Acoso sexual y estrés entre los aprendices suizos

En Suiza, más de dos tercios de los estudiantes que acaban los tres años que dura el ciclo inferior de secundaria obligatoria optan por una formación profesional. Keystone/ennio Leanza
Este contenido fue publicado el 12 agosto 2019 - 16:00
Keystone-SDA/jdp

Así lo revela un estudio sobre la vida de los aprendices que ha publicado este lunes Jóvenes UNIA. El sindicato ha encuestado a 800 aprendices, de los cuales el 28% están en el primer año de formación y el 61% son mujeres.

Muchos afectados son menores de edad y llevan trabajando poco tiempo. Para muchos, es el primer trabajo. Un tercio de los jóvenes encuestados afirman haber sufrido acoso sexual en el trabajo, otro tercio, en la escuela y algo más de la mitad, en su vida personal. Solo el 30% dicen no haber sufrido nunca acoso sexual.

“El hecho de que tantos jóvenes hayan afrontado semejante experiencia es alarmante y muestra que los aprendices, pero también los empleados, necesitan más protección”, señala Kathrin Ziltener, secretaria nacional de Jóvenes UNIA.

Las formas más comunes de acoso son insinuaciones de índole sexual y comentarios despectivos. Alrededor del 80% de las mujeres encuestadas han sufrido acoso sexual, frente al 46% de los hombres.

Estrés laboral

El estudio revela también altos índices de estrés entre los aprendices. El 70% de los jóvenes encuestados reconocen sentirse estresados y casi la mitad confiesan que a veces se sienten incluso superados por el estrés.

Cerca de dos tercios (63%) tienen que trabajar horas extras de vez en cuando y alrededor de un tercio (31%) han sido sufrido intimidación en el trabajo.

Para hacer frente a esta situación, el sindicato Unia pide una mejor protección legal de los aprendices, especialmente en lo que se refiere a las horas extraordinarias y los turnos nocturnos. Además de cero tolerancia ante el acoso sexual en los lugares de trabajo, el sindicato solicita que se cree un punto de contacto dentro o fuera de la empresa y se sancione a los empleados con una conducta sexual indebida.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo