Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Suiza-Guatemala Erwin Sperisen: ¿Víctima o victimario?

Sperisen

Erwin Sperisen enfrenta hoy por tercera ocasión un juicio en su contra en el cantón de Ginebra. 

(© KEYSTONE / SALVATORE DI NOLFI)

El nuevo capítulo del caso Sperisen se abre este lunes en Ginebra con un nuevo juicio en segunda instancia en contra del ciudadano suizo-guatemalteco, acusado de la muerte de 10 reos cuando era director de policía en Guatemala. Sperisen insiste en su inocencia. Un proceso extraordinario, incluso fuera de los muros de la corte.

En Guatemala, en octubre de 2005, tres reclusos de un grupo en fuga de la cárcel El Infiernito, en Escuintla, fueron asesinados. Y once meses después, el 25 de septiembre de 2006, se realizó el operativo Pavo Real para que las autoridades retomaran, con apoyo de más de 3 000 efectivos policiales y militares, el penitenciario de Pavón, cerca de la capital guatemalteca. Siete reos fueron asesinados durante la operación para terminar con más de diez años de mando de los presos en este lugar. Desde allí extorsionaban, vendían droga, ordenaban matar. 

Estos dos casos están en el centro de las acusaciones contra Sperisen en Suiza.

En ese momento, Sperisen dirigía la Policía Nacional Civil de Guatemala (PNC). En Pavón estaba flanqueado por su jefe, el ministro de Gobernación, Carlos Vielmann; además del director del sistema penitenciario, Alejandro Giammattei; y del subdirector de la PNC, Javier Figueroa.

La operación Pavo Real fue calificada de exitosa, pero después ni la justicia ni las autoridades indagaron quiénes estaban detrás de estos abusos y extorsiones dentro del centro de rehabilitación ni tampoco analizaron la cadena de responsabilidades en el seno de la jerarquía del centro penitenciario para esclarecer cómo se permitieron estas graves irregularidades. Solo se realizó una promo audiovisualEnlace externo del operativo aprobado por el propio presidente, Óscar Berger.

El hecho que detonó la partida a Europa

Cinco meses después de la Operación en Pavón, tres diputados salvadoreños de visita en Guatemala fueron torturados y asesinados. Los señalados como responsables, cuatro elementos de la PNC, fueron encarcelados en una prisión de máxima seguridad y también asesinados.

Sus muertes no son casos aislados, en un país con un promedio de 16 asesinatos al día en esa época (según datos de la organización humanitaria GAM)Enlace externo, pero Guatemala quedó bajo la mirada internacional y Sperisen, que colaboraba entonces en la investigación con El Salvador, también. El director de la PNC presentó días después su renuncia, junto con VielmannEnlace externo. El primero partió después a Suiza. El segundo, a España.

"Comando de ejecuciones extrajudiciales”

En ese contexto, Víctor Soto, jefe de la División de Investigación Criminal en la PNC, señalado como supuesto dirigente de un "comando de ejecuciones extrajudiciales" fue destituido por Vielmann y también el brazo derecho de Sperisen, Javier Figueroa, subdirector en la PNC, mismo que después solicitaría asilo en Austria.

Con ese oscuro panorama, en diciembre de 2006, Guatemala se vio forzada a pedir apoyo para fortalecer su aparato judicial y Naciones UnidasEnlace externo lo respaldó con la creación de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIGEnlace externo), que se conformó formalmente en septiembre de 2007, tras la ratificación del Congreso guatemalteco y con el respaldo financiero de una quincena de países, entre ellos Suiza. Su objetivo: investigar la existencia de esos cuerpos ilegales de seguridad, sus vínculos con funcionarios del Estado y colaborar con el Estado para desarticularlos.

Para cumplir tales funciones, según lo previsto en el acuerdo, se atribuyó a la CICIGEnlace externo la facultad de asesorar al Ministerio Público (MP) y actuar como querellante adhesivo de conformidad con el Código Procesal Penal. Así, inició operaciones en 2008 y el MP dictó en 2009 orden de aprehensión contra varios exfuncionarios, entre ellos, Sperisen, Figueroa y Vielmann. Entre los cargos de los que se les acusaron destacaban las dos ejecuciones extrajudiciales de los prófugos de El Infiernito, en 2005, y de los reos de Pavón, en 2006. Sperisen fue detenido por la policía en Ginebra en 2012.

¿Un suizo al frente de escuadrones de la muerte?

Figueroa, en Austria, y Vielmann, en España, ya quedaron libres de cargos tras sendos procesos. Sperisen, en Suiza, clama todavía inocencia, pero un inmenso archivo de datos, de unas 50 carpetas indica que sí hubo ejecuciones extrajudiciales, y en los dos procesos anteriores, en primera y segunda instancia, el veredicto contra Sperisen fue demoledor, declarándolo primero culpable de las siete muertes en Pavón, y en el segundo proceso, incluso corresponsable de las muertes también de los prófugos de El Infiernito.

El Tribunal Federal, la máxima instancia judicial helvética, anuló con fecha del 29 de junio de 2017 la segunda sentencia a cadena perpetua para Erwin Sperisen, reconocido como responsable de 10 ejecuciones extrajudiciales ocurridas en Guatemala en 2005 y 2006 en el veredicto en segunda instancia del 12 de mayo de 2015, al aceptar parcialmente el recurso de Erwin Sperisen en contra de ese proceso.

En su fallo de más de 100 páginas, el TF estimó que el derecho a ser escuchado de Erwin Sperisen fue violado y que no pudo ser confrontado a testigos claves.  Pero valida gran parte del argumentario de la corte de apelaciones.

Además, el TF ha rechazado recursos enviados por parte de la defensa de Sperisen que buscaban recusar al procurador ginebrino que ha llevado el caso a tribunales y a la presidenta de la jurisdicción de apelación de Ginebra. 

Al exterior de los tribunales

En el nuevo juicio acuden como testigos dos expertos de la CICIG, pero no el expresidente guatemalteco, Óscar Berger, como hubiera deseado la defensa. Sin embargo, este acudió a Ginebra la semana pasada para darle su respaldo a Sperisen, nada nuevo en el marco de los esfuerzos reiterados desde Guatemala para gritar que Sperisen es inocente. También pequeños grupos de respaldo se han manifestado aquí y en Guatemala para reclamar un proceso justo para el señalado.

TRIAL International, la ONG que contribuyó a que la Procuraduría de Ginebra evaluara el caso, indica en un comunicadoEnlace externo que lamenta que pese a las fundamentadas explicaciones del Tribunal Federal para evaluar los recursos, se continúe una campaña pública para deslegitimar el papel de la justicia ginebrina y suiza. Además, espera que el proceso se desarrolle serenamente, respetando el derecho de todas las partes, y se permita establecer si la responsabilidad penal de Sperisen está comprometida.

¿La sentencia a prisión de por vida se repetirá en este tercer juicio? El veredicto podrá conocerse en unos días y entre tanto sabemos hoy que, sea como fuere, este no será el último capítulo del caso Sperisen en Suiza. Hoy, los otros exfuncionarios guatemaltecos de alto rango implicados en los mismos hechos  que se imputan a Sperisen en Suiza han quedado absueltos.

Sperisen, luego de permanecer durante 5 años en detención preventiva, el pasado 25 de septiembre salió de prisión para permanecer bajo arresto domiciliario y con derecho a salir de casa en horarios determinados, a la espera de este tercer juicio en su contra. 

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes