Ecuador golpeado por el peor seísmo desde 1979

Un fuerte terremoto de una intensidad de 7,8 en la escala de Richter sacude a Ecuador. Al menos 233 personas han perdido la vida y unas 600 han resultado heridas. Las autoridades temen que puedan producirse tsunamis y aconsejan a la población que abandone las regiones costeras y han decretado el estado de excepción. La prensa suiza destaca la magnitud de la catástrofe.

Este contenido fue publicado el 17 abril 2016 - 13:07
swissinfo.ch

De acuerdo con el (USGS), el epicentro del seísmo se situó a 175 km al  noroeste de la capital Quito, frente a la costa y a unos 20 kilómetros de profundidad. 

Los medios ecuatorianos informan de que varias zonas de la capital se quedaron sin electricidad y sin red telefónica. El fuerte terremoto generó pánico y muchos ciudadanos salieron desesperados a las calles. Donde más se sintió el  temblor fue en la ciudad de Esmeralda, en la costa norte del país, pero también se registraron daños en  las provincias costeras donde, según el 'Blick', se produjeron varias réplicas.

La edición digital del 'Neue Zürcher Zeitung' destaca que Ecuador se encuentra situado en el denominado Cinturón de Fuego del Pacífico. Este se extiende sobre 40 000 kilómetros, tiene forma de herradura y reposa sobre varias placas tectónicas que, al estar en permanente fricción, acumulan enormes tensiones y pueden provocar erupciones volcánicas, seísmos y tsunamis. 

El Centro de Alerta de Tsunamis del Pacífico ha advertido de que hay riesgo de que se produzcan maremotos. Las autoridades han pedido a los habitantes de las zonas costeras que las abandonen y se trasladen a zonas de mayor altitud. Según el diario 'Tages-Anzeiger', el gobierno ha enviado a 10 000 soldados a las regiones afectadas de la costa ecuatoriana. Asimismo ha desplegado a 3 500 policías en las ciudades de Manabí, Esmeralda y en las provincias de Guayas y Santa Elena y se han creado cinco refugios para acoger a los damnificados.

El presidente Rafael Correa se encuentra en Roma y ha interrumpido su visita para regresar de inmediato a Ecuador para coordinar las operaciones de rescate. Según el portal de la radio y televisión pública suiza SRF, Correa quiere visitar las zonas en la costa pacífica afectadas y ha declarado que Colombia y México envían equipos de salvamento a Ecuador. 

"No es que necesitemos víveres o cosas por el estilo. En cambio, sí necesitamos apoyo en términos de equipos de rescate y estos están llegando de Colombia y México", según las declaraciones del presidente a Radio Pública que recoge 'Le Temps'.

El presidente ecuatoriano ha expresado su solidaridad y afecto  a las familias de las víctimas y ha lanzado un llamamiento a sus conciudadanos para que mantengan la calma y a la unidad. Asimismo Correa se ha comprometido a destinar "cerca de 600 millones de dólares" del presupuesto a las medidas necesarias para hacer frente a la tragedia. Las réplicas del seísmo se sintieron en el sur de Colombia y en Perú, pero no se han registrado víctimas en estos dos países, según 'Le Temps'.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo