fue publicado el 13 abril 2018 - 11:35
20 Minuten/ts

Mientras que en 1996 nacieron 625 bebés de progenitores mayores de 50 años, en 2016 la cifra aumentó a 1 855, según la Oficina Federal de Estadísticas. Durante el mismo período, la proporción pasó del 0.8% al 2.2% con respecto al total de nacimientos.

Contenido externo

“La planificación familiar cada vez más tardía es la razón principal de este desarrollo”, dijo Felix Häberlin, presidente de la Sociedad Suiza de Medicina Reproductiva, al periódico ‘20 Minutes’ en una entrevista publicada este viernes.

“Las mujeres jóvenes estudian durante más tiempo y muchas de ellas tienen trabajo; no sienten el deseo de tener hijos hasta más tarde. En consecuencia, la edad de los padres también aumenta”.

En 2016, la edad promedio a la que una mujer dio a luz fue de 31.8, frente a 29.5 dos décadas antes. Las estadísticas muestran que las madres mayores (más de 50) son aún excepción, con solo 33 casos en 2016.

Mientras que los óvulos comienzan a deteriorarse a partir de los 40 años, la calidad de los espermatozoides comienza a disminuir después de los 60, según Häberlin. El especialista indicó que el riesgo de problemas mentales, autismo y ciertas enfermedades hereditarias en el niño aumenta ligeramente más allá de esa edad.

Más importante, en su opinión, es la obligación legal de los médicos de considerar y garantizar el bienestar del niño. “Los padres deben poder cuidar al niño hasta que sea un adulto. Convertirse en padre a los 70 años lo haría difícil en muchos casos”, subrayó.

Aún tengo energía

Otro factor que incide en la procreación tardía es el de un segundo matrimonio. Hay hombres que tienen hijos con su nueva esposa, indica el sociólogo familiar François Höpflinger. Considera que el hecho de que los padres sean mayores puede ser positivo para los niños, puesto que les ofrecen estabilidad financiera.

“Además, cuando están jubilados, tienen mucho tiempo para sus hijos”, apuntó.

Agregó que la edad del padre generalmente no hace mucha diferencia para los niños, siempre y cuando los progenitores todavía tengan suficiente energía.

Sin embargo, Höpflinger anotó que los niños con padres mayores probablemente serán confrontados a una edad más temprana con problemas de cuidado y defunción de sus progenitores. “Eso ciertamente puede ser una carga para una persona joven”, dijo.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo