Navigation

Un vuelo a ciegas, critica la prensa

Las reacciones de la prensa suiza ante la reducción de Swiss. swissinfo.ch

Para los diarios helvéticos las drásticas medidas anunciadas por la aerolínea Swiss son indispensables, pero no aseguran que éstas sean suficientes para mantener el vuelo.

Este contenido fue publicado el 25 junio 2003 - 09:32

Los responsables de Swiss son duramente criticados.

Se trata de una dura batalla para su supervivencia, escribe el Neue Zürcher Zeitung: “Amenazado por potentes competidores, perjudicado por un estúpido régimen de vuelo y imposibilitado por un rebelde sindicato de pilotos”.

El diario de Zúrich advierte que “los directivos de Swiss no pueden permitirse ningún error” en el funcionamiento del nuevo plan para la debilitada aerolínea nacional, surgida de los escombros de Swissair.

El rotativo Tages Anzeiger externa una dura crítica, al indicar que el problema de Swiss fue el deprimente desarrollo económico del sector aéreo y “eso lo tenían que saber André Dosé y sus hombres”.

Ante la pegunta de quién será esta vez el que rescate a Swiss, este diario expone que su dirigente “no parece encontrarse en situación de hacerlo”.

Para el sensacionalista Blick, la línea aérea suiza se encuentra en “un vuelo totalmente desorientado” y recuerda que pese al abundante capital dispuesto para el lanzamiento de Swiss, no se concretó objetivo alguno para la consolidación de la aerolínea.

El diario de Ginebra, Le Temps, hace una comparación. Comenta que en el mundo de los deportes un entrenador poco exitoso ya hubiese sido desde hace mucho cambiado.

El mismo mensaje, con otras palabras, señala el Berner Zeitung, rotativo de la capital helvética: “Los jefes de Swiss fracasaron”.

“Noticia preanunciada de un desastre que comenzó hace tiempo”, aparece en la editorial del Corriere del Ticino. Y agrega: “quien se diga traumatizado por la decisión de Swiss vive fuera de la realidad”.

El Basler Zeitung, de Basilea advierte que “las grandes interrogantes ahora se encuentran en cómo se establecerán las medidas planteadas” para que Swiss siga en pie con 3.000 empleados de menos y un tercio de sus aviones en tierra.

La Tribune de Géneve dice a la letra: “¿Buena decisión, pero será suficiente?”.

Y Der Bund, de Berna, aún guarda cierta esperanza al advertir que “Tal vez el jefe del consorcio, Dosé, tiene todavía un as bajo el brazo”, al comentar que pudiera existir una alianza con algún socio fuerte, como por ejemplo Lufthansa, algo que le daría una nueva imagen a Swiss en sus esfuerzos por sobrevivir.

swissinfo

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.