Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Estilo Carrera de meseros en Ginebra

Por


En las pulcras calles de la ciudad de Ginebra este fin de semana se llevó a cabo la singular carrera de meseros.

En las pulcras calles de la ciudad de Ginebra este fin de semana se llevó a cabo la singular carrera de meseros.

(Keystone)

No es para cualquiera esta competencia de meseros en plenas Fiestas de Ginebra este verano. Solo los más avisados pueden alcanzar la meta. El sábado pasado unos ochenta participantes llevando en mano una bandeja con dos vasos y dos botellas recorrieron una distancia de 1.8 km. en las calles de la Ginebra internacional.

El festivalEnlace externo se realiza hasta el 13 de agosto y muestra la gastronomía de diversos puntos del mundo, además de otros entretenimientos.

Se dice que Ginebra es la más internacional de las ciudades helvéticas, y esto por ser sede europea de la ONU, pero la ciudad tiene una historia que a muchos turistas interesa.

Ginebra fue una ciudad amurallada con tres puertas que cada noche quedaban cerradas. “Hombres, animales y mercancías que por ellas cruzaban eran objeto de control. Y los mendigos y ‘bocas inútiles’ eran expulsados”, indica un texto del Diccionario Histórico de Suiza sobre la ciudad fortificada.

Entre los siglos XIV y XV se estima en unos 5 mil los habitantes intramuros, en tiempos en que la amenaza militar estaba muy presente en una ciudad próspera por la realización de ferias –cuatro al año- que atraían a mercaderes, banqueros, transportistas y artistas de toda Europa a este centro comercial y cultural de primer orden desde el siglo XIII.

Esa Ginebra antigua o, mejor dicho, lo que queda de ella, se alcanza con solo cruzar las aguas del lago y pasar por debajo del Puente Mont Blanc –justo en la salida del Ródano- con una lancha motorizada, el modo más bello y poco costoso de hacerlo, para dirigirse al Jardín Inglés y subir a pie por la colina que corona la Catedral:

swissinfo.ch/ts

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

×